El empleo y las medidas de ajuste marcarán el periodo de sesiones en las Cortes

Este semestre se iniciará con la celebración de un primer pleno los días 7 y 8 de febrero y concluirá en el mes de junio con el tradicional debate sobre el Estado de la Comunidad

0

El empleo y las medidas de ajuste anunciadas por la Junta de Castilla y León marcarán el primer periodo de sesiones de este año en las Cortes de Castilla y León, que se iniciará la próxima semana y se prolongará hasta junio, concluyendo prácticamente con el debate sobre el estado de la Comunidad.

Los tres grupos parlamentarios expresan su preocupación sobre el empleo, sobretodo tras los desgarradores datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que cifra en 201.000 el número de parados en la Comunidad, por lo que en este primer semestre Partido Popular, Partido Socialista y Grupo Mixto anuncian que trabajarán en propuestas para poder cambiar esta tendencia tan negativa.

Asimismo, las medidas anunciadas por la Junta y otras que podrían concretarse en la elaboración de los presupuestos de la Comunidad serán otro de los ‘caballos de batalla’ para este periodo, aunque ya se vislumbran diferencias importantes entre las propuestas de partida de unos y otros.

El portavoz popular, Carlos Fernández Carriedo, explica que las prioridades para su grupo parlamentario será la ley de medidas, la ley de techo de gasto y los presupuestos de 2012, que se remitirán a la Cámara una vez que se conozcan las previsiones macroeconómicas por el Gobierno central.

El primer pleno del periodo, que se celebrará el 7 y 8 de febrero, abordará la ley de medidas, cuya tramitación se ha realizado de manera urgente para que los nuevos tributos entren en vigor el 1 de marzo. Menos prisa corre, según explica Carriedo, la ley de techo de gasto, que puede incluso esperar a la normativa estatal para incorporar aspectos básicos a través de enmiendas.

Finalmente, el Grupo Popular considera muy importante la tramitación de los Presupuestos Generales de la Comunidad, aunque la Junta no los remitirá a las Cortes hasta que no tengan las cifras macroeconómicas del Gobierno.

Por su parte, el viceportavoz socialista Julio López habla de tres ‘patas’ diferenciadas en las prioridades de su grupo para este periodo de sesiones (febrero-junio). La primera de ellas será la ‘lucha’ contra la ley de medidas aprobada por la Junta, para lo que «durante el mes de febrero se trasladará a la sociedad nuestra alternativa para mejorar las propuestas de la Junta mediante otra forma de instrumentar el ajuste».

El empleo será otra de las prioridades claras, según manifiesta el socialista Julio López, quien insiste en que «hay demasiadas noticias negativas sobre el empleo, los datos de la EPA, expedientes de regulación de empleo en industrias agroalimentarias, etc., por lo que la Junta debe poner instrumentos para hacer más atractiva la inversión en la Comunidad».

Finalmente, el viceportavoz del Grupo Socialista afirma que velará por que no haya recortes en los servicios públicos esenciales (sanidad, educación y servicios sociales) y que los ajustes se realicen en otras áreas donde se puede mejorar la eficiencia. La «austeridad no tiene que ser un fin en sí mismo, sino que debe llevar a ser más eficaces en la gestión», concluye López.

Por otro lado, el portavoz del Grupo Mixto, José María González (IU), fija como prioridades la defensa «de las personas», sobre todo aquellas que «han perdido su puesto de trabajo y que no ven cubiertas sus necesidades básicas» en cuanto a la política social, el empleo y la justicia social y ambiental.

El Grupo Mixto «tiene en mente» trabajar en el debate de los presupuestos, al tiempo que intentará presentar medidas fiscales relacionadas tramos autonómicos del IRPF, impuesto de sucesiones o ambientales porque la ley de medidas de la Junta es «mera provisionalidad».

Asimismo, González anuncia un proyecto de ley antes de mes y medio o dos meses para que la «Junta esté obligada a registrar todos los contratos que adjudique, para que exista transparencia y publicidad y no abuse de las adjudicaciones directas».