El Diálogo Social impulsa un gran pacto para el acceso a la vivienda

El Consejo del Diálogo Social acuerda también reforzar los programas ‘Madrugadores’, ‘Tardes en el cole’ y ‘Centros abiertos’, con una aportación de 6,2 millones de euros.

0

El Consejo del Diálogo Social acordó ayer las bases de la futura Ley de Derecho a la Vivienda, una normativa «muy moderna, integradora, con visión social y territorial», según recalcó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, tras la firma en Valladolid de varios acuerdos con los máximos responsables de CCOO, UGT y Cecale, Ángel Hernández, Agustín Prieto y Jesús Terciado, respectivamente. El documento señala que la ley «debe establecer las bases para lograr que las familias castellanas y leonesas no dediquen más de una tercera parte de sus ingresos en el acceso a una vivienda protegida» y resalta también que se exigirá a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes una planificación en materia de vivienda para acceder a las ayudas de la Junta.

Los agentes económicos y sociales también suscribieron con el presidente autonómico la regulación para la conversión en vivienda protegida del stock de viviendas libres pendientes de venta en la Comunidad, para dinamizar el sector inmobiliario, tan afectado por la crisis. Herrera precisó que unas 30.000 viviendas de empresarios y entidades financieras son susceptibles de acogerse a esta medida en la región aunque advirtió, al respecto, que más allá de este acuerdo, el sector se va a seguir encontrando con el «problema cenital» de la economía española, que es la falta de financiación, un aspecto sobre el que el presidente reconoció estar «acongojado», para desear que al final se logre «desenredar la madeja».

Junto a estos, se cerró otro acuerdo sobre los programas ‘Madrugadores’, ‘Tardes en el cole’ y ‘Centros abiertos’, para la conciliación de la vida «escolar, familiar y laboral», dijo Herrera, que este año tendrán una aportación de la Junta de 6,2 millones, con un incremento pactado del dos por ciento anual en los fondos hasta 2012. Por último, se dio luz verde al reglamento de funcionamiento interno del Consejo del Diálogo Social, y se nombró secretario del mismo al viceconsejero de Empleo, Ignacio Ariznavarreta.

Herrera sustanció que la Ley de Derecho a la Vivienda armonizará y pondrá orden en torno a los textos legislativos que existen sobre un sector que ha demostrado en los últimos años su «gran capacidad» para generar empleo. Asimismo, se refirió a la «perspectiva» social del texto dirigido a garantizar el acceso a una vivienda a los colectivos con mayores dificultades; y a la territorial, por su especial incidencia en el medio rural.

El presidente autonómico ensalzó también el acuerdo sobre conciliación y defendió que se trata de una materia «siempre de interés, prioritaria y necesaria».

Por su parte, Hernández, Prieto y Terciado coincidieron en valorar el Diálogo Social y calificaron los acuerdos alcanzados como «muy positiviso».

El dirigente de CCOO subrayó que la salida del stock de vivienda es una medida que, aunque no generará empleo a corto plazo, quitará una «piedra del camino».

Por su parte, Prieto destacó de esta medida que no debe ser óbice para que el Gobierno regional siga haciendo VPO.

Terciado, igualmente, incidió en la medida relacionada con el stock de vivienda y confió en que permita desatascar la actividad más afectada por la crisis financiera.

A la firma en la sede de la Presidencia acudieron varios consejerdos, concretamente Tomás Villanueva, Antonio Silván, César Antón y Juan José Mateos.