La imagen de 'La Borriquilla' pasa ante la catedral./M.GALINDO
Publicidad

En la memoria de ya varias generaciones de segovianos, el inicio de la Semana Santa está asociado con el paso de ‘Jesús entrando en Jerusalén’, que el artista segoviano José María García Moro realizó por encargo del magisterio segoviano en 1964 para la entonces procesión infantil del Domingo de Ramos. Medio siglo después, la ‘borriquilla’ surgida del cincel y del talento del recordado escultor y artista sigue siendo la primera referencia de los Días Santos cuando a mediodía del Domingo de Ramos sale de la Catedral rodeada de las palmas que evocan el episodio evangélico de la entrada triunfal de Cristo en la Ciudad Santa que después le vería morir en la cruz.

Conforme a la tradición, la procesión del Domingo de Ramos que abre el pórtico a la Semana de Pasión se desarrolló en el marco de la liturgia especial de la solemnidad, que comenzó en la vecina iglesia de San Miguel con la bendición de palmas y ramos a cargo del obispo de Segovia César Franco, acompañado por el Cabildo Catedral. Desde allí, y junto a las autoridades locales, el cortejo conformado por representantes de las cofradías, hermandades y feligresías segovianas partió hasta la Catedral, donde en su altar mayor tuvo lugar la misa solemne del Domingo de Ramos, caracterizada por la lectura completa de la Pasión de Cristo a través del relato del Evangelio de San Lucas.

En su homilía, monseñor Franco señaló que la Pasión “no es una historia o pasada sino real y presente”, e invitó a los segovianos a identificarse en los personajes que aparecen, desde “el pueblo que le aclama para después despreciarle, Pedro que promete serle fiel y le niega tres veces, el Cirineo que le lleva la cruz o el centurión que reconoce al Hijo de Dios”.

Recordó que Cristo “sufrió en soledad la angustia de los clavos, la corona de espinas, los insultos y salivazos para descender a lo más miserable de la condición humana para sacar la salvación del mundo, renunciando a la gloria de su condición divina”.  Además, señaló que en este tiempo “contemplar a Cristo es saber que su triunfo está en la gloria de la resurrección, y por eso acercarse a él es reconocer el amor inefable de Dios”; e invitó a los segovianos a vivir una semana Santa “llena de pasión, devoción y agradecimiento al Señor por el amor que nos ha dado”.

Tras la misa, en torno a la una de la tarde comenzó la procesión litúrgica de Las Palmas que realizó su habitual recorrido por las calles mas próximas a la Catedral. Los niños de las cofradías segovianas fueron los verdaderos protagonistas del desfile, que se desarrolló en un impresionante ambiente de público durante todo el trayecto, en el que participó la alcaldesa Clara Luquero y una representación de ediles del Ayuntamiento de Segovia, así como la subdelegada del Gobierno Lirio Martín y otras autoridades.

La gran afluencia de turistas en la jornada festiva aumentó el número de visitantes, que con sus móviles y cámaras recogieron hasta el último detalle de la procesión, que en torno a las dos de la tarde regresó al templo catedralicio para culminar con éxito el primero de los actos litúrgicos de la Semana Santa segoviana.

Programa para hoy

Misa Crismal. A las 11:30 horas en la Capilla del Santísimo de la Catedral la curia diocesana se reune en la celebración litúrgica en la que tradicionalmente al inicio de la Semana Santa se bendicen los Santos Óleos para la dispensación de los sacramentos. La Eucaristía será presidida por el obispo de Segovia César Franco.

 Via Crucis con el Santísimo Cristo de la Salud. A las 20,30 horas. La Cofradía de la Flagelación del Señor y la feligresía de la Parroquia de la Resurrección en el barrio de Nueva Segovia celebran un Via Crucis con la imagen del Santísimo Cristo de la Salud, que recorre las calles del barrio para regresar a la parroquia. El rezo estará acompañado por la banda de Cornetas y Tambores titular de la cofradía.

Exposición del trono del Santo Cristo del Mercado. La Cofradía de la Esclavitud del Santo Cristo de la Cruz exhibe los días 15, 16 y 17 en la Ermita del Cristo la imagen y el trono del Santo Cristo del Mercado, donde se dará a conocer las obras de reparación y trabajos nuevos realizados a este fin.