El candidato del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco. / efe
Publicidad

El presidente del PP de Castilla y León y candidato a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunció que asumen la propuesta de Cs de que los acuerdos de gobernabilidad que firmen en ayuntamientos y diputaciones de la Comunidad incorporen la limitación de los ocho años. En rueda de prensa ayer, Fernández Mañueco anunció que han aceptado las dieciocho propuestas de regeneración política que les planteó Cs para llegar a un acuerdo de gobernabilidad en la región, con lo que ahora quieren seguir negociando y proponer las primeras medidas para los primeros cien días de gobierno.

Fernández Mañueco sostuvo que aceptarán esa limitación de que quien lleve ocho años en un mismo puesto no pueda volver a repetir en el caso de la presidencia de la Junta y los consejeros, con la extensión a los secretarios generales y resto de altos cargos de la Junta.
Y en el caso de lo local, donde el candidato de Cs a la presidencia de la Junta, Francisco Igea, planteó que repitan, desde ya, los que lleven ocho años, Fernández Mañueco sostuvo que aunque se trata de una competencia local de regulación nacional, ambos partidos asumen que esa limitación se incorpore en los acuerdos de gobernabilidad a los que puedan llegar en los lugares en los que haga falta.

Fernández Mañueco insistió en que asumen esa limitación de ocho años, “más allá de posibles referencias personales” sobre a quién puede afectar esa limitación, que no ha querido aclarar si en ayuntamientos y diputaciones se aplicará con carácter retroactivo, esto es que quien lleve ocho años no pueda seguir en el cargo.

Esa limitación afectaría a los posibles pactos para poder gobernar en los ayuntamientos de las capitales de Burgos y Palencia, donde los dos candidatos del PP y alcaldes en funciones, Javier Lacalle y Alfonso Polanco, llevan ese periodo de tiempo; y a las diputaciones provinciales de Salamanca, Valladolid y Burgos, donde ocurre lo mismo.

Unión

Fernández Mañueco criticó la actitud del PSCyL ante este escenario negociador “con más cosas que les unen” que las que les puedan separan de Cs, que a su juicio ha planteado una “postura razonable” y que les permite “acercar posturas” para llegar a un “gobierno renovado y moderado”.

“El PSOE se ha puesto nervioso para dificultar el diálogo” con Cs, sostuvo el candidato del PP a la Presidencia de la Junta, quien reprochó a los socialistas que tras “abrazar la radicalidad, la subida de impuestos” y llenárseles la boca del “sanchismo”, ante la “imposibilidad de hacer borrón y cuenta nueva” ahora quieran “embarrar sin conseguirlo”, con “ruido mediático y falsas noticias”.

Ello en referencia a la denuncia anónima, admitida la semana pasada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Salamanca, sobre supuestas irregularidades en el proceso de primarias del PP de Castilla y León, en el que Fernández Mañueco se impuso al otro candidato y alcalde de León, Antonio Silván. El candidato popular negó que estuviera diciendo que detrás de la denuncia esté el PSOE e insistió que emprenderá acciones legales.