Ecologistas en Acción advierte de los altos niveles de ozono registrados

0

Ecologistas en Acción advirtió ayer del “peligroso aumento” de los niveles de ozono que se están registrando durante estos días en Castilla y León, en coincidencia con la primera ola de calor del verano, el intenso tráfico motorizado de las ciudades y “las emisiones de las centrales térmicas de Anllares, Compostilla, La Robla y Guardo”.

La organización apuntó que los niveles más elevados se registraron el pasado miércoles en Segovia, donde a las 16.00 horas se alcanzó una media horaria de 160 microgramos de ozono por metro cúbico, próxima al umbral que obliga a informar a la población de que tome medidas de “autoprotección”. Este umbral está establecido por la normativa española y europea en 180 microgramos por metro cúbico.

Por otra parte, en la localidad burgalesa de Medina de Pomar se alcanzaron 159 microgramos por metro cúbico a las 18.00 horas, mientras que en León, La Robla, Ponferrada, Palencia, Medina del Campo y Zamora superaron los 140 microgramos por metro cúbico.

Protección

Todas estas zonas junto a las de Burgos, Miranda de Ebro, Sierras de Salamanca y Sur de Ávila, superaron el mismo día el objetivo establecido por la normativa europea y española para proteger la salud, que se establece en 120 microgramos por metro cúbico al día, así como la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que fija 100 microgramos por metro cúbico al día.

A juicio de la organización ecologista, dadas las elevadas temperaturas que se prevé que continúen en buena parte de Castilla y León, la Junta “debería difundir un mensaje de advertencia” a la población, en particular aquellos grupos “más sensibles”, como son niños, ancianos y enfermos respiratorios crónicos, para que “se protejan de los efectos del ozono y se eviten los esfuerzos físicos al aire libre en las horas centrales del día”.