Ecoalimentos Palentinos, primera industria conservera de productos micológicos

Su objetivo es aprovechar los recursos de la zona y crear empleo

0

Palencia es una provincia privilegiada en producción natural de setas por la gran diversidad de sus ecosistemas. El micológico es un recurso que debe aprovecharse y eso lo han aplicado a la perfección en la localidad de Arenillas de San Pelayo, donde hace apenas un par de semanas ha empezado a funcionar la primera planta conservera de hongos: Ecoalimentos Palentinos.

Según José Antonio Barriuso, uno de sus promotores, la empresa nace casi como «una necesidad de la zona», una zona rica en setas que urgía un aprovechamiento «que hasta ahora no existía”. «Es un recurso muy importante que estaba siendo aprovechado por gente externa. Pretendemos que la materia prima se aproveche, se quede en la provincia y genere riqueza aquí», comenta Barriuso.

Hasta ahora, los recolectores vendían sus setas directamente a la hostelería y otras veces ni siquiera podían dar salida a sus productos. Precisamente, ése es uno de los objetivos primordiales de la nueva empresa.

Ubicada en el centro norte de la provincia, pretende ser una salida permanente, frente a la temporalidad a la que se han tenido que enfrentar los recolectores estos últimos años. Todo esto trae además ventajas añadidas, como es la creación de empleo en una de las zonas de la provincia más azotadas por la despoblación.

La sociedad ha sido impulsada por seis personas, aunque en plena campaña espera necesitar más mano de obra. «Si todo va bien, estimamos que en temporada alta podamos contar con diez personas más. Lo cierto es que esta campaña empezamos un poco tarde, pero estas cosas son así», señala Barriuso.

Tras la recolección, llega la transformación y conservación del producto, a través de cuatro procesos fundamentales: ultracongelado, secado, fresco y precocinado. En la planta ubicada en Arenillas de San Pelayo se lleva a cabo la selección manual de todas las setas y una pormenorizada visualización de la materia prima para «evitar impurezas» en el producto. El precocinado se elaborará inicialmente con verduras, en tarros y con una caducidad de entre 6 y 8 meses.

Ecoalimentos Palentinos se esforzará también en promover una labor de educación y sensibilización dirigida a los aficionados a las setas con la idea de que realicen la recolección con respeto al medio ambiente.