Dimite López Benito para eludir que prospere la moción contra Silván

Cs advirtió que la propuesta obtendría su apoyo en caso de que el concejal no renunciara

72
18 01
El exconcejal del equipo del Gobierno del PP del Ayuntamiento de León, José María López Benito. / europa press
Publicidad

El concejal del equipo del Gobierno del PP del Ayuntamiento de León, José María López Benito, dimitió en el día de ayer de su cargo tras el “ultimátum” dado por la portavoz de Ciudadanos, Gema Villarroel, por su investigación en el caso ‘Enredadera’ y como condición a la postura que adoptará la formación naranja sobre la moción de censura contra el alcalde que impulsa el PSOE.

La dimisión se produce tras el Pleno extraordinario convocado por el alcalde, Antonio Silván, para dar explicaciones sobre su conversación telefónica con el empresario José Luis Ulibarrí dentro de la ‘Operación Enredadera’.

López Benito, que ya había renunciado a sus cargos como concejal de Infraestructuras y Deportes por tener que declarar el 11 de septiembre en calidad de investigado por la ‘Operación Enredadera’, anunció su dimisión como concejal “tras hablar con el alcalde y con el presidente del PP, Juan Martínez Majo”, según expresó él mismo.

Una decisión que la ha tomado al pensar en sus compañeros de partido, pero principalmente en los intereses de la ciudad porque está “convencido” que es lo mejor para dar “estabilidad” a la ciudad de León y “garantizar” una “buena gestión” que quiere que se mantenga en manos del PP y no vaya al “tripartido” entre PSOE, Cs y Podemos.

De hecho, López Benito aseguró que es un “hombre del PP” por lo que no sé ira al grupo mixto ni continuará con concejal adscrito y seguirá afiliado a esta formación. Además, cree que hace “lo más oportuno para el PP” y espera que con su salida “no triunfe” la moción de censura.

Según indicó hará efectiva su dimisión en el registro del Ayuntamiento esta misma semana y se va a “centrar” en la declaración que tendrá que dar el 11 de septiembre para que quede “claro” que “no tiene nada que ver” con la ‘Operación Enredadera’ porque, según sus propias palabras: “no he cometido ninguna ilegalidad y no tengo que ver nada con la trama”.