Del Olmo defiende su no rotundo a incrementar el endeudamiento

Tras aprobarse la senda de estabilidad, la consejera acusa al Gobierno central de quedarse con 2.800 millones de las comunidades (142 de Castilla y León) al hurtarlas un mes de IVA

59
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en rueda de prensa.
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en rueda de prensa. / EFE
Publicidad

La consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, defendió el sentido del voto en contra de la Junta a la senda de estabilidad propuesta por el Gobierno de Pedro Sánchez, en la negativa de seguir acudiendo a la vía del endeudamiento y la exigencia de contar con más ingresos por la vía de las entregas a cuenta y mediante la reforma de un modelo de financiación “nefasto” para los intereses de la Comunidad.

Del Olmo, tras participar desde su despacho, vía telemática, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que aprobó finalmente la propuesta para el periodo 2019-2021 de suavizar dos décimas el objetivo del déficit para las CCAA, la misma que puso el Gobierno sobre la mesa en el encuentro de este órgano el pasado día 19 de julio, ha resumido lo ocurrido de forma muy clara: “La propuesta era la misma, no ha variado, y por tanto nuestro sentido de voto tampoco”.

La consejera persiste en la idea de que la propuesta de la ministra María Jesús Montero no da solución a los problemas de Castilla y León en cuanto a la necesidad de contar con más ingresos para atender los servicios básicos, fundamentalmente sanidad y educación, y por ello volvió a insistir en la necesidad de agilizar los trabajos para reformar el actual sistema de financiación que ha calificado de “nefasto” para la Comunidad, ya que el mismo prima la variable de población en detrimento de la dispersión, el envejecimiento, la baja densidad y la superficie.

Así, Del Olmo rechaza suavizar el objetivo del déficit en dos décimas y lo que reclama es mayor número de ingresos, sobre todo a través de la vía de las entregas a cuenta, capítulo en el que ha criticado el intento del Gobierno socialista de hurtar al conjunto de las CCAA un total de 2.800 millones en concepto del IVA recaudado, 140 de ellos a Castilla y León, por no computar la totalidad de los doce meses sino tan sólo once.

Y es que en la última comunicación de las entregas a cuenta realizada por el Gobierno el 31 de julio para elaborar los presupuestos de 2019 la previsión de liquidación para las autonomías se ha visto recortada en un 71 por ciento, aunque también se queja la titular de Economía y Hacienda castellanoleonesa de que frente a un incremento del techo de gasto de 4,4 por ciento el Ejecutivo de Sánchez, los ingresos a cuenta sobre el ejercicio anterior no llegan ni al 1%.

“Lo tengo muy claro, es imprescindible revisar las entregas a cuenta. Si se interpretaran bien las reglas del modelo de financiación nos corresponderían 142 millones más por el IVA. Es una cuestión de equidad y de justicia política”, reprochó Del Olmo, quien recordó el informe que a este respecto remitió recientemente a la ministra para reclamar el pago de esta importante fuente de ingresos ordinarios con los que poder elaborar los presupuestos regionales de 2019.