Cosidó resalta el auxilio humanitario como eje estratégico de la Policía

También tuvo un recuerdo para las nueve personas que fallecieron en la tragedia de Palencia y la treintena de heridos, junto a las personas que perdieron sus viviendas.

0

El director general del Cuerpo Nacional de Policía, Ignacio Cosidó, resaltó ayer la importancia que tiene el auxilio humanitario como eje estratégico de las actuaciones ciudadanas, en el transcurso de la entrega de medallas con distintivo blanco a ocho agentes que intervinieron en la explosión de gas de la calle Gaspar Arroyo de Palencia el 1 de mayo de 2007. «Su actuación fue heroica, siendo de los primeros en llegar al lugar de la catástrofe, donde arriesgaron sus propias vidas tratando de ayudar las víctimas entre los escombros», dijo.

En su opinión, toda la labor de apoyo y ayuda a quienes padecieron la catástrofe y «la cara humana» de la Policía se ha empezado a poner de manifiesto con el inicio en 2013 de la contabilización de este tipo de servicios. «Antes no figuraban en las estadísticas policiales las actuaciones de este tipo que se llevaban a cabo y son ya más de 6.000 las realizados por el Cuerpo», concretó.

En este sentido citó los ejemplos de los agentes del suceso de Gaspar Arroyo o el más reciente de un policía fuera de servicio que arriesgó su vida para salvar la de una mujer que cayó al interior de las vías del Metro en Madrid y fue rescatada sana y salva. «Son ejemplos claros y un estímulo más para que se potencie dentro de la institución policial la línea de cercanía con los ciudadanos a través del auxilio humanitario», dijo.

Cosidó tuvo también un recuerdo para las nueve personas que fallecieron en la tragedia de Palencia y la treintena de heridos, junto a las personas que perdieron sus viviendas luego reconstruidas y valoró el trabajo policial realizado. “Con la condecoraciones se salda una deuda contraída con ocho agentes por parte del Cuerpo y de la propia sociedad”, apuntó.

El acto de condecoración celebrado en el edificio de usos múltiples de la Administraciòn del Estado en Palencia contó además con la presencia del delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano; el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván; el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco; el presidente de la Diputación, José María Hernández; o el director general del Imserso, César Antón, entre otras autoridades.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, significó que aún tiene vivo en el recuerdo «un día triste y trágico» con varios fallecidos y viviendas destruidas y afectadas por la explosión, destacando la «unidad de acción» y la suma de esfuerzos y recursos aportados en el rescate.

Esfuerzos.- El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, consideró que tras la tragedia de la explosión de gas es preciso recordar lo que denominó como el «espíritu de Gaspar Arroyo» y que, en su opinión, debe suponer «la suma de esfuerzos» de todos en los momentos de dificultad. “Debe ser el sentimiento de todas las instituciones, personas e ideologías para sacar en un breve espacio lo mejor para la ciudad y sus vecinos, remando todos en la misma dirección», señaló.