Conclusiones dispares de los grupos sobre las actuaciones de las cajas

Todos los partidos contemplan errores en la supervisión del funcionamiento de las entidades

55
22 01
El presidente de la Comisión de Investigación de las cajas en las Cortes, Manuel Mitadiel. / Europa press
Publicidad

El representante de Ciudadanos en la Comisión de Investigación sobre las cajas en la Comunidad, Manuel Mitadiel, aseguró que al elaborar las conclusiones de su grupo sobre esta comisión sí advirtió indicios de delito en determinadas actuaciones de las entidades de ahorro que, o bien han prescrito o carece de las pruebas necesarias para presentar el informe pertinente a la Fiscalía.

Mitadiel, quien ejerció como presidente de esta Comisión de Investigación en las Cortes, detalló que sí vio materia penal en algunas acciones estudiadas en la Comisión como en determinadas operaciones de compras de edificios, cuestiones que, dado el tiempo transcurrido, ya han prescrito, por lo que actualmente únicamente se podría analizar por parte de la Fiscalía los “400 millones que regaló Banco Ceiss a Unicaja”, algo sobre lo que, como explicó, carece de elementos para ponerlo en conocimiento del fiscal.

El procurador de Ciudadanos presentó las conclusiones de su grupo en torno a esta Comisión en la que, como detalló, se realizó un “intenso trabajo” para analizar la desaparición del patrimonio de todas las cajas de la Comunidad entre 2009 y 2012, lo que supuso un importe neto de unos 4.189 millones, a los que habría que añadir las ayudas del FROB por 525 millones de euros que el Banco de España estima como “no recuperables”.

Para Mitadiel la situación fue consecuencia de una crisis que se gestaba desde años antes que se acompañó de una gestión “irresponsable” y de una falta de acción por parte de las autoridades que “sólo actuaron cuando ya no era posible salvar las entidades”.

Tras este análisis el presidente de la Comisión insistió en que en el desarrollo de la misma ha habido problemas para acceder a la documentación, falta de comparecientes y limitaciones de tiempo, a pesar de lo que se ha podido concluir que se hizo un “uso espurio de la politización” de las entidades de ahorro.

Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión de las Cajas de Ahorro de las Cortes, Óscar Álvarez, reconoció que con las entidades de ahorro “falló todo”, tanto los mecanismos de control como los de supervisión, y culpó tanto a la Junta como al Banco de España o a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) de “no poner freno”.

Esta es la principal conclusión que extrae el Grupo Parlamentario Socialista de esta Comisión, ya que, para Álvarez, con las entidades de ahorro hubo un “virus” llamado “ladrillo” que fue “inoculado” por el expresidente del Gobierno José María Aznar con la “liberalización del suelo”.

En este entorno en el que, como ha recordado, confluyeron aspectos como los tipos de interés bajos y una competencia “salvaje y desmedida” entre cajas y bancos para colocar “más créditos”. En una situación como esta, a juicio del procurador socialista, “falló todo”.

“La Junta miró hacia otro lado, también lo hizo el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores que ni pudieron, ni supieron o no quisieron poner el freno y medidas correctoras”, aseveró.

Para Álvarez con la caída de Lehman Brothers arrancó una cadena de “decisiones fatales” por parte de los directivos de las cajas como, a su juicio, fueron la “refinanciación de préstamos” o la “venta de preferentes”.

PP y Podemos

La portavoz del PP en la Comisión de Investigación sobre las Cajas de Ahorro en las Cortes, Isabel Blanco Llamas, avanzó que las conclusiones de su Grupo en torno a este asunto establecen que la Junta de Castilla y León supo “anticiparse” a la crisis de las entidades de ahorro, no obstante cree que “falló” la supervisión del Banco de España sobre las mismas.

Blanco Llamas aseguró que la labor de esta Comisión de Investigación “ha sido intensa” con 66 comparecientes y representantes de “todos” los agentes implicados. Así, relató que, para el PP, a las cajas de la Comunidad no les pasó “nada diferente” que al resto de entidades de ahorro de España.

“Tuvieron que enfrentarse a una crisis global”, destacó, tras lo que relató que de 46 entidades que existían antes de la crisis únicamente han quedado dos en el conjunto del país.
Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, Pablo Fernández, avanzó que su Grupo prevé buscar fórmulas para trasladar a la Fiscalía sus conclusiones sobre la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorros para que ésta las analice y actúe en el caso de que vea indicios de delito.

Fernández avanzó su intención tras dar por hecho que las conclusiones que finalmente se aprueben por la Comisión serán las que acuerden entre el PP y PSOE, por lo que señaló que los servicios jurídicos de su grupo estudiarán todas las posibilidades existentes para que el documento de Podemos llegue a manos del fiscal.