Clemente sitúa a la región como un modelo de entendimiento para el país

La presidenta de las Cortes afirmó que Castilla y León es una Comunidad Autónoma que “ha sabido crear un espacio común en donde se han integrado diversas identidades plurales”

0

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, reivindicó ayer a la Comunidad Autónoma castellanoleonesa como modelo de entendimiento y de tender puentes a seguir en el resto del país convencida de que esta cultura del diálogo y del acuerdo podrá ser “una buena referencia a nivel nacional” para dar respuesta a la actual situación política que vive el país. Según recordó la presidenta de las Cortes a este respecto, la voluntad expresada en las urnas por la sociedad española el pasado 20 de diciembre reclama en estos momentos “la máxima responsabilidad” en la búsqueda de esos “espacios de encuentro” entre las distintas fuerzas políticas representadas en el Parlamento nacional por lo que apeló a la necesidad de alcanzar un “marco de consenso y de estabilidad política” que garantice la lealtad a la Constitución y al Estado de Derecho.

Clemente aseguró a este respecto que en ese marco democrático “adecuado y fructífero” que encabeza la Constitución tienen cabida tanto la unidad del proyecto común de España como la diversidad de las comunidades que integran el país.

Esta fue la principal reflexión de la presidenta de las Cortes durante su discurso institucional en la conmemoración del 33 aniversario del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, una comunidad autónoma que, según afirmó, ha sabido crear un “espacio común” en el que han podido integrarse identidades plurales para hacer de esa convivencia “una riqueza” que ha traído “progreso y bienestar”, recalcó.

“Hemos aprendido el ejercicio activo de la Democracia en Castilla y León y juntos hemos comprendido el valor fundamental del acuerdo, de la negociación y del pacto”, relató la presidenta de las Cortes, en ese llamamiento al diálogo y al acuerdo y a la “renuncia a posiciones propias que no son aceptables para los demás” tanto en el ámbito económico, social y laboral como en el político del que destacó esa “demostrada” capacidad para “sumar e integrar” diferentes sensibilidades.

En este contexto, la presidenta de las Cortes animó a seguir en esa puesta en valor del compromiso y del diálogo por ser “la mejor credencial” para construir un contexto de confianza y de estabilidad política que, según significó, en Castilla y León se ha conseguido asumir “con inteligencia, comprensión y generosidad”.

En clave regional, Clemente llevó esa reivindicación del acuerdo y del entendimiento al proceso iniciado en esta IX Legislatura para abordar una nueva reforma del Estatuto de Autonomía que permita dar respuesta a las necesidades de los castellanoleoneses y afrontar con garantías los retos de un “tiempo nuevo”, apeló ante los asistentes a la ceremonia.