Clemente apuesta por la formación para lograr rejuvenecer al campo

La consejera de Agricultura asegura que Castilla y León ha demostrado su capacidad para crear empleo ligado a la agroalimentación, con más de 3.700 puestos de trabajo

0

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, apostó ayer por un impulso de la formación para lograr el «rejuvenecimiento» del campo en la región. Éste, según la consejera, «pasa por la formación de las personas que se tienen que incorporar al sector agrario o de la transformación», un objetivo que se intentará alcanzar con la apertura del que será el undécimo Centro de Formación Agraria de Castilla y León que la administración regional ha abierto en Toro (Zamora).

Durante su inauguración, afirmó que Castilla y León ha demostrado durante los últimos años su capacidad para crear empleo ligado a la agroalimentación y recalcó que en la última legislatura los empresarios «han ampliado y modernizado las instalaciones industriales», creando más de 3.700 puestos de trabajo asociados al sector, «que se sitúan en el medio rural y con un altísimo porcentaje de menores de 40 años».

La actividad reglada se iniciará en el curso escolar 2012-2013 mientras que la formación no reglada ya se ha iniciado y durante el 2011 se realizarán una serie de actividades formativas para el empleo, de orientación fundamentalmente vitivinícola y láctea.

«Zamora incorporará uno de los ciclos novedosos, el dedicado a industrias agroalimentarias», afirmó Clemente. A su juicio, es muy importante poder contar con este nuevo ciclo porque la Comunidad tiene más de 3.200 industrias de este tipo, «con un papel muy destacado en España, donde ocupa el tercer lugar en producción, con una facturación de más de 9.000 millones anuales».

La consejera considera que para asegurar el futuro del sector primario es fundamental seguir haciendo una apuesta decidida por la profesionalización y la cualificación del capital humano.

Consciente de esta relevancia, la Junta apuesta de forma decidida y firme por la formación con una inversión media en los últimos años de 9 millones al año en formación, que se ha traducido en un incremento de alumnos en los centros dependientes del Gobierno regional. En la pasada legislatura, se impartió formación reglada agraria y alimentaria a 2.163 alumnos, lo que supuso un aumento del 18 por ciento, y 60.084 personas cursaron formación no reglada, un incremento de un 12 por ciento.

A lo largo de esta legislatura se incorporará, en todos los ciclos reglados de formación agraria, una asignatura de estímulo del espíritu emprendedor para identificar vocaciones emprendedoras y fomentar el autoempleo.

En los próximos cuatro años se incrementará también el número de horas lectivas impartidas a 65.000 alumnos, para ofrecer una mejora cualitativa de la formación ofrecida en colaboración con las Organizaciones Profesionales Agrarias y otras entidades.

Por otro lado, el Centro de Formación Agraria de Toro acoge en sus instalaciones la Escuela de Pastores de Castilla y León, que impartirá formación que permitirá mejorar los conocimientos a las personas directamente relacionadas con el sector ganadero ovino, en el que la Comunidad juega un papel relevante a nivel nacional, tanto en calidad como en cantidad.