Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT siempre han mostrado su apoyo a los trabajadores de Vestas.
Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT siempre han mostrado su apoyo a los trabajadores de Vestas. / europa press
Publicidad

CCOO de Industria de León criticó que Vestas siga adelante con su estrategia, desde hace mucho tiempo, de “dilatar y engañar” a todas las partes. Así lo inicó el sindicato tras el encuentro que mantuvo el lunes en la sede madrileña del Ministerio para la Transición Ecológica, con su titular, Teresa Ribera Madrid.

“No es de recibo que ahora deseen potenciar las otras dos plantas con que cuentan en España, y seguir adelante con el cierre de Villadangos del Páramo. Todo apunta a una clara estrategia de negociación e intento de chantaje al Gobierno de España”, apuntó el secretario provincial CCOO de Industria, Ángel Manuel Santos González.

Un “chantaje mayor”, según Santos González, cuando la Dirección de Vestas, en primer lugar, ha querido reunirse por separado con el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León. De hecho, aseguró que “CCOO no está de acuerdo con esa posición, ya que parece que el frente común de ambos gobiernos los desea dividir, y de hecho ya se ha realizado una posición política de quien tiene la culpa”.

Instrumentos

Por ello, CCOO ha recalcado que no está de acuerdo con lo que ocurrió en esa reunión, ya que “hay que utilizar todos los instrumentos de los que posee el Gobierno, y anclar a una industria de este calado y dimensión, en una población tan castigada como es la de la provincia de León”.

“Dicen que se van, pero están abiertos a una posible venta de la fábrica, con subrogación de la plantilla, cuestión que nos genera muchas dudas. Ahora ya sólo nos creemos los hechos, y estos son los que son”, criticó Santos González. A lo que añadió que “basta ya de buenas palabras, y que se apliquen en actuar en beneficio de la plantilla y la continuidad de la factoría”.

La plantilla de la factoría que Vestas tiene en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo ha mostrado su “total decepción” tras el encuentro que mantuvieron el lunes la ministra Teresa Ribera y la dirección de la multinacional danesa.

Santos González señaló que “lo que allí quedó muy claro es que la empresa trasnacional líder mundial del mercado de aerogeneradores mantiene su intención de deshacerse de la planta leonesa y se plantea una posible venta”. Esto, no por esperado, no ha sentado nada bien en el ánimo de estos trabajadores y trabajadoras.