Castilla y León es la comunidad con menor caída del PIB entre 2008 y 2010

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, valora estos datos y señala que «algo habrá tenido que ver» en este comportamiento «las políticas aplicadas por la Junta».

0

El Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León mermó en términos reales entre 2008 y 2010 un dos por ciento, con lo que fue la autonomía que sufrió en menor medida la recesión general de este bienio, sólo por detrás de las ciudades autónomas de Melilla (-0,6 por ciento) y Ceuta (-1,3 por ciento). En términos absolutos, el PIB regional se situó 55.775,5 millones de euros en 2010, lo que representó el 5,3 por ciento del total nacional, según los datos de Contabilidad Regional de España del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sobre este asunto habló la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, quien destacó el hecho de que Castilla y León haya sido la primera Comunidad en la que menos decreció el PIB durante el periodo de análisis del INE y añadió que «algo habrá tenido que ver en ello las políticas aplicadas por la Junta en este mejor comportamiento que el resto».

De este modo, la economía regional aguantó mejor la crisis que la española, que retrocedió un 3,8 por ciento en estos dos años de recesión. Hasta nueve territorios decrecieron menos que la media española, mientras que el resto de autonomías sufrieron recortes en sus economías más intensos que los de Castilla y León, a destacar la Comunidad Valenciana (-6,4 por ciento), Asturias (-5 por ciento), Murcia (-4,9), y La Rioja y Castilla-La Mancha (-4,8 por ciento en cada caso).

En cuanto al PIB por habitante, alcanzó en Castilla y León en 2010 los 22.374 euros, por debajo de la media de España de 22.819 euros. La Comunidad se situó en renta por habitante por detrás de País Vasco (30.178), Madrid (29.375), Navarra (29.221) y Cataluña (26.697). Por el contrario, Castilla y León superó a Cantabria (22.328 euros), Asturias (21.495), Galicia (20.726), Valencia (20.277), Galicia (20.056), Canarias (19.297), Murcia (19.089), Castilla-La Mancha (18.353 euros), Andalucía (17.443) y por último Extremadura (16.028).

En referencia a la UE-27, el documento publicado ayer señala que la Comunidad tuvo un PIB por habitante medido en términos de paridad de poder adquisitivo inferior a la media comunitaria (100). En concreto, para Castilla y León se situó en el 98,3, por debajo de la media nacional (100,2) y muy alejado de autonomías como el País Vasco (132,5), Madrid (129), Navarra (128), Cataluña (117,3) y La Rioja y Aragón (111,3).

Ejercicio 2009

En relación a 2009, la economía regional fue una de las ocho comunidades autónomas que experimentó una incrementó, concretamente de un 0,9 por ciento, igual que una región tan dinámica como el País Vasco, frente a una ligera caída del 0,1 por ciento de la media nacional.

Por encima de Castilla y León y respecto a 2009, se situaron los crecimientos de Navarra (1,2 por ciento) y la Ciudad Autónoma de Melilla (1,1 por ciento). Por debajo de la cifra regional se encuentra Ceuta (0,7 por ciento), Cataluña (0,3), Galicia y Madrid (con un 0,1 por ciento de leve aumento). El Principado de Asturias se mantiene estable en relación al año anterior de estudio.