Castilla y León, Asturias y Renania Westfalia, juntos para defender el futuro del carbón en Europa

Villanueva cree que 2018 sería “un plazo razonable” para el nuevo reglamento específico y considera necesaria la negociación de un tercer Plan del Carbón hasta ese año

1

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, anunció hoy que Castilla y León, junto con el Principado de Asturias y la región alemana de Renania Westfalia redactarán un documento conjunto donde se recoja la postura de las tres administraciones con el fin de acometer “una acción conjunta” y hacer llegar su voz a la Unión Europea para defender el futuro del sector del carbón.

Así, Villanueva aclaró que el acuerdo con la postura de las tres regiones se dará a conocer al Gobierno de España, no con el objetivo de presionarlo, sino de fijar una postura conjunta. De esta forma se explicó tras la reunión mantenida con empresarios mineros de Coto Minero Cantábrico, el grupo Viloria o la Hullera Vasco-Leonesa, representantes sindicales y el presidente de la RAG, la patronal del sector del carbón en la región de Renania Westfalia.

El consejero explicó que durante esta reunión se fijó la postura de Castilla y León, que entiende que la reestructuración del sector minero en España “está concluida”, por lo que no debe de producirse más reducción de la producción. De esta manera, lo que procede a partir de ahora es “dar estabilidad” al sector como garante del suministro energético de un país que depende de la energía que llega del exterior, y que supone un 80 por ciento.

El vicepresidente económico recordó la “tensión, dudas e incertidumbre” del sector recientemente y que se ha podido solucionar de forma temporal a pesar de que aún no se ha dado luz verde al Real Decreto que dará “estabilidad” y que previsiblemente entrará en vigor el próximo mes de junio.

Actuación conjunta

Por su parte, el presidente de la RAG, Franz-Josef Wodopia, resaltó la importancia de los proyectos tecnológicos relacionados con el medio ambiente de ambos países y de actuar “de forma conjunta” ante la Unión Europea, algo que sólo será posible “si la idiosincrasia de Alemania y España son idénticas”, algo en lo que se ha dado “un gran paso”, reconoció.