Castilla y León, tercera región con más detenidos por incendios forestales

El número de investigados por este delito en 2018 se redujo casi un 44% respecto a 2017

81
Castilla y León se sitúa por detrás con 26, sólo por detrás de Galicia, con 104, y de Andalucía, con 69. / Europa press
Publicidad

Castilla y León fue en 2018 la tercera comunidad con más detenidos o investigados por incendios forestales, con 26, sólo por detrás de Galicia, con 104, y de Andalucía, con 69, según los datos de la memoria de la Fiscalía de Medio Ambiente publicada la semana pasada.

En el conjunto nacional, el número de detenidos e investigados por incendios forestales en 2018 se redujo casi un 44% respecto al año anterior hasta situarse en 312, frente a los 555 en 2017.

De ese total, 31 fueron detenciones, diez de ellas en Galicia, mientras que la cifra de investigados alcanzó los 281, y la Guardia civil participó casi en un 75% del total de esas actuaciones en 2018.

En cuarto lugar se situó Extremadura (23), seguida de Comunidad Valenciana (22); y no se practicaron detenciones ni investigaciones en Madrid, Navarra y Melilla.

Por tipo de actuación, la Fiscalía pública y desglosa los datos referentes a las áreas recreativas, líneas eléctricas y vertederos debido al riesgo potencial que por sus características y usos llevan aparejadas estas instalaciones en lo relativo a incendios forestales.

En las áreas recreativas se ha reducido un 9,3% el riesgo alto de incendio forestal tras disminuir a 469 las de riesgo alto de incendio forestal en 2018 frente a las 517 en la pasada campaña.

Se exige una estricta obediencia en cuanto a las restricciones de hogueras y barbacoas en estos entornos, lo que obliga a incrementar la atención en verano. Por comunidades, el riesgo alto de incendio se incrementó en Andalucía y Galicia, y se mantuvo en Castilla-La Mancha.

En el caso de las líneas eléctricas, aumentaron de forma mínima las de alto riesgo de incendio forestal, con solo una más, tras pasar de 52 a 53 en 2018. En el informe se resalta el buen estado y vigilancia de estas instalaciones principalmente en época estival.

En cuanto a los vertederos, el descenso del riesgo alto de incendio forestal fue del 22,8 respecto a 2017, es decir, de 153 a 118 en 2018. En este caso, por comunidades, se han censado más instalaciones con riesgo alto de incendio forestal en Canarias, Cantabria y Galicia aunque este aumento ha implicado solo una instalación más en cada una de ellas.

Por otro lado, la Fiscalía destaca el caso de los vertederos con alto riesgo en la comunidad valenciana en donde en 2017 se contabilizaron diez y en 2018 ninguno. También se redujeron en Andalucía, Castilla y León, región de Murcia y Aragón.