El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, atiende a los medios.
El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, atiende a los medios. / Efe
Publicidad

Los 18,2 puntos porcentuales que el PP de Castilla y León ha perdido en las elecciones generales respecto a las celebradas en 2016 han provocado que deje de ser la formación autonómica popular que más porcentaje de voto logró y ha bajado al tercer puesto, superados por los resultados en Galicia y La Rioja.

La Comunidad en la que el PP ha conseguido un mayor respaldo en porcentaje de voto ha sido Galicia, con el 27,39 por ciento; seguido de La Rioja, con el 26,53 por ciento; mientras que el PP-CyL ha quedado relegado al tercer puesto con el 26,05 por ciento de los votos en Castilla y León.

En 2016 el PP castellanoleonés fue el que obtuvo un mejor registro al obtener el 44,27 por ciento de los votos emitidos en esta Comunidad, mientras que el PP riojano logró el 42,61 por ciento, 16 puntos más que ahora, y el gallego el 41,53 por ciento, 14,1 puntos más que ahora.

Caso diferente es el de Navarra, donde la coalición formada por UPN y el PP ha conseguido el 29,32 por ciento del voto, pero no puede considerarse como un resultado equiparable a los de otras autonomías donde el PP concurrió en solitario.

Mejoras

En los tres casos —Galicia, La Rioja y Castilla y León— estas formaciones han conseguido mejorar los resultados nacionales del PP (16,70%) en más de diez puntos porcentuales. En escaños, el PP de Castilla y León va a aportar al Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados diez representantes (ocho menos), mientras que el PP gallego enviará a nueve (tres menos) y el riojano a uno solo (uno menos).

De este modo, los diputados castellanoleoneses equivalen a una cuota del 15,1 por ciento de los 66 del PP en el Congreso, los gallegos al 13,6 por ciento y los riojanos al 1,5 por ciento, superados en este último caso por otras circunscripciones más pobladas en las que el PP ha conseguido más representantes, aunque empatada con Cataluña (1) y por encima del País Vasco, donde no ha obtenido representación.