El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones. / europa press
Publicidad

El operativo de incendios forestales en Castilla y León alcanzará este año los 4.544 profesionales, 175 más que el pasado para luchar contra el fuego que, fuera de la campaña de alto riesgo, provocó a día de hoy un total de 846 incendios debido a un invierno más cálido y seco de lo normal.

Entre los medios materiales con los que contará este año la Comunidad destacan recursos como 215 puestos y cámaras de vigilancia, 313 autobombas, 201 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 29 retenes de maquinaria, un dron del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y 31 medios aéreos.

Así lo anunció en la rueda de prensa de presentación del operativo, en León, el consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Como novedad este año se instalarán diez cámaras más en la comarca leonesa del Bierzo que se suman a la decena que ya existen porque es una de las de mayor riesgo.

La Junta cuenta con un operativo permanente, flexible y en el que prima la coordinación con otras administraciones, lo que garantiza el buen funcionamiento de las labores de prevención y extinción de incendios forestales, destacó Quiñones.

En cuanto a los medios personales, esta campaña cuenta con 4.544 profesionales para proteger la Comunidad de los incendios forestales, de los que 2.585 son trabajadores públicos de la Junta de Castilla y León, 519 contratados para las cuadrillas helitransportadas, 1.232 profesionales de las dedicadas a tratamientos selvícolas y 208 de la tripulación de medios aéreos y retenes de maquinaria.

Su distribución territorial tiene en cuenta las condiciones de cada zona de la Comunidad, atendiendo especialmente a la cubierta vegetal, meteorología, orografía, zonas de mayor incidencia, el histórico de incendios producidos y las características de la masa forestal.
Se materializaron mejoras en los medios personales para la campaña de este año con la previsión de mejora de los protocolos de organización y funcionamiento del operativo, y la incorporación de nuevos técnicos y operadores a los centros de mando, con un incremento de 175 efectivos.

Entre los medios materiales destacan 215 puestos y cámaras de vigilancia, 313 autobombas y pick-up, 94 autobombas propias y 94 autobombas conveniadas y 125 pick-up con depósito, 201 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 26 helicópteros, 5 aviones y 29 retenes de maquinaria.

Figuran como novedades de este año la ampliación del tiempo de la aeronave de coordinación hasta cuatro meses y medio, y además todas las Brigadas Helitransportadas (ELIF) estarán a doble turno.

Suñarez-Quiñonez ha destacado que habrá una ELIF autonómica operativa la mayor parte del año.

Este año también habrá dos cuadrillas de tratamientos selvícolas más, ubicadas en León y Zamora, hasta alcanzar las 111 que incrementan el periodo de prestación de las mismas.
Igualmente, se renovará el convenio de los campos de tiro con el Ministerio de Defensa con medios terrestres en Burgos, León (2) y Valladolid y una máquina en León.