Aparecen muertos dos varones en el interior de dos vehículos en las proximidades de Ponferrada

Las primeras investigaciones apuntan a que A.R.H. disparó a su excompañera y a su acompañante en Fuentesnuevas y después se trasladó a Espinoso de Compludo, donde se quitó la vida.

2

Dos hombres, A.R.H. de 54 y J.P.R. de 31 años de edad, fueron hallados muertos esta mañana por arma de fuego en el interior de dos vehículos en puntos distintos en las proximidades del municipio de Ponferrada, concretamente en las localidades de Espinoso de Compludo y Cuatro Vientos, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno de León. Además, también fue encontrada herida de gravedad una mujer, R.M.B.V. de 31 años y de Bembibre, en el turismo junto a una de las víctimas.

Según las primeras investigaciones realizadas por los agentes de la Policía Nacional, A.R.H. había mantenido una relación sentimental en el pasado con la mujer y en la actualidad pesaba contra él una orden de alejamiento. Así, consideran que fue él el que supuestamente habría disparado contra su excompañera y su acompañante en Cuatro Vientos para posteriormente trasladarse al descampado de Espinoso de Compludo y acabar con su vida.

Un dato que ya había sido adelantado esta mañana en Valladolid por el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, que explicó que la víctima de Espinoso de Compludo tenía una orden de alejamiento de la mujer malherida, lo que hacía indicar, dijo, que podía tratarse de un caso de violencia de género.

El primer aviso fue dado a las 9.18 horas de la mañana por un cazador que descubrió el cadáver de un hombre en el interior de un Renault Laguna de color granate aparcado en una zona de descampado en la carretera de acceso a Espinoso de Compludo –a unos 200 metros del cruce con la LE-CV 192/21 que une Ponferrada y San Cristóbal de Valdueza-.

La sala de operaciones del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León dio traslado del incidente a la Guardia Civil de León, la Policía Nacional y Sacyl. Hasta el lugar se desplazó una dotación de la Policía Nacional, que acordonó la zona hasta la llegada alrededor de las 12.40 horas de la forense y la juez de guardia para el levantamiento del cadáver que, según confirmaron desde Subdelegación del Gobierno, corresponde a un hombre de 54 años con iniciales A.R.H. y presentaba una herida por arma de fuego en la cabeza.

La comisión judicial abrió diligencias y la policía científica realizó la primera inspección del turismo donde fue encontrado el cuerpo sin vida de A.R.H , sentado en el asiento del conductor, totalmente reclinado, y el cristal de la ventanilla de atrás roto por el impacto de la bala. En el interior encontraron cocaína y otros objetos como un paquete de tabaco y documentación, que tomaron para su análisis.

Apenas veinte minutos después del primer aviso, una nueva llamada alertaba del fallecimiento de otro hombre también en el interior de un vehículo estacionado frente a una discoteca-karaoke en la conocida carretera del Canal, justo en el cruce con la avenida de Galicia. Allí, agentes del Cuerpo Nacional de Policía hallaron en un Peugeot 206 negro el cadáver de otro varón, J.P.R. de 31 años, que también presentaba un impacto de bala en la cabeza, y a una mujer gravemente herida –también por arma de fuego en la mandíbula- que fue trasladada en helicóptero medicalizado al Hospital del León.

Ambos vehículos fueron trasladados a las dependencias de la Policía Nacional en Ponferrada para completar las investigaciones y esclarecer totalmente estas dos muertes violentas, aunque según esos primeros indicios se trata de un crimen pasional.