271 ayuntamientos reciben 18 millones para generar empleo

Herrera insta a las entidades locales a avanzar en políticas de proximidad en el territorio y a explicar a los ciudadanos que el Gobierno regional trabaja con honestidad para atajar la crisis

La Junta inyectó ayer 18 millones a 271 ayuntamientos de más de 1.000 habitantes de la Comunidad, con el objetivo de que creen en los primeros días de abril 4.000 empleos. La medida, que se enmarca dentro de los objetivos del Gobierno regional para estimular el empleo, se incluye en el IV Plan Regional de Empleo 2007-2010 y supone un incremento de cuatro millones respecto a las ayudas de 2008, según explicó el jefe del Ejecutivo regional, Juan Vicente Herrera, durante la firma del protocolo de colaboración que, dijo, «pone de manifiesto que el Gobierno autonómico trabaja con honestidad para atajar la crisis».

Así, explicó que, por primera vez, la Junta ha decidido que las partidas se concedan a través de subvenciones directas, con el objetivo de dar mayor agilidad a la gestión de programas y dar la posibilidad a las entidades que realicen las contrataciones en el momento que más lo necesiten. El reparto tiene en cuenta la evolución del desempleo en los últimos 15 meses; las actuales tasas de paro, con especial incidencia entre el colectivo de mujeres y jóvenes, junto a la dispersión territorial y la consideración de municipios incluidos en el Plan Especial de Actuación de las Áreas Periféricas.

Asimismo, insistió en que con estas ayudas la Junta ha hecho un esfuerzo importante para avanzar contra el desempleo, en un «momento de profunda preocupación, pero de responsable ocupación», hacia las familias que están viviendo una destrucción de puestos de trabajo que no se había producido en los últimos 15 años. «Os pido que este acto sirva para transmitir a los ciudadanos que estamos trabajando, que queremos dar respuestas ágiles».

En este punto, recogió el guante lanzado por el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Miguel Ángel García Nieto, quien pidió a la Junta medidas «imaginativas» que incidan en los sectores más necesitados. Herrera reconoció que hay que avanzar en convergencia interior, sobre todo en el medio rural; que los recursos deben materializarse de forma más eficaz y no se pueden «malbaratar», algo en lo que pidió la ayuda de los municipios.

En su intervención, insistió en el mensaje de que hay que avanzar desde la cooperación entre administraciones y desde el marco del Diálogo Social hacia «hacia las políticas de proximidad».

Las ayudas, donde la Junta ha priorizado las zonas geográficas en las que los desempleados tienen mayor dificultad de inserción en el mercado laboral, afectan a 271 municipios de las nueve provincias. En el caso de la de Ávila, serán 21 municipios los que se repartan estas ayudad directas por valor de 1,41 millones. Burgos dispondrá de 2,3 millones que se distribuirán entre 27 municipios, mientras que León contará con 2,96 millones para 71 ayuntamientos, la provincia con mayor número de entidades beneficiarias.

En Palencia, los 22 municipios con más de 1.000 habitantes contarán con 1,3 millones; los 30 de Salamanca, con 2,44; los 23 de Segovia, con 1,32, partida que Soria asciende a 1,4 millones para 12 ayuntamientos. Finalmente, en Valladolid recibirán ayudas 44 municipios y en Zamora, 21, entre los que se repartirán 3,21 y 1,61 millones, respectivamente.

FuenteICAL 
Compartir