El Adelantado de Segovia
Segovia, viernes 24-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > La ciudad sin murallas
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

La ciudad sin murallas | por Jesús A Marcos Carcedo
foto En La Ciudad sin murallas abordaré temas de actualidad social, cultural y política, pero desde un punto de vista filosófico o de crítica general. Estará muy presente el análisis de los contenidos de películas y de libros de actualidad y de las situaciones políticas novedosas y el comentario de asuntos relativos a la ciencia, la filosofía y la psicología.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Comentarios: 0
viernes, 3 de noviembre de 2017
El otro proceso (II)

   La corrupción que ha contaminado tanto a los dos partidos y que ha sido usada para atacarse mutuamente ha debilitado, también sin necesidad, las posibilidades de que colaboraran.  Cuando el ojo del huracán de la crisis económica absorbió las noticias de los escandalosos casos de corrupción, tan ofensivos para quienes estaban perdiendo  sus trabajos o veían disminuir sus modestos ingresos, se abrió la vía de acceso de organizaciones asamblearias  y de partidos de inspiración leninista a diversas instancias del poder y de la representación popular,  con su característica benevolencia para con todo lo que pusiera en peligro la estabilidad constitucional de España. Si de lo que se trataba era de agrietar o de derruir el edificio democrático alzado aquí desde 1978, los partidos secesionistas y los renovados  izquierdistas radicales tenían un objetivo en común y su confluencia ha propiciado la llegada a esto en lo que ahora estamos. Los unos querían abiertamente separarse de España y los otros han acudido en su ayuda amparándoles o bien con un discurso muy crítico para con nuestra Constitución y nuestras élites políticas o bien con la radicalización y fragmentación de la democracia.

     Y, para completar el panorama, ni los unos ni los otros han sabido erosionar el valor ideológico del nacionalismo. Durante los casi cuarenta años de vigencia de la Constitución se ha mantenido el tópico de que exaltar el valor nacional de España era cosa de la derecha heredera del franquismo. La izquierda debía manifestarse en ausencia de banderas y dejando colarse las republicanas y las de las “nacionalidades” englobadas en el “Estado” español. La izquierda española se ha dejado llevar con demasiada facilidad por la cómoda ecuación de que lo bueno es sencillamente todo lo que persiguió la dictadura, haciendo caso omiso del etnocentrismo clasista y desintegrador que ha movido siempre a los nacionalistas. La derecha, por su parte, ha recabado para sí sola la exaltación de la españolidad, vinculándola con aspectos casposos y retrógrados de nuestras costumbres y cerrando posibilidades de conciliación de posturas diferentes en la manera de concebir qué sea nuestra nación. Pero, a pesar del reparto de responsabilidades, creo que el principal problema que dificulta la construcción de una imagen compartida de España proviene del paradójico conservadurismo de la izquierda al juzgar al actual nacionalismo europeo: se le ve con las mismas gafas con las que se vio en su momento la emancipación de las colonias y la desmembración de los viejos imperios. Si bien la independencia de los territorios ultramarinos y la emancipación de algunos de los pueblos perjudicados por  los grandes imperios continentales pudieron justificar la simpatía para con los movimientos de liberación nacional de los explotados u oprimidos, no es el caso del actual nacionalismo. Como  ocurría en los años treinta este nacionalismo de ahora es un nacionalismo de ricos, no de pobres. Baviera, la Italia del Norte (ahora, pretendidamente, Padania) o Flandes pretenden estar siendo explotadas o expoliadas de su riqueza cultural, cuando lo cierto es que lo que rechazan es su contribución a la empresa de la redistribución de la riqueza que imponen las legislaciones de sus respectivos estados y que, en lo cultural, son comunidades cuyas costumbres son perfectamente respetadas. Hasta el nacionalismo escocés ha cobrado envergadura sólo cuando el discurso ideológico ha podido acompañarse de la reivindicación del caudal proveniente de los beneficios de las extracciones de petróleo de sus costas. Por supuesto, hay una gran distancia entre las posiciones de la izquierda radical española y las de la socialdemocracia encarnada en el PSOE, pero incluso el PSOE mantiene cierta tendencia a dejarse seducir por el nacionalismo.

   De la reconducción de este proceso de escisión que afecta al conjunto de España y no sólo de lo que ocurra en Cataluña va a depender que se pueda y que se sepa salir del atolladero en el que estamos retenidos.

Comentarios:
Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.500 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |