El Adelantado de Segovia
Segovia, viernes 24-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Con “A� de aprender
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Con “A” de aprender | por Alberto Martín García
foto Con tanta vocación de profesor como de alumno de mis alumnos en la Universidad, comparto con los lectores de El Adelantado de Segovia este blog. Pretendo dar mi visión de diferentes aspectos relacionados con la educación y su situación actual. Soy buen amante del debate y la discusión y, si lo consideras oportuno, tu aportación como lector será bien recibida y hará de Con "A" de Aprender un espacio abierto con el que espero seguir aprendiendo.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Comentarios: 0
lunes, 8 de mayo de 2017
La violencia en el fútbol sí que es fútbol.

El autobús del Real Madrid llega a un estadio rival. Afuera, unas cien personas aficionadas del equipo local esperan al equipo al grito de ‘hijos de puta’, ‘puta Madrid’, dedos corazones alzados o algunas partes íntimas bien agarradas con ambas manos; realzándolas. Entre ese centenar cuento por lo menos ocho menores que no deben superar ninguno los catorce años. De sus bocas salen gestos similares a los de los adultos que los tutelan.

Vayamos a cualquier partido de un fin de semana normal. Por televisión se observa que cuando un jugador del equipo visitante se acerca a la banda a recoger un balón durante un partido con cierta rivalidad entre ambos clubes, es fácil que le lluevan insultos y escupitajos por parte de espectadores que ocupan las zonas bajas.

Elijan ahora, mis queridos lectores, un partido de fútbol infantil cualquiera de los que se disputan en fin de semana. Verán a algunos padres en las gradas o a pie de campo gritando a sus hijos lo que deben hacer, poniendo en duda al entrenador o insultando al árbitro, que en caso de ser mujer recibirá una dosis extra de insultos machistas por su condición. El perfil del maleducado siempre es el mismo: hombre de mediana edad, con una vida ampliamente mejorable y frustrado porque su hijo se está manchando en la tierra de un partido de barrio en vez de estar despuntando en La Masía o en la cantera del Real Madrid… Lo que conlleva que luego en las discusiones de bar no podrá presumir de que ‘mi chico va a jugar en primera’.

Para terminar este cuarteto de casos con un nexo común desplacémonos a las ligas municipales o regionales, esas que llaman ‘fútbol amateur’. Árbitros perseguidos y agredidos, aficiones pegándose, jugadores amenazándose entre ellos, rivalidades establecidas por decreto en las que es obligación que se monte alguna trifulca par demostrar a los visitantes quién manda aquí.

Cualquiera que siga habitualmente un medio de comunicación observará que en las últimas semanas, como una tradición más, nos encontramos cada lunes con vídeos caseros en los que se nos muestra alguna pelea bochornosa en un campo de fútbol. Al día siguiente de publicarse las imágenes también es habitual escuchar a presidentes o aficionados entrevistados por las 'Grissos y las Ana Rosas', encantadas ellas con el morbo de la agenda de sucesos. Unos dicen que hay que acabar con estos incidentes y otros piden perdón añadiendo siempre un ‘pero’ en la frase que anula cualquier intento de disculpa. Los aficionados, esos que se definen como ‘de toda la vida’, van más allá en las tertulias de barra de bar y nos cuentan con toda su experiencia que ‘esto ha existido toda la vida, lo que pasa es que ahora con los móviles todo se sabe’. En esta frase tan definitoria de por sí, e inmovilista a la vez, hay una especie de deseo oculto de que nada cambie porque al final son casos que ellos consideran aislados y hasta le añaden sal al partido.

Pero hay algo más que se repite como un mantra una vez que se analiza cualquier acto violento y que curiosamente pone de acuerdo a público, aficionados, equipos… Y es la creencia de que ‘esos casos violentos que suceden no tienen nada que ver con el fútbol’, como si el fútbol fuera solo la excusa para pelearse o insultarse. Y no, el fútbol no es la excusa nada más, no le quitemos su parte de culpa en esta lacra porque su culpa es muy amplia, y sí, la violencia en el fútbol también es fútbol.

Porque estamos ante el único deporte en el que se normaliza el engaño al árbitro por parte de los jugadores disfrazándolo cómicamente como ‘picaresca’, situación que imitan los niños desde muy pequeños. Porque se ha justificado durante siglos la presencia de los ultras violentos porque ‘sin ellos el estadio estaría en silencio’, riéndoles además las gracietas y los cánticos xenófobos, racistas y de mal gusto. Porque en el fútbol tenemos los únicos puestos laborales, los de jugador, árbitro y entrenador, en los que se da por sentado y normalizado que tienen que aguantar los insultos de los aficionados del equipo contrario y de otros jugadores porque ‘es su trabajo’. Los futbolistas profesionales no pasan de puntillas en este circo, por ejemplo no censurando con el poder que tienen conductas de sus aficiones cuando hay que censurarlas. Viven muy cómodamente y es mejor estar callados. O fingiendo agresiones para que expulsen al contrario, situación que siempre me pregunto si cuando la ven al llegar a casa no se mueren de vergüenza sabiendo que son ejemplo para muchos jóvenes.

Y sobre todo, lo más lamentable, porque es el único deporte en el que yo, si tuviera hijos, jamás los llevaría a verlo en directo, porque lo único que pueden aprender son cosas nada didácticas. Me lo llevaría a ver tenis, rugby, baloncesto, atletismo, balonmano. Es probable que en esas disciplinas aprendiera más y no tuviera que estar tapándole los oídos o explicándole situaciones que no tienen justificación por mucho que se nos llene la boca con que ‘es el deporte rey’.

Como ven hoy he tirado mucho de comillas, de frases que cualquier de ustedes han escuchado. Puede que esté ahí el origen del problema, en pensar que el fútbol debe seguir siendo así porque ‘siempre lo ha sido’. 

Comentarios:
Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.500 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |