El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 11-02-2016 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Paseando comentarios
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Paseando comentarios | por Juan Carlos  Manrique Arribas
foto En este blog pretendo acercar al público mis reflexiones y opiniones acerca de cuestiones ligadas a la actividad física,tanto desde el punto de vista de su organización como desde su puesta en práctica. En especial haré referencia al aspecto didáctico, puesto que una correcta enseñanza ayudará a conseguir mejores deportistas y mejores personas. Por supuesto, sin olvidarme de analizar la actualidad del deporte en Segovia, de sus clubes, deportistas e instutuciones que lo rigen. Y como de un paseo se trata, espero encontrarme a muchos paseantes que se paren un rato a hablar de estos temas conmigo.
¡¡Pincha Aquí!!
Blogs
  BLOGS
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
10/02/2016
Los niños de la casa
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
07/02/2016
Recelos 21
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Cree que debería haber servicio de ambulancia o un médico en los encuentros de Tercera División de fútbol?
Sí.  No.  N.s./n.c.  
  SMS
      Ver más
domingo, 7 de febrero de 2016

Mucho se está comentando estos días en diferentes foros y conversaciones acerca del actual estado del deporte segoviano. La precariedad de éxitos en el deporte de élite, salvo honrosos casos individuales, es más que evidente. En esta situación, los clubes se centran, ante la ausencia de talentos y de ingresos económicos que les hagan crecer, en formar casi en exclusiva a la base. Por su parte, las instituciones públicas se ocupan fundamentalmente de ayudar a estos clubes a través de un sistema de subvenciones que les hace salvar el presupuesto de la temporada, pero que les impide plantearse retos de mayor altura, ante la ausencia de grandes empresas implicadas en publicitarse a través del deporte.

                Aunque los deportistas, gestores, técnicos y muchos aficionados son optimistas por naturaleza, el análisis de la realidad nos hace ser bastante cautos. Este mismo viernes, la Asociación Segoviana de la Prensa Deportiva entrega los premios que reconocen las mejores trayectorias de la anterior temporada a los deportistas y clubes. Todos los homenajeados seguro que se merecen las distinciones, tanto por su esfuerzo, dedicación, empeño y los resultados obtenidos. Si bien, también es este un buen momento para valorar el panorama deportivo segoviano. Cada cual que luego haga sus interpretaciones y juzgue el panorama.

                Quizás, si analizáramos algunos de los problemas con los que se enfrentan todos los anteriores implicados, probablemente el asunto a resolver más importante, además de las ayudas económicas, sea el de poder realizar la actividad en lugares adecuados. Las instalaciones deportivas en Segovia se nos quedan escasas ante la demanda de usuarios. En muchos casos, estos recintos son antiguos, con carencias estructurales y con elevados costes para mantenerlos. Sin duda, se necesitan más inversiones para que los practicantes realicen su especialidad deportiva con más garantías de éxito.

                Comentan los dirigentes políticos que no hay partidas presupuestarias para ello. Pero cuando oímos noticias de malas gestiones públicas como el pago por indemnización de la obra del aparcamiento del Padre Claret a unos propietarios particulares o que se hayan destinado cientos de miles de euros para el campo de golf “La Faisanera” para que escasamente 300 socios disfruten de él pagando sus buenas cantidades como socios, nos hace pensar que a veces se toman decisiones contrarias el interés público. Mientras por un lado se nos va el dinero de todos sin producir mejoras en la calidad de vida del ciudadano, por el otro, se sigue careciendo de lo imprescindible para mejorar el nivel del deporte segoviano.

martes, 26 de enero de 2016

La semana pasada dos compañeros de columna sacaron a la luz dos pasajes de la historia del baloncesto segoviano en los que se recordaba cuáles eran las plantillas del C. P. Imperio en los años 1976 y 1981 y las expectativas que generaban entre los aficionados. Su lectura me hizo rememorar muchos momentos especiales, tanto deportivos como vivenciales. Yo estaba allí, primero viendo los partidos desde la grada y posteriormente jugando en la cancha. Como espectador de los partidos que se jugaban en el pabellón-frontón Enrique Serichol podía adivinar que aquellos jugadores no sólo disfrutaban practicando su deporte preferido, sino que también representaban lo mejor del baloncesto segoviano en ese momento, que no era poco.

      El Imperio fue durante muchas décadas un club querido y respetado tanto dentro como fuera de la provincia. Desde su fundación, vinculada como no podía ser de otro modo en los inicios de la posguerra a los organismos de la Secretaría General del Movimiento, en este caso al Frente de Juventudes (FJ), ya acaparó la atención por la calidad de sus jugadores. De hecho, el 13 de julio de 1943 se proclamó campeón del Torneo “Copa de Primavera” ganando al todopoderoso equipo madrileño América. Los chicos del Imperio, liderados por Jacinto Serrano, dieron la primera alegría de categoría al baloncesto segoviano.

       Muchas generaciones han ido pasando a lo largo de más de los 45 años que el club se mantuvo en activo. Jugadores que se mantenían durante unos años al máximo nivel eran sustituidos por otros más jóvenes que iban cogiendo el relevo. Muchos entrenadores fueron sucediéndose, siempre con la intención de escoger a los más capaces para hacerles mejores competidores y, sobre todo, para que apreciaran las bondades de este deporte. Sus dirigentes, primero vinculados al FJ, posteriormente a la Organización Juvenil Española (OJE) y finalmente de manera voluntaria, pusieron todo de su parte para poner al equipo al nivel de los mejores de España.

     En julio de 1985 todo esto se acabó. Han pasado ya 30 años de la fatal decisión tomada en una asamblea de socios por la que se cedía la plaza a otro club al no poder hacer frente a los altos presupuestos que se demandaban. Sin embargo, muchos de aquellos jugadores que formaron aquellas plantillas todavía se siguen juntando para jugar algún partido, acompañados eso sí de sus hijos. Todos siguen recordando su paso por el club como una experiencia deportiva y de vida. Pero no sólo ellos, sino que muchos ciudadanos reclaman hacer un merecido reconocimiento a todos aquellos que participaron en una institución histórica como el Imperio. Convoco desde aquí a las instituciones, Ayuntamiento, Diputación y Junta; para que organicen algún evento que reconozca a este equipo como parte de la historia de Segovia y de los segovianos. Yo me ofrezco a coordinar esfuerzos, y seguro que muchos más me acompañarán.

lunes, 11 de enero de 2016

     En estos últimos doce años algunos de los columnistas de esta sección hemos escrito algo referente a una de la competiciones que más impacto ha tenido entre la sociedad segoviana. La Liga “Avispa Calixta” nació  para dar salida a todos aquellos jóvenes baloncestistas que no podían practicar su actividad preferida por no haber torneos adaptados a sus expectativas y capacidades. De todos es conocido su carácter didáctico y pedagógico en cuanto a los planteamientos que rigen su puesta en práctica. Tanto los monitores, entrenadores, coordinadores, árbitros y familiares entienden que más allá del resultado en los partidos que se disputan se encuentra la educación deportiva.

     El deporte es una escuela de valores. La aplicación de los principios éticos del juego no se encuentra nunca reñida con el entretenimiento, el disfrute, la ambición por superarse ni por desfallecer ante las adversidades. Esta Liga ofrece tanto a sus participantes como a sus espectadores la oportunidad de apreciar las bondades del deporte en equipo, sobre todo cuando el interés por el resultado es una parte secundaria de la competición.

     Aunque sus comienzos fueron titubeantes y la participación de los colegios y clubes se hacía de manera irregular, actualmente ya está totalmente asentada entre los amantes al baloncesto. Los equipos de categoría Baby, Prebenjamín y Benjamín aumentan de número una temporada tras otra. De hecho, esta expectación ha conllevado que los organizadores adelanten el comienzo de la competición, habitualmente a la vuelta de las vacaciones navideñas. Incluso han organizado un torneo en estas fiestas, Benjavispa, entre los diferentes equipos inscritos de la categoría benjamín más todos aquellos equipos de la Comunidad que están interesados en pasar una jornada divertida en nuestra ciudad.

     El éxito de la actividad ha quedado patente tanto por el número de niños y niñas que competieron como por el número de espectadores que se sumaron en las gradas viendo los muchos partidos disputados. Esta ha sido una más de las ideas que están haciendo posible que un gran cantidad de escolares conozca el baloncesto en primera persona. Precisamente este deporte ha tenido una gran presencia entre los amantes del deporte durante estas fechas vacacionales. Seguro que tendrá su continuidad a lo largo de los próximos meses y ayudará a crear un futuro de calidad y cantidad.

domingo, 27 de diciembre de 2015

     La actividad deportiva quizás sea una de las ocupaciones más gratificantes que el ser humano es capaz de desarrollar. Con ella conseguimos mejorar la salud física, mental y social. Nuestro organismo se activa, nuestra mente se abre a nuevos retos o nos impulsa a relacionarnos con nuestros semejantes. No hay duda, el deporte es algo más que su propia práctica.

     Si los practicantes son los que se benefician de todas estas bondades, quizás éstos no hayan reparado en que siempre hay personas que se dedican a fomentarlo, a mover los hilos necesarios para disponer de las partidas presupuestarias adecuadas, a tener unas instalaciones donde poder realizarlo con las mejores prestaciones, a coordinar a los responsables de mantenerlas a punto, a impulsar el deporte de alto nivel o a facilitar programas de promoción entre los más jóvenes. En fin, una serie de tareas que no se ven pero que se palpan, cuando el resultado luego es valorado positiva o negativamente.

     En este caso, me estoy refiriendo a la enorme labor que una persona dentro del ayuntamiento de Segovia ha prestado a lo largo de varias décadas. Jesús Romano lleva como técnico de deportes, primero en el Patronato Deportivo Municipal y ahora en el Instituto Municipal de Deportes, varias legislaturas y con diferentes concejales responsables de este área. Son ya muchos los convenios firmados con los clubes y asociaciones segovianos, muchas las infraestructuras que se han proyectado y otras tantas que hay que mantener, muchos empleados a los que supervisar su labor, muchos eventos para promocionar el deporte de base o grandes campeonatos que ponen a Segovia en boca de los aficionados españoles.

     Son muchos los ediles con los que ha trabajado, unos con mayor o menor dedicación, unos con mayor o menor éxito, pero sin duda todos han delegado y han puesto toda su confianza en el buen hacer de Jesús. A lo largo de estos años ha sido capaz de dar salida a multitud de proyectos, quizás no al gusto de todos, aunque siempre mirando por hacer las cosas más convenientes para la mayoría.

     Además de esta faceta como técnico de deportes hay que sumar la pasión que siempre ha prestado a su formación inicial, la de periodista. Todavía tengo algún recorte de sus colaboraciones en la revista Nuevo Básket, pionera entre las ediciones de baloncesto. Y por supuesto, su faceta como árbitro de baloncesto, fútbol y juez de atletismo. Siempre dispuesto a colaborar y a no crear conflictos, a conciliar ánimos y a intentar ser ecuánime en las decisiones. Desde este espacio, Jesús, te reconozco tu largo proceso como persona involucrada en la mejora del deporte en Segovia, todavía te quedan muchas cosas por hacer.

 

sábado, 12 de diciembre de 2015

Si comparamos un partido de baloncesto, fútbol, balonmano o un campeonato de atletismo actual con otro realizado hace cuarenta o cincuenta años, notamos unas claras diferencias en cuanto al ritmo de juego, las marcas, las indumentarias o los terrenos de juego. Esto es debido al gran avance realizado, entre otras razones,  al estudio sobre la técnica de entrenamiento, la biomecánica o la ingeniería aplicada a la construcción de instalaciones deportivas y la fabricación de materiales.

                Sin duda, los avances tecnológicos han llegado al deporte para que sus practicantes disfruten más de su realización. Se compran bañadores que hace resbalar más el agua por su cuerpo, maillots para ciclistas que no ofrecen casi resistencia al aire, zapatillas aerodinámicas y más ligeras, camisetas que evitan la deshidratación o trajes de neopreno con los que estar más tiempo en el mar. También se aplica la nanotecnología del carbono en las raquetas, los palos de golf o las bicicletas para hacerlos más ligeros y resistentes. Incluso aplicaciones instaladas en la telefonía móvil que te planifican un entrenamiento individualizado y te miden el rendimiento.

                Pero no sólo la tecnología es utilizada por los deportistas o los entrenadores, sino que de ésta también se benefician los espectadores. Éstos asisten en directo a espectáculos confortablemente en butacas ergonómicas, ven el resultado o acciones de juego repetidas en vídeo-marcadores del tamaño de una pantalla de cine o los ven sentados en sus casas a través de televisión en alta definición o por internet. Incluso los jueces y árbitros se benefician al diseñar instrumentos técnicos que les facilita tomar decisiones, como la “foto-finish” para las llegadas ajustadas en atletismo, “el ojo de halcón” para certificar si la bola entró o el “instant replay” para comprobar si la canasta entró en el tiempo de juego.

                Pues bien, parece que todos estos hallazgos son recibidos con los brazos abiertos por todas las disciplinas deportivas, menos por el fútbol. Sus dirigentes prefieren más los ojos de un quinto árbitro en la línea de gol que tener que consultar el “instant replay” o el “ojo de halcón” para determinar si ha sido gol o si el delantero recibió en fuera de juego. Nuestro “deporte rey” sigue a la cola de la innovación. Sólo la tradición y la costumbre nos hacen seguir el fútbol con interés, a pesar de que ni se actualizan las normas ni mejoran los instrumentos para decidir sobre decisiones problemáticas. Eso sí, obligan y sancionan, si no cumplen, a los equipos aficionados a tener un ordenador y línea de internet a disposición de los árbitros para que realicen las actas de los partidos. Entonces, a veces, ¿a quién beneficia la tecnología en el deporte?

Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2016  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |