El Adelantado de Segovia
Segovia, domingo 26-02-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Paseando comentarios
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Paseando comentarios | por Juan Carlos  Manrique Arribas
foto En este blog pretendo acercar al público mis reflexiones y opiniones acerca de cuestiones ligadas a la actividad física,tanto desde el punto de vista de su organización como desde su puesta en práctica. En especial haré referencia al aspecto didáctico, puesto que una correcta enseñanza ayudará a conseguir mejores deportistas y mejores personas. Por supuesto, sin olvidarme de analizar la actualidad del deporte en Segovia, de sus clubes, deportistas e instutuciones que lo rigen. Y como de un paseo se trata, espero encontrarme a muchos paseantes que se paren un rato a hablar de estos temas conmigo.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/02/2017
El hombre gastrocerebral (I)
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
17/02/2017
Renegociar el Centro Deportivo Carlos Melero
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
16/01/2017
La muerte de nadie
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Considera excesivas las retribuciones que reciben los concejales en el Ayuntamiento de Segovia?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
viernes, 17 de febrero de 2017

Generar salud y ocio fueron las palabras que dijo en febrero de 2014 el anterior alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, unos meses antes de que se abrieran las puertas del que pasaría a denominarse Centro Deportivo Carlos Melero. Unos deseos muy loables que el edil quiso transmitir a los ciudadanos. La necesidad de que el Ayuntamiento dispusiera de una instalación de 4.100 metros cuadrados, de tres plantas, dotado de modernos servicios e instalaciones y con la posibilidad de generar 30 puestos de trabajo son argumentos de peso para apostar por ello.

Sin embargo, el proyecto nació con muchos problemas. Primero, el terreno donde se ubica parece que no tenía la catalogación necesaria para su construcción, fue considerado por el TSJ un proyecto contrario al Plan General de Ordenación Urbana (por edificarlo en un espacio libre de uso público). Y segundo, el Consistorio no disponía de la cantidad suficiente de dinero para afrontar la obra, algo más de cuatro millones de euros, por lo que debía ofertarlo a empresas del sector y que éstas a su vez asumieran la construcción. Un nuevo litigio creado entre las que acudieron al concurso: Expomobil y Segovia Sport.

Soluciones que se dieron. El Ayuntamiento tuvo que modificar el PGOU para cambiar la calificación de la parcela a equipamiento deportivo. Y adjudicar la obra a Segovia Sport y concederle que gestionara los servicios ofrecidos.

Resultados. El Ayuntamiento asume que debe pagar un canon, a modo de subvención, a Segovia Sport de 183.920 euros anuales durante los 40 de explotación que tiene garantizados, cerca de 7 millones al final del proceso. Cerca de 3 millones por encima del precio de coste de la obra. Por otro lado, la empresa fija unos precios que son muy parecidos a los que ésta establece en sus gimnasios que explota en otras localidades, en los que no recibe ese canon sino que, al contrario, debe abonarlo. Sin embargo, no hay ningún tipo de rebaja a los usuarios segovianos, que ya están pagando por el canon anual.

En definitiva, claramente el equipo de gobierno que gestionó este Centro, por las razones que fueran, se equivocó en los acuerdos tomados. Las ganas por sacar adelante este proyecto impidieron buscar las mejores condiciones para los usuarios segovianos. No sé si todavía hay posibilidades de renegociar los compromisos de la gestión. A más de uno le chirría lo que está ocurriendo.

sábado, 4 de febrero de 2017

En Segovia el baloncesto ha sido siempre uno de los deportes más seguidos y practicados. El añorado Imperio Frente de Juventudes consiguió ser campeón en 1943 de la Copa Primavera, la competición española más prestigiosa del momento, derrotando en cuartos de final al Real Madrid y en la final al todopoderoso América de Madrid. Su paso por esa década estuvo marcado por muchos triunfos y creó muchas expectativas entre los aficionados.

                Podemos decir que este fue el mayor logro que este deporte consiguió para la capital y provincia durante mucho tiempo. Aunque durante las décadas siguientes el nivel fue bajando, siempre el equipo pudo mantenerse en una privilegiada segunda división nacional y con expectativas de estar entre los mejores, aunque ya nunca lo alcanzó.

                Sin embargo, otro equipo, y de chicas, lo logró de manera sorpresiva, consiguiendo callar muchas bocas. Un entrenador se atrevió a asegurar que con un puñado de jóvenes jugadoras, la mayoría estudiantes del colegio Jesuitinas, alcanzaría llegar a lo más alto. Félix Gómez Monja, que era aquel entrenador aparentemente tan pretencioso, inició un largo trabajo que pasó inicialmente por convencer a sus pupilas de que todo se podía conseguir con esfuerzo y dedicación. Después, con férrea disciplina, creyendo en lo que hacía y sabiendo administrar las voluntades fueron superando todos los obstáculos deportivos que se les ponían por delante.

                Doy fe de que se entrenaba duro, compartí muchos entrenamientos con ellas. Intensidad, concentración, predisposición, ganas de aprender y, sobre todo, confianza en los que hacían. Estas eran sus señas de identidad. Los equipos las temían, defendían mucho, eran agresivas. Suplían las posibles carencias técnicas y tácticas con pundonor. Además, a la presión en el juego se unía la presión de un público bullicioso en las gradas del diminuto pabellón del colegio.

Ya quedaba menos para la gloria, un partido en San Sebastián y…, conseguido. Recibimiento en el Ayuntamiento en loor de multitudes. Allí estábamos aplaudiéndolas, orgullos del hito conseguido: jugar en primera división. Treinta años ya, son muchos para no haber vuelto a vivir otro acontecimiento baloncestístico del mismo tipo. Bien merecido tiene el homenaje que la Asociación de la Prensa Deportiva Segoviana le hará en su Gala anual del 3 de marzo al equipo de Jesuitinas.

viernes, 20 de enero de 2017

El nuevo estado del bienestar que durante las últimas décadas estamos viviendo ha supuesto grandes avances en la calidad vida de los ciudadanos. El acceso a una alimentación más variada, la posibilidad de realizar cualquier actividad físico-deportiva, recibir una educación universal o la posibilidad de recurrir a una sanidad de calidad son elementos positivos que nos han permitido vivir más años y con mejor calidad.

                Sin embargo, estos beneficios en muchas ocasiones se han convertido en condicionantes negativos. Hay sobrealimentación, se hace ejercicio físico sin bases de conocimientos bien asentadas, se busca la imagen corporal por encima de la salud o se abusa del ocio sedentario en las edades infantiles.

                Desde las primeras edades educadores, entrenadores y técnicos deportivos deben poner las bases para conseguir ciudadanos perfectamente preparados para que, posteriormente, en su edad adulta desarrollen patrones de conducta saludables. Por tanto, no consiste en que estos profesionales promocionen solamente actividad física, sino que éstos tienen que planificar sus enseñanzas y entrenamientos teniendo en cuenta ciertas variables que orienten la práctica hacia la consecución de un estado pleno de salud.

                Si la salud es entendida como un estado global satisfactorio tanto físico como mental, la actividad físico-deportiva debe plantearse siguiendo, entre otros, los siguientes criterios: debe ser apta para todos los participantes, gratificante, debe facilitar el progreso en el aprendizaje, que facilite el éxito, se valorare el progreso personal, se trabaje desde la resolución de problemas para consolidar mejor lo aprendido, se recompense el esfuerzo realizado, se procure trabajar en grupo, se ofrezca conocimiento, se secuencie con criterio los aprendizajes y se evalúe con instrumentos adecuados los resultados de aprendizaje conseguidos.

 

                Quizás sea bastante ambicioso este plan, pero es necesario que el trabajo realizado en los centros educativos y clubes deportivos facilite una vida activa de los estudiantes y jugadores. Mediante la implementación de proyectos de centro como pueden ser los recreos activos o el desplazamiento andando o en bici, así como realizar entrenamientos atendiendo a los criterios ya comentados estaríamos en la línea adecuada de promocionar la salud desde todos los ámbitos.

jueves, 12 de enero de 2017

El final de año viene acompañado ineludiblemente por el ambiente festivo que transmite la Carrera Fin de Año, la “San Silvestre” de toda la vida. Casi 4000 participantes, de todas las edades, recorrieron las calles segovianas animados por otros miles de espectadores que no dejaron de animar y acompañar a los esforzados corredores.

                En una entrevista realizada estos días a la concejala de Deportes, Marian Rueda, ésta repitió en varias ocasiones que esta carrera es de los segovianos y que gracias a ellos, y a su buena disposición, es posible el éxito año tras año. El Ayuntamiento, ante la buena respuesta ciudadana no tiene por menos que poner todos sus recursos humanos y materiales al servicio de los organizadores.

                Me consta que desde la concejalía se está intentado hacer bien las cosas, creando sinergias entre todos los clubes, deportistas y directivos de la ciudad. Se firman acuerdos para que los habitantes de las localidades cercanas a la capital puedan beneficiarse del carnet del IMD. Se hace un uso más racional de las instalaciones deportivas al hacer pagar, aunque sean cantidades pequeñas, a todos los que las usan. Se firman convenios que tratan de salvar la ya de por sí mala economía de los clubes. Se da visibilidad a todos los deportes, incluidos los minoritarios. En fin, un saco de buenos proyectos que, al igual que cuando se hace la carta a los Reyes Magos, a veces se ven incumplidos.

                ¿Qué razones pueden llevar a que no lleguen a buen puerto estos propósitos? Principalmente la escasez de recursos económicos. Con las ajustadas partidas presupuestadas se deben hacer grandes esfuerzos para pagar las numerosas remesas. Gastos básicos y corrientes que no se pueden dejar de producir: personal, mantenimiento de las infraestructuras, subvenciones, etc. Cuando Intervención retiene alguna cantidad los efectos se dejan notar rápidamente: la falta de calefacción en los pabellones o los retrasos en el cobro de las ayudas.

                Además del cumplimiento de estas pretensiones, que me parecen muy respetables, hay otras que necesitan cubrirse, tales como tener un módulo cubierto de atletismo, más pabellones de barrio, cubrir los patios escolares o una piscina cubierta. Para conseguirlo se necesitan más recursos. El resto de entidades públicas vinculadas a Segovia deben luchar también por alcanzar el mayor bienestar de los ciudadanos, pues así lo reclaman y como tal se lo merecen.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

El IMD sigue interesado en dar a conocer las excelencias del deporte desde todos los puntos de vista posible. Desde su Escuela de Formación se convocan regularmente conferencias, charlas y debates sobre temas de interés para directivos, entrenadores, jugadores, estudiantes y árbitros. La última tuvo un alto nivel en cuanto a los conferenciantes participantes, que disertaron sobre la utilización del deporte como herramienta de intervención socioeducativa.

                El deporte es una escuela de vida, pero no por el deporte en sí mismo, sino porque quienes lo dirigen saben darle el sentido formativo que debe transmitir. El otro, el que vemos realizar a los profesionales, aunque se practica con las mismas reglas, a veces se aleja de sus objetivos originales, para pasar a ser un espectáculo cargado de intereses económicos y estratégicos.

                Son los entrenadores, técnicos o monitores los que le dan el sentido real de la actividad. Son ellos los que saben motivar a los jóvenes a seguir practicando, los que les hacen sentir que mejoran, los que les crean sentimiento de grupo y los que les hacen pensar más en la importancia del proceso de aprendizaje que en el resultado. En definitiva, los que además de poseer nociones técnicas y tácticas se preparan para poder aplicar conocimientos de psicología, didáctica, metodología, higiene, salud, anatomía, fisiología, dirección de equipo o sociología.

            ¡Qué difícil es saber entrenar bien! Sin embargo, parece que a veces nos vale cualquiera que tenga buena voluntad y se preste a dedicar su tiempo libre a este menester. No se busca la calidad formativa, sino la disponibilidad, cuando se debe exigir, y más en las etapas de formación, a los más cualificados, a los que tienen la máxima titulación y experiencia. Por supuesto que a la par también se les ha de reconocer económicamente. De estos primeros pasos en el deporte dependerá una vida activa y sana en la edad adulta de los practicantes, muy pocas veces salpicada de éxitos competitivos y económicos.

            El entrenador debe realizar sus cursos de formación inicial, como lo hace cualquier profesional de la enseñanza. Delante de él no sólo tiene que ver niños y jóvenes jugando detrás de una pelota, sino que tiene que comprender que, ante todo, son personas a las que hay que ayudar a mejorar en todas las dimensiones.

Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |