El Adelantado de Segovia
Segovia, viernes 24-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Paseando comentarios
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Paseando comentarios | por Juan Carlos  Manrique Arribas
foto En este blog pretendo acercar al público mis reflexiones y opiniones acerca de cuestiones ligadas a la actividad física,tanto desde el punto de vista de su organización como desde su puesta en práctica. En especial haré referencia al aspecto didáctico, puesto que una correcta enseñanza ayudará a conseguir mejores deportistas y mejores personas. Por supuesto, sin olvidarme de analizar la actualidad del deporte en Segovia, de sus clubes, deportistas e instutuciones que lo rigen. Y como de un paseo se trata, espero encontrarme a muchos paseantes que se paren un rato a hablar de estos temas conmigo.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
jueves, 16 de noviembre de 2017

Por fin, después de casi 7 años podemos alegrarnos los segovianos de poder acceder a una nueva instalación deportiva en la ciudad. Han sido muchas las gestiones políticas, las protestas escolares y familiares y los quebrantos económicos que se han ido superando para que tanto los escolares del colegio El Peñascal y todos aquellos ciudadanos que así lo deseen puedan realizar sus actividades físicas y deportivas preferidas.

¿Por qué hay que tardar 7 años en culminar una obra bien planificada y presupuestada? ¿Por qué en Segovia siempre nos ocurren estas cosas de los retrasos? ¿Se acuerdan de todo el periplo que conllevó la construcción de la piscina “José Carlos Casado”? No sé si somos los segovianos los más desafortunados de los castellanoleoneses, pero el caso es que siempre nos toca lidiar con los imponderables. Unas veces porque no se destinan fondos presupuestarios específicos desde la Administración Autonómica, otras porque el Gobierno Central se olvida de que existe esta pequeña ciudad y en muchas ocasiones porque el Consistorio no puede hacer frente a obras mayores por tener que tapar costurones provocados por las sentencias judiciales.

En fin, ahora no es el momento de lamentarnos, aunque creo que la población, en general, protesta poco por la falta de inversión en instalaciones deportivas que se ha llevado a cabo en los últimos años en la ciudad. Tenemos un nuevo pabellón, sencillo, coqueto, acogedor y práctico. Buen diseño exterior, con buena luz natural y una buena altura para realizar ciertos deportes que la requiera. Su uso, preparado para ocupar el tiempo de 9 de la mañana a las 11 de la noche, abre unas buenas posibilidades para el alumnado del Colegio y para aquellos equipos que necesitaban horas de entrenamiento. Quizás la imposibilidad de acoger el fútbol sala, por falta de dimensiones, va a permitir que el voleibol y el baloncesto se vean beneficiados.

Este espacio deportivo es una buena muestra de que hay que luchar por hacer infraestructuras sencillas, que cubran las necesidades de los vecinos de los barrios para que puedan realizar sin problemas sus actividades físicas preferidas. No se necesitan grandes pabellones, sino zonas habilitadas y de fácil acceso para conseguir que un mayor número de practicantes puedan llevar una vida más activa y sana. Es la mejor forma de invertir en calidad de vida.

jueves, 26 de octubre de 2017

40 años llevamos ya disfrutando de una sociedad democrática que nos ha permitido disfrutar de un estado del bienestar marcado por un cambio en las estructuras políticas, sociales y económicas. Por supuesto, dentro de estos ámbitos debemos incluir el deportivo. En esa Transición con mayúscula, llevada a cabo a través de pactos y consensos, se incluyó otra de menor trascendencia, aparentemente, pero que ha repercutido en la asimilación de nuevos hábitos entre los ciudadanos. La actividad física en general, y el deporte en particular, fueron reactivados gracias a su desvinculación directa de los Órganos políticos dependientes de la Secretaría General del Movimiento.

                De una monopolización por parte de las bases ideológicas nacionalsindicalistas a la hora de organizar el deporte y la educación física se pasó a una apertura a las corrientes más innovadoras. De una juventud que se veía obligada a vincularse al Frente de Juventudes, a la OJE o a la Sección Femenina para poder disfrutar de su actividad física preferida se pasó a otra que podía disfrutar haciendo su deporte en cualquier centro de enseñanza, club o asociación.

De un control social de la mujer para que cumpliera su ideal de comportamiento en el franquismo se pasó a otra sociedad que se liberaba de este corsé. Las jerarquías eclesiásticas dejaron de criticar abiertamente la indumentaria que usaban las chicas cuando realizaban ejercicios físicos en público. Los dirigentes políticos fomentaban la visibilidad femenina mediante el rechazo a leyes que la confinaban en el hogar. Y los gestores y profesionales del deporte buscaban cómo promocionar cualquier especialidad deportiva sin criticar que hubiera algunas que las masculinizaba.

De aquellos instructores e instructoras de Educación Física que hicieron su trabajo en los centros educativos, formados en instituciones dirigidas por secciones del único Partido permitido, se pasó a un profesorado preparado por entidades totalmente vinculadas con el sistema educativo. De un estilo de enseñanza directivo basado en la transmisión de tablas de gimnasia y de un deporte selectivo, sólo realizado por los más aptos, se ha pasado a la utilización de métodos pedagógicos más trasformadores e integradores.

En fin, no vamos a estar satisfechos al cien por cien con los cambios que se han producido en estos años, pero sí que podemos reflexionar acerca de dónde venimos y dónde estamos, para seguir poniendo los cimientos adecuados en el fomento de una actividad física que nos hará ser mejores personas, activos, con mejor autoconcepto y con mayor salud.

jueves, 12 de octubre de 2017

Una nueva temporada, un nuevo curso deportivo. Sin embargo, mi particular presencia en este hueco del periódico no la quiero comenzar escribiendo sobre las expectativas de nuestros equipos más representativos. Me quiero detener en este caso exponiendo y destacando la figura del sexto hombre.

En baloncesto, esta figura corresponde a aquel jugador que no es titular pero que saliendo desde el banquillo ofrece unas prestaciones más significativas que aquellos que suelen estar en el campo más minutos. Tal importancia tenía este jugador, especialmente cuando los equipos establecían unos roles muy marcados entre titulares y suplentes, que la liga más importante del mundo, la NBA, tiene entre sus distinciones anuales la designación del mejor sexto hombre.

                Yo no voy a hablar de grandes figuras mediáticas, sino de un jugador mucho más cercano al deporte segoviano. Quizás para muchos aficionados pasó desapercibido, no era el máximo anotador, ni el que más rebotes cogía, ni tan siquiera el que más asistencias daba. Sin embargo, su presencia en la cancha y en el banquillo era muy apreciada. Todos los entrenadores que estuvieron con él llegaron a valorarle y a quererle. Sus compañeros le consideraban y le respetaban, tanto por la demostración de pundonor y esfuerzo que desarrollaba en los entrenamientos y en los partidos, como la atracción emocional que ejercía en el vestuario y fuera de él para conseguir una mayor cohesión en el grupo.

                Este jugador al que me estoy refiriendo se llama Juanpi. Quienes hemos estado a su lado a lo largo de su trayectoria baloncestística, especialmente en la etapa del C.P. Imperio, no podemos dejar de considerar su dedicación al equipo, nunca dejó de animar a los compañeros tanto si estaba en el banquillo como jugando en la cancha. En ningún momento dejaba que hubiera comentarios negativos hacia el entrenador, trataba de salvar las situaciones difíciles con una sonrisa y optimismo. Incluso tenía detalles que casi nadie se daba cuenta pero que definen su gran talla humana, como prestar sus zapatillas al jugador referencia en ese momento porque a éste se le habían roto en el calentamiento, sin cuestionarse que ya no podría jugar en el partido después de haber recorrido 700 km en autobús.

                He sido jugador y entrenador durante muchos años, pero no he tenido en mis equipos a alguien que más haya hecho por ayudar individual y colectivamente a sus compañeros. Por tanto, son muchos los intangibles que le hacen acreedor a Juanpi de ser nombrado el mejor sexto hombre.

jueves, 25 de mayo de 2017

Son muchos los discursos que se hacen relativos a la promoción de la actividad física saludable entre los adolescentes. Una etapa de la vida muy sensible a los cambios, tanto morfológicos como de personalidad. Todos los profesionales del deporte y de la educación física resaltan las consecuencias positivas que un estilo activo tiene para este grupo de edad.

                Sin embargo, también es una época de la vida donde se tambalean ciertos hábitos adquiridos durante la infancia. Precisamente la inactividad física es uno de los elementos desencadenantes de cambios en las costumbres entre esta población. El grupo de amigos y amigas, el descubrimiento de otras sensaciones y, sobre todo, el uso creciente de los medios tecnológicos de pantalla.

               Esencialmente el ver la televisión, el utilizar las redes sociales y el jugar a videojuegos son acciones que representan la mayor parte del tiempo que pasan los adolescentes sentados en horario extraescolar, más de 2 horas diarias. Este tiempo, sin duda, se está dejando de usar para hacer otras actividades que deberían suponer una prioridad, tales como el estudio y, sobre todo, el deporte y la actividad física.

                En este contexto, donde estas conductas pueden producir importantes consecuencias para la salud, la autoestima y las relaciones sociales, se deben plantear diferentes intervenciones para la promoción del ejercicio físico. Medidas que deben partir de iniciativas políticas en diferentes ámbitos como el educativo, deportivo, recreativo y sanitario, entre otros.

                Ofrezco algunas iniciativas que podrían reducir las conductas sedentarias y promover así ámbitos favorecedores para la actividad física. Por ejemplo: desarrollar en la escuela un modelo de educación física que facilite experiencias positivas y satisfactorias entre el alumnado, crear programas deportivos intraescolares como los recreos activos, jornadas y ligas deportivas interescolares, promocionar el transporte activo de los adolescentes, aprovechar las instalaciones escolares para facilitar su uso en horario no lectivo y, especialmente como obligación de los padres, establecer límites a los hijos en el tiempo dedicado al uso de la televisión, los ordenadores, los videojuegos y las redes sociales.

                En fin, unas medidas que de aplicarse seguro conseguirían una población adolescente sana, ocupada en emplear su tiempo libre en actividades físicas que les harían ser mejor personas y más satisfechas.

jueves, 11 de mayo de 2017

A veces nos cuesta fijarnos en noticias deportivas que no estén vinculadas con el fútbol. Estas reseñas sólo se hacen visibles cuando hacen referencia a éxitos de deportes que habitualmente no aparecen en los medios y que sólo se hacen visibles en grandes eventos como los Juegos Olímpicos. En este caso del que voy a hablar no se trata de una especialidad reglada, sino que se plantea como una actividad física en forma de reto.

Como nos explican en su página web, la Titan Desert es una carrera abierta a todo tipo de amantes de la bicicleta, del deporte y del sacrificio. Es, por encima de todo, la carrera de la superación personal, del reto individual. El reto de conseguir lo que pocos han logrado en el mundo, enfrentarse al desierto, al calor, a la distancia, en las peores condiciones imaginables.

En este contexto, los espinariegos Ismael Martín y Pablo Fernández han repetido victoria en dicha prueba en la categoría Ambassador. El éxito que han conseguido, según indican las crónicas, se ha conseguido superando no sólo las seis etapas por el desierto recorriendo algo más de cien kilómetros cada día, sino que tuvieron que superar el contratiempo de que uno de los miembros del equipo, Isma, tuviera que hacer la prueba con dolencias estomacales. Sin duda, un gran esfuerzo que se vio recompensado por ese primer puesto.

Seguro que será un triunfo que recordarán toda su vida. Pero no sólo por el resultado competitivo, sino más bien por los momentos inolvidables, emocionantes y duros que vivieron. El dolor que pasaron se les volvió placer cuando terminó la prueba. La adrenalina que generaron se convirtió en la euforia necesaria para solventar todos los obstáculos.

Todo lo expuesto dice mucho de los protagonistas de esta columna Sin embargo, me queda la duda de si este tipo de actividad física es saludable y recomendable. El deporte extremo creo que no lo es, entraña más riesgos que beneficios. Sin embargo, cada uno es libre de vivir el deporte desde cualquier ángulo. Pablo e Ismael escogieron el desafío de poner muy a prueba las capacidades de su cuerpo, ahora les toca descansar y recuperarse. Enhorabuena por vuestro logro.

Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |