El Adelantado de Segovia
Segovia, domingo 11-12-2016 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Paseando comentarios
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Paseando comentarios | por Juan Carlos  Manrique Arribas
foto En este blog pretendo acercar al público mis reflexiones y opiniones acerca de cuestiones ligadas a la actividad física,tanto desde el punto de vista de su organización como desde su puesta en práctica. En especial haré referencia al aspecto didáctico, puesto que una correcta enseñanza ayudará a conseguir mejores deportistas y mejores personas. Por supuesto, sin olvidarme de analizar la actualidad del deporte en Segovia, de sus clubes, deportistas e instutuciones que lo rigen. Y como de un paseo se trata, espero encontrarme a muchos paseantes que se paren un rato a hablar de estos temas conmigo.
¡¡Pincha Aquí!!
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
06/12/2016
El control de las emociones en el deporte
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
01/12/2016
Atrasadas sociedades avanzadas
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
08/11/2016
Fiji y el milagro de la convivencia
      Ver más Blogs
  Encuesta
Considera necesario modificar el actual sentido del tráfico en José Zorrilla?
si  no  ns/nc  
martes, 6 de diciembre de 2016

 

Las temporadas deportivas suelen durar bastantes meses y a lo largo de este tiempo las situaciones vividas, tanto las personales como las competitivas, atraviesan diferentes flujos emocionales. Los resultados que se van consiguiendo, así como las relaciones entre los compañeros de equipo y con el entrenador pueden condicionar la evolución de un deportista. Es necesario analizar convenientemente las situaciones que van surgiendo y tener control sobre las propias emociones y entender las de los demás. De su adecuada gestión va a depender, en muchas ocasiones, la posibilidad de reconducir situaciones negativas hacia otras más favorables.

                Por ejemplo, el Club Balonmano Nava Viveros Herol renovó esta temporada en profundidad su plantilla de jugadores. En teoría, los nuevos fichajes venían precedidos de muy buenas referencias, con un bagaje competitivo que parecía avalar una temporada tranquila en cuanto a la clasificación final. Pero el caso es que los planteamientos originarios no se correspondían con la trayectoria inicial del equipo, sumido en una racha de derrotas, de cada vez más dolorosas para el ánimo de los jugadores, técnicos y la afición. Sin embargo, estamos viendo que esta racha se ha invertido y varias victorias seguidas han hecho salir al equipo de los puestos de descenso en los que se encontraba.

                ¿Cuál es la razón de este cambio? Seguro que son muchos los factores que lo han provocado, yo no soy quién para hablar pues no estoy en el día a día del equipo. Pero de lo que sí que estoy seguro es de que, consciente o inconscientemente, se han puesto en marcha unas actuaciones que han permitido el cambio de rumbo, tales como: la capacidad de motivarse a sí mismos tanto los jugadores como los técnicos, el perseverar en el entrenamiento ante las frustrantes derrotas, el controlar los impulsos negativos, el regular los estados de ánimo y, sobre todo, el confiar en las posibilidades que ofrecen los compañeros.

                Los responsables técnicos de los equipos están cada año más preparados, tanto tácticamente como en la dirección del grupo. Sin embargo, incorporar a sus programas de entrenamiento técnicas psicológicas les va a permitir controlar mejor el estrés de la competición, les ayudará a mejorar la concentración de los jugadores, a aumentar la confianza en sí mismos y a incrementar el nivel de comunicación entre los integrantes del equipo. Por tanto, la inteligencia emocional se puede aprender. Quizás no se ganen campeonatos con ella, pero sí que ayudará a controlar las emociones, que es un buen principio para conseguir los objetivos.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Son muchas las ocasiones en las que comentamos que el nivel deportivo de Segovia es muy bajo. Se trabaja bastante bien en la formación, pero son pocos los resultados visibles que demuestren la valía de los deportistas locales en las máximas competiciones. Uno de los problemas seculares que siempre se suscita es el concerniente a la captación de recursos económicos, que parece un hándicap casi insalvable. Por otro lado, aunque hay un gran interés por formarse, el nivel de los técnicos termina adecuándose a las exigencias del nivel de las ligas en las que se juega, que suelen ser de segundo orden. En fin, un cúmulo de circunstancias que hacen que nos conformemos con lo que tenemos, aunque haya intentos muy loables de invertir esta tendencia.

Afortunadamente, cual rara avis, nos hemos encontrado en cuestión de días con unas noticias que a todos los que seguimos el deporte de Segovia nos enorgullece, aunque también nos hace sentir vergüenza por el poco impacto informativo que han tenido. Me estoy refiriendo, por empezar con uno de los caso, a Carlos Baeza, Campeón del Mundo en la categoría sub 22 en pala corta, formando pareja con Isaac Ciaurriz. Un campeonato que refrenda el excelente trabajo realizado tanto por Carlos como por el Club de Pelota de Vallelado, que tantos y tantos años lleva defendiendo el deporte de la pelota, tanto en la provincia como por todo el territorio nacional.

Por otro lado, David Llorente, el piragüista de Palazuelos que no deja de sorprendernos con su imparable progresión. Su medalla de plata en el Campeonato del Mundo en la categoría sub 23 en Eslalon y su medalla de bronce en el Campeonato de Europa sub 23 en la modalidad K1 han sido méritos suficientes para que la Junta de Castilla y León le otorgue el Premio Pódium al mejor deportista promesa de la Comunidad.

Carlos y David son dos estandartes de los que sólo se habla cuando ganan competiciones o consiguen éxitos destacables. Pero durante su preparación, sus controles, sus problemas para compaginar entrenamientos con los viajes, estudios, trabajos o la familia nadie se acuerda. Practican deportes minoritarios y como tales no tienen apenas repercusión mediática. Sus logros se pierden en el bosque de noticias que buscan más, por ejemplo, el día a día sobre el estado físico de jugadores de otras disciplinas de menor rango competitivo. Me parece de justicia que al igual que se hace mención en los medios de la operación quirúrgica a la que se ha sometido a un jugador de fútbol o fútbol sala de segunda o tercera división o se le haga un seguimiento de la evolución de su recuperación, también se realice un seguimiento acerca de cómo entrenan y cómo llevan el periodo de preparación competitiva otros deportistas que, además, consiguen resultados más sobresalientes y ponen a Segovia en la élite del deporte nacional.

jueves, 3 de noviembre de 2016

En marzo de 2011, a la finalización de las obras de construcción del módulo cubierto del Centro Ecuestre de Castilla y León, escribí una columna en este mismo periódico preguntándome si era necesaria esta inversión, 8 millones de euros. Muchos, como yo, veíamos que esta construcción no había sido demandada por la mayoría de la población segoviana y obedecía más bien a intereses particulares vinculados con el sector equino.

                Cinco años tarde leo que el Campeonato de Castilla y León de obstáculos se realizará en la Finca El Pinar de la localidad segoviana de Codorniz. Me asaltan las dudas, ¿un campeonato autonómico en una instalación distinta a la que debería ser la referencia nacional en este deporte? Me informo algo más y compruebo que el gobierno regional concluyó a finales de mayo el contrato de explotación que tenía con la Federación de Hípica de Castilla y León. Así pues, las actividades deportivas relacionadas con campeonatos y concursos que convocaba y gestionaba la propia Federación quedaban paralizadas hasta que otra empresa adquiriera los derechos de explotación tras un concurso.

                No sé los motivos exactos que han movido a cambiar el rumbo de la gestión, pero me da a entender que económicamente no estaba siendo rentable la instalación, por muy buen uso que estuviera haciendo la Federación. Muchos millones invertidos y algunos más en seguir manteniéndola. En conclusión, no es viable, así que no queda más remedio que dar paso a la empresa privada para que amortice en parte la inversión realizada y compartir gastos. Lo que iba a ser un centro dinamizador del mundo hípico, incluso se postuló para ser sede de los frustrados Juegos Olímpicos de Madrid 2020, ahora se convierte en un incordio que no se sabe qué hacer con él.

                La empresa privada que explota un recurso público trata de conseguir beneficios, como no podía ser de otra forma. Así que ajustará presupuestos, minimizará los riesgos, recortará en personal, elevará los precios de uso, etc. Medidas todas ellas que tratarán de rentabilizar el desembolso. A cambio, se reducirán los eventos deportivos, se buscará atraer a empresarios de sector y, lo más sangrante, los segovianos comprobaremos que no han contado con nosotros para opinar si era conveniente o no gastar tantos millones en una infraestructura que no habíamos pedido, dejando otras necesidades sin cubrir. Si una finca de Codorniz es capaz de reunir a 121 binomios, ¿qué necesidad había de crear un espacio público que tanto dinero nos ha costado a los contribuyentes y que finalmente ha pasado a ser gestionado por una empresa que mirará, obviamente, por sus propios intereses?

domingo, 26 de junio de 2016

Se inicia el verano y ya todos pensamos en salir a la calle a disfrutar del buen tiempo y de nuestras fiestas de San Juan y San Pedro. Unos más y otros menos asistirán a alguna de las 156 actividades, conciertos o eventos de cualquier tipo con los que nuestro Ayuntamiento tiene a bien ofrecernos durante una docena de días. Toros, conciertos, representaciones teatrales para pequeños y mayores, pasacalles y celebraciones religiosas son algunas de las convocatorias a las que los segovianos estamos citados.

                Un programa de fiestas que para algunos se quedará corto, para otros estará suficientemente cargado de acontecimientos. Es verdad que desde la alcaldía nos han informado de que el presupuesto está bastante ajustado y que se puede ofrecer lo que se puede ofrecer. Al no haber un presupuesto elevado, puesto que ya nos dicen que hay que dedicar una buena parte a pagar muchas sentencias millonarias desfavorables, hay que tirar de lo propio, o sea de todas aquellas escuelas municipales que se han desarrollado a lo largo del año, y que por supuesto ha subvencionado el propio Municipio.

                De entre estas 156 propuestas destacan sobremanera las 75 dedicadas al deporte. Casi la mitad del programa lo copan las actividades físico-deportivas. ¿Qué quiere decir esto? Pues tiene dos lecturas. Por un lado, que la ciudad de Segovia vive con intensidad el deporte y que sus ciudadanos están concienciados en realizar alguna especialidad. Así tenemos la oportunidad de asistir tanto a los deportes más habituales como el fútbol, el fútbol sala, el baloncesto, el voleibol, el ciclismo o el atletismo; hasta presenciar los denominados minoritarios, e incluso desconocidos para el gran público, como la capoeira, el boxeo, el deporte adaptado, los deportes autóctonos, el frontenis, la natación, las marchas populares, la esgrima, el ajedrez, la gimnasia rítmica, el bikeball, el pádel, el tenis, el tenis de mesa, el vóley playa, la hípica, el rugby, el golf, el aeromodelismo, zumba, el motocross, el tiro al plato o incluso las charlas formativas.

                La segunda lectura tiene que ver con lo expresado en el segundo párrafo, son actividades que vienen reflejadas en los convenios suscritos con la institución y que tienen que organizarse por parte de los clubes que las reciben o bien son coordinadas por el propio IMD, como las finales de los Juegos Municipales. También es verdad que hay otros organizados para la ocasión de gran impacto.

En todo caso hay que darles su mérito a quienes se comprometen en sacar adelante todas estas propuestas, por dedicarles mucho de su tiempo e incluso dinero. Sea por una u otra razón, el caso es que estos días Segovia respira deporte. Ojalá este ambiente se pueda seguir respirando el resto del año. Felices fiestas y buen verano.

viernes, 17 de junio de 2016

La temporada 2015-2016 está a punto de finalizar para la mayoría de los deportes. Quizás las expectativas puestas en algunos casos no se hayan cumplido al cien por cien. Es lo que tiene el deporte de competición, sólo puede ganar uno. Los casos de la Sego, el Naturpellet Segovia, el Unami femenino de fútbol sala y su homónimo de baloncesto, por ser los deportes de equipo que han disputado recientemente fases de ascenso, no son iguales. Ninguno de los equipos ha conseguido subir de categoría, sin embargo las sensaciones son muy diferentes en cada caso. De la impresión de fracaso que ha dejado el equipo de fútbol más representativo de la provincia, a la también tristeza que, evidentemente, ha supuesto en el resto, pero que en el fondo les ha sabido a victoria por las dificultades que han tenido que superar a lo largo de la temporada o la sensación de que han competido hasta el límite de sus posibilidades.

                A la hora de hacer balance de este curso nos olvidamos muchas veces de los otros, de los deportes llamados minoritarios, en los que destacan sobre todo los individuales. Tal es el caso del tenis. Ya he comentado en alguna ocasión el buen trabajo que se está realizando en Segovia. Nuestros jóvenes representantes están consiguiendo ser referentes en los campeonatos autonómicos y se presentan a los torneos como cabezas de serie. A los nombres de Saúl Verdugo, Javier Herrero, Pablo Alonso o Muriel Frades; hay que sumar ahora el de los alevines Víctor Álvarez, Andrés Carril, Alberto Manzanas, Héctor Frades, Héctor de Pablo, Carlos Herrero y Álvaro Gómez; que han conseguido el subcampeonato por equipos de Castilla y León.

                Todos ellos pertenecen a un club de reciente creación, pero que está demostrando que la exigencia deportiva no va reñida con la formación humana. Al frente del equipo técnico están Ángel de Marcos, Pablo Fuentes, Javier Bernabé, Jesús Muñoz y Javier García. Ellos tienen muy claro que, desde que los niños y las niñas entran a entrenar en el Club, lo importante es hacerles un seguimiento de su evolución tenística, a la vez que ayudarles en su desarrollo como personas. Los éxitos deportivos que están cosechando temporada tras temporada vienen acompañados de otras actividades que refuerzan el ambiente cordial y de acogida que se crea en las pistas de Espacio Tierra. Con estos mimbres, y el esfuerzo por mejorar, seguro que los objetivos marcados se cumplirán. Muchas suerte en un futuro a estos jóvenes tenistas, de su trabajo y del buen asesoramiento dependerá el seguir consiguiendo buenos resultados.

Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2016  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |