El Adelantado de Segovia
Segovia, martes 07-07-2015 h.

Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Paseando comentarios
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Paseando comentarios | por Juan Carlos  Manrique Arribas
foto En este blog pretendo acercar al público mis reflexiones y opiniones acerca de cuestiones ligadas a la actividad física,tanto desde el punto de vista de su organización como desde su puesta en práctica. En especial haré referencia al aspecto didáctico, puesto que una correcta enseñanza ayudará a conseguir mejores deportistas y mejores personas. Por supuesto, sin olvidarme de analizar la actualidad del deporte en Segovia, de sus clubes, deportistas e instutuciones que lo rigen. Y como de un paseo se trata, espero encontrarme a muchos paseantes que se paren un rato a hablar de estos temas conmigo.
¡¡Pincha Aquí!!
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
28/06/2015
La escuela como problema
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
25/06/2015
Grecia.
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
23/06/2015
De los Juegos Escolares al Deporte Escolar
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Gastara usted este año mas dinero en sus vacaciones de verano que el pasado año
si  no  
martes, 23 de junio de 2015

1940, el régimen franquista se prepara para organizar y estructurar la sociedad española. La población más joven es motivo de interés por parte de los dirigentes para conseguir su control, encuadramiento y adoctrinamiento en un intento por transmitir el afán revolucionario en lo social y político que Falange quiso instaurar. Se crea la Delegación Nacional del Frente de Juventudes. A su vez se fundan las Academias de Instructores e Instructoras para formar a su personal masculino y femenino que acabaría entrando en el sistema educativo para impartir asignaturas entre las que se encontraba la Educación Física. Al ser un cuerpo de instructores reducido en número, según las necesidades que precisaba el sistema educativo, los maestros y las maestras de la enseñanza primaria también tuvieron que asumir el reto de la formación físico-deportiva de sus alumnos.

1950, se crean los Juegos Nacionales Escolares para dar salida a los escolares que tienen interés por participar en algunas disciplinas deportivas. Estos Juegos se plantean con un modelo basado en la competición, que se cree el mejor sistema según sus intereses ideológicos, aunque sólo para los chicos, las chicas tuvieron que esperar a participar a partir de 1969, cosa de la separación de sexos en educación.

Este modelo de organización del deporte en los centros escolares se mantiene durante el tiempo que dura la dictadura y va perviviendo también durante la Transición y en plena democracia, pero con ciertos cambios. Los docentes ya no dependen de una Delegación política, sino del Ministerio de Educación. Son maestros y profesores específicos de Educación Física, profesionales que se involucran con su docencia y menos, o nada, con las actividades extraescolares. La normativa parte del gobierno autonómico y son los municipios los que la implementan con sus propios recursos.

En definitiva, este modelo de los Juegos Escolares ha quedado bastante cuestionado. Actualmente hay otras maneras de plantear las competiciones, casi siempre relacionadas con las distintas federaciones, que asumen mejor el sistema competitivo. Actualmente, el deporte en los centros educativos, denominado Deporte Escolar, debe cumplir otros fines, más relacionados con la formación integral del alumnado, basado en la inclusión de todos, sin seleccionar sólo a los más aptos, mixto en las agrupaciones, polideportivo, dando prioridad a la participación y no a la competitivas y favorecedor de estilos de vida saludable.

Desde luego, estos criterios no encajan con los iniciales de los Juegos Escolares. Quizás sean éstos los que tengan que plantearse nuevos objetivos para que no se vean las incongruencias que se dieron durante la fase de sector realizada recientemente en la capital.

lunes, 8 de junio de 2015

Los estudiantes ingleses que quieren aprender el idioma español se suelen atascar en sus aprendizajes cuando tienen que utilizar los verbos ser y estar. Son pequeños matices los que hacen que uno y otro delimiten su significado. Según nuestro Diccionario de la Real Academia, el verbo ser indica atribuir cualidades consideradas permanentes, inherentes al individuo, independientemente a toda circunstancia de espacio y tiempo. Por el contrario, el verbo estar indica temporalidad, puesto que aporta cualidades o rasgos transitorios o accidentales.

Esta introducción, más de una clase de Lengua española que de una columna periodística, se hace significativa a raíz de la información recogida en este mismo periódico sobre el partido que disputó la Sego este domingo pasado. Los miembros del la junta directiva del CF Calahorra se vieron inicialmente desatendidos por sus homónimos segovianos. Quizás sea un detalle sin importancia, pero ciertos gestos hacen grande a un club. No recibir como se debe a los invitados se entiende como una falta de educación. No dudo que al final se entablaran relaciones amistosas, pero el protocolo, aunque no venga escrito en ningún sitio, hay que cumplirlo con cierta elegancia.

Por otro lado, también se ha realizado su asamblea de socios, en la que los directivos expusieron el balance de las cuentas, con la enumeración de las deudas a los diferentes acreedores y las amortizaciones, aunque pequeñas, que se han ido realizando. Sin embargo, poco se ha escrito sobre los planes de futuro, ni se han especificado las acciones llevadas a cabo según la planificación hecha al comienzo de temporada, tanto a nivel deportivo como estratégico.

También se alude a que dos exjugadores han tenido que mediar en algunas ocasiones para solucionar problemas del día a día. Establecer lazos de comunicación para no cerrar caminos que aportan vías de solución a los muchos problemas que surgen en el club. Los jugadores y técnicos les han tenido de apoyo para escuchar sus demandas.

Y sin embargo, el club avanza, compite, forma jugadores, participa con dignidad en las diferentes ligas. Parece imposible, pero este club subsiste a pesar de que no se hagan campañas de socios que impacten en la afición. Se añoran los años cuarenta del siglo pasado cuando los segovianos colaboraron con sus aportaciones a construir el campo de fútbol donde estuvo jugando muchas décadas después.

En fin, que ser directivo es una cosa y estar en la directiva es otra. Vivir con ilusión y ambición un proyecto es una cualidad innata del que se considera un buen gestor, mientras que el que está por estar, sin desear con ahínco un objetivo, a la larga es más una rémora que un dinamizador. Y esta conclusión sirve para todas las directivas de clubes segovianos.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Cada uno de nosotros, en nuestro día a día, nos proponemos unos objetivos que pretendemos cumplir. Nos esforzamos en ejecurtarlos, nos concentramos para que la tarea se pueda conseguir con eficacia y analizamos los posibles problemas que nos puedan surgir para resolverlos.

En la actividad deportiva ocurre lo mismo. La competición, que es el contexto en el que se puede comprobar con más nitidez si el camino marcado se va realizando con éxito, a veces nos es satisfactoria y en otros momentos nos hace caer en el desánimo. Por tanto, la preparación del deportista para afrontar los retos competitivos necesita de un trabajo específico de la autoconfianza, que parte tanto del propio deportista, de su carácter y voluntad, como de su entorno de entrenamiento.

Casualmente, esta semana se ha celebrado un acto emotivo que el propio protagonista, Pedro Delgado, evocaba con un paseo en bicicleta recordando el recorrido final de aquella etapa de la Vuelta a España de 1985, que cambió el destino del deportista segoviano. ¿Cómo es posible que saliera bien aquella escapada? Es verdad que un corredor que ocupaba una posición retrasada en la clasificación, corriendo en casa, se le dejara hacer una pequeña aventura para ganar la etapa. Pero las condiciones de la competición se pusieron de su parte: despiste o relajación del líder, Millar, connivencia del pelotón, ayuda de un compañero y, sobre todo, la convicción. Pedro se creyó que podía dar un golpe de efecto, creía en sus fuerzas, poseía una autoconfianza que le llevó a plantearse como objetivo no solo ganar la etapa sino también la Vuelta.

Posteriormente, a lo largo de las sucesivas temporadas, el más carismático ciclista español de todos los tiempos, nos demostró que sabía controlar el estrés competitivo, sabía lo que tenía que hacer en cada momento. En definitiva, estaba convencido de sus posibilidades y analizaba con detalle las de sus oponentes.

Con este ejemplo tan destacable quiero hacer un llamamiento a todos aquellos equipos que se encuentren en estos momentos a punto de afrontar partidos que van a definir el cumplimiento de los objetivos de la temporada. En especial a la  Sego, en su lucha por conseguir un puesto en los Play off y aspirar a ser equipo de 2ª B y al Nava de balonmano, que sin ser un objetivo inicial el jugarse el ascenso, lo tienen a tiro de piedra. 

jueves, 7 de mayo de 2015

El deporte siempre es competición, bien porque se practica para mejorar un registro o marca o bien porque se quiere conseguir un tanto y no recibirlo para así conseguir la victoria. Por supuesto que además de realizar esta práctica física para enfrentarse a otros compañeros, o rivales, según sean considerados los otros, se disfruta, se comparte la experiencia con más personas y se consigue un beneficio tanto motriz como mental.

El hecho de practicar cualquier disciplina deportiva supone aceptar unas normas de juego, conocidas por todos los participantes. El reglamento utilizado es normalmente aplicado en cualquier competición independientemente de la edad, capacidades, contexto o categoría. Respecto a este punto, ya hemos comentado en otras ocasiones que los usuarios no siempre son los mismos y sus demandas competitivas no se ajustan a las expectativas que ofrece la especialidad de turno. De este modo podemos observar cómo los niños y las niñas juegan en campos que los ven enormes, balones y pelotas que los mueven con mucha dificultad o aros y porterías que se perciben lejanos e inaccesibles.

Pues bien, si el medio y los materiales utilizados en cada deporte deben adaptarse a las posibilidades de sus practicantes, para que sigan motivados y no dejen de jugar, también se deben revisar y adaptar las normas de juego.

El caso del fin de semana pasado, con la victoria por 34 a 1 en un partido de fútbol de alevines en Santander, volvió a desempolvar el dilema de la ética de la competición. ¿Es necesario que se dé este tipo de resultados? Seguro que el entrenador del equipo ganador quería que sus jugadores se esforzaran y lo hicieran lo mejor que sabían, por eso entrenan duro a lo largo de la semana. Sin embargo, la demanda del entrenador contrario, pidiendo que aflojara el ritmo ante el desánimo de sus jugadores, hace recapacitar sobre si es justo que estos se sientan “humillados”.

Sin duda, el entrenador del equipo perdedor ha tenido que hacer una gran labor de motivación para hacer volver a los entrenamientos a sus futbolistas, pero si hubieran existido algunas reglas que condicionaran el marcador a partir de cierto resultado seguro que todos hubieran salido más satisfechos.

Afortunadamente, ya tenemos competiciones en Segovia que tratan de mitigar las posibles diferencias que evidentemente siempre existen entre los participantes. Tanto la liga “Diversala” de fútbol sala como la “Avispa Calixta” de baloncesto son buenos ejemplos a seguir, en los que se demuestra que el resultado no lo es todo y que los deportistas son el eje fundamental de la competición.

viernes, 17 de abril de 2015

El nuevo modelo de deporte escolar implantado en los últimos años en la capital segoviana se propone, entre otros muchos objetivos, que todos los escolares y todas las escolares puedan disfrutar de una actividad que, además de ser divertida, potencie los valores positivos del deporte: el aprendizaje de la técnica y la táctica, la socialización, la comprensión de las reglas de juego, el aumento de la motivación por la actividad física, la creación de hábitos saludables o la aceptación de las capacidades tanto de uno mismo como las de los demás.

A través de una metodología innovadora, los entrenamientos llevados a cabo por los monitores, alumnos del Campus universitario y formados en cursos y seminarios específicos, tratan de integrar todos los anteriores valores para que el alumnado participe activamente. Este Programa está supervisado por dos coordinadores, uno para las etapas de Infantil y Primaria y otro para la de Secundaria, que velan por su correcto funcionamiento, además de formar a los monitores.

El trabajo realizado por este proyecto ya ha sido reconocido en diferentes ámbitos científicos con distinciones y premios por su labor desarrollada tanto en el ámbito educativo como deportivo. A estos galardones hay que sumar otro recientemente recibido: el primer accésit de la modalidad “Actividad Física en el ámbito escolar” de los VIII premios que convoca la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), promovida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este Programa Integral de Deporte Escolar en el municipio de Segovia para la franja de edad de 4 a 16 años es una iniciativa de un equipo investigador de la Facultad de Educación de Segovia, que el IMD del Ayuntamiento de Segovia patrocina con un apoyo económico importante en convenio con la propia Universidad de Valladolid.

Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2015  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |