Carnaval 2018 Cuéllar
"Circus du solete" ganadores del concurso de disfraces.
Publicidad

Por una vez, el frío no fue el protagonista del Carnaval cuellarano. Este dio una tregua y permitió que los jóvenes y adultos cuellaranos disfrutaran de su parte de la fiesta el sábado por la noche en el gran desfile organizado por el Ayuntamiento de la localidad. La Banda Municipal de Música de la Escuela Cecilio de Benito puso música a esta noche, acompañada de los jóvenes de la charanga Noche y Día, que se entregaron en su actuación y no defraudaron al público. La fiesta terminó -para muchos a altas horas- en la Plaza de la Huerta Herrera.

La jornada de ayer fue la dedicada a los niños, como suele ser habitual en la programación de Carnaval de la localidad. El XVII Concurso Infantil de Disfraces tuvo que trasladarse al Frontón Municipal después de varios cambios, ya que la lluvia hizo su aparición justo a tiempo para deslucirlo. El pasacalles sí que pudo salir desde los Paseos de San Francisco, pero a medida que fue avanzando por las calles del centro de la villa, la lluvia se hizo más intensa y tuvo que abreviarse. Todos los vecinos se dieron cita en el Frontón, resguardados de la lluvia y dispuestos a pasar una tarde entretenida llena de color y música de Carnaval. El equipo de la Concejalía de Cultura se atavió también para involucrarse de lleno en el desfile y el certamen. La Bella y la Bestia fue la película sobre la que eligieron disfrazarse, pero también se pudo ver a “Gru” y a sus “minions”, reconocidos por todos los niños que llenaron el espacio. Hasta ocho grupos se presentaron a este concurso que se abrió a toda la comarca para reavivar los carnavales cuellaranos. Y tuvo su efecto, porque volvió un nutrido grupo de Encinillas que trajo el mismísimo musical del Rey León hasta Cuéllar. Junto a ellos, emoticonos del grupo de Fundación Personas y hasta 120 personas formando estas agrupaciones.

Pandas, chinas y samuráis, Galletas Oreo, muñecas recortables y un circo al completo dieron vida a una tarde algo gris, que rápidamente se llenó de color en el espacio deportivo del municipio. Todos los grupos presentaron sus disfraces al son de la música, y el “Circus du solete” realizó hasta una función completa, con trapecistas, domadoras, magas, y forzudos. La implicación de los padres fue evidente en un certamen en el que priman los trajes confeccionados por ellos mismos y ayudados por los niños, verdaderos protagonistas de esta fiesta que tanto les gusta celebrar. De nuevo, la música de la Banda Municipal y la charanga local animaron la presentación, que corrió a cargo de la concejala Sonia Martín, customizada de “Sombrerero Loco”.

Finalmente, el gran circo resultó ganador del certamen, obteniendo 300 euros como premio. En segundo lugar, el Rey León, del grupo venido desde Encinillas, obtuvo 200 euros. El tercer premio, de 100 euros, fue para el grupo de Pavos Reales. El primer premio escolar fue para las chinas y los samuráis, y el segundo para las galletas Oreo.
Al final, ni la lluvia pudo con el Carnaval, al que aún le quedan horas y actividades, como las fiestas infantiles de hoy y mañana, y el entierro de la sardina.

Compartir