fotonoticia_20180211215748_1920
La participación fue muy similar, aunque ligeramente inferior, a la de 2012
Publicidad

La organización agraria Asaja reforzó su liderazgo al sumar el 42,31 por ciento de los apoyos del campo en Castilla y León, más de dos puntos por encima de los resultados que obtuvo en 2012, con las provincias de Salamanca y Ávila como clave de ese crecimiento. La Alianza UPA-COAG obtuvo el 30 por ciento, mientras que UCCL recabó el 25,97 por ciento de los sufragios.

Así lo anunció la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Milagros Marcos en una rueda de prensa en la que se desgranaron los resultados de las primeras elecciones al campo por siglas en Castilla y León.

La participación fue muy similar, aunque ligeramente inferior, a la de 2012. En esta ocasión votaron un 64,85 por ciento del censo que se elevaba por encima de los 40.000 participantes, mientras que en los últimos comicios se registró un 66,17 por ciento.

Para Asaja, que ganó en cuatro provincias (León, Palencia, Salamanca y Soria), las plazas de Salamanca y Ávila han sido “claves” en su crecimiento en estos comicios. Así, la organización que lidera Donaciano Dujo recuperó peso en la provincia salmantina donde fue la fuerza más votada, con el 44,3 por ciento de los sufragios, mientras que en Ávila pasó de no tener representación a ser la segunda fuerza con el 31,5 por ciento de los votos.

La Alianza aparece en segunda posición, pese a haber conseguido la victoria solo en una provincia, en concreto en Zamora, mientras que UCCL ganó en cuatro (Ávila, Burgos, Segovia y Valladolid), si bien en el resto no ha llegado ni a conseguir representatividad, es decir, no sumó el 15 por ciento de los sufragios.

Por provincias, los resultados fueron los siguientes. En Ávila, la victoria fue para UCCL con el 42 por ciento de los sufragios (cinco puntos menos que en 2012), Asaja, 31,5 por ciento de los votos (doce por ciento más) y la Alianza el 25,4% (un 6% más).

En la provincia de Burgos, UCCL logró el 50% de los sufragios (casi un uno por ciento más que en 2012), Asaja el 33% (igual que en los anteriores comicios) y la Alianza el 15 por ciento, por lo que se queda sin representatividad al igual que en 2012.

Asaja, por su parte, ganó en León con el 49,5 por ciento de los votos (mismo porcentaje que en 2012), la Alianza el 36,1% (tres puntos más) y UCCL el 12,5, por lo que se queda sin representatividad. La organización de Donaciano Dujo dominó en Palencia con el 61 por ciento (tres puntos más que en 2012), la Alianza ha obtenido el 29,2 (igual que en los pasados comicios) y UCCL no consigue representatividad al bajar hasta el 8,4 por ciento.

Salamanca se decantó a favor de Asaja con un 44,3 por ciento (casi cinco puntos más que en 2012), mientras que la Alianza sumó el 43,6 por ciento de los votos (cerca de tres puntos menos) y UCCL llegó al 10,3 por ciento y se queda, por tanto, sin representatividad.

Valladolid sigue siendo feudo de UCCL con el 49,3 % (nueve puntos más), mientras que Asaja ha sumado el 40 por ciento (un punto menos) y la Alianza el 7 (ocho menos) por lo que no tiene representatividad. Por último, en Zamora, la Alianza logró la victoria con el 63 por ciento (dos puntos menos), Asaja sumó el 26,2 (un punto menos) y UCCL, aunque ha crecido casi tres décimas hasta el 8,57 por ciento.

Por primera vez, en los cinco comicios que se han celebrado, se pudo votar de forma anticipada, algo que hizo el 6,9 por ciento de los agricultores y ganaderos (2.789 votos). Marcos destacó la “importancia” de la jornada de ayer para el campo de la Comunidad, al tiempo que agradeció a las OPAs que el proceso electoral se haya llevado de forma “tranquila, coherente y sin ninguna incidencia”.

En este sentido quiso agradecer a las distintas organizaciones todo el trabajo que han hecho durante las elecciones, pero sobre todo lo que vienen haciendo en los “últimos cinco años” y lo que van a “seguir haciendo” para que el campo de Castilla y León siga “teniendo el futuro que tiene ahora”.

Compartir