dep3_1-segofuenlabrada
El lateral de la Segoviana Rubén Yubero presiona a un rival del Fuenlabrada en el partido de la primera vuelta. / M. HERRERO
Publicidad

La Gimnástica Segoviana vuelve a la carga. Tras no poder jugar el pasado fin de semana en el campo de La Albuera frente al CD Toledo por el temporal de nieve, esta tarde retoma la competición de la Segunda División nada menos que en casa del líder. La plantilla de Abraham García se desplaza al estadio Fernando Torres para verse las caras con el Fuenlabrada, a partir de las 17.00 horas.

El conjunto madrileño comanda el Grupo I con 50 puntos, seis más que el Deportivo Fabril y el Rayo Majadahonda, segundo y tercero respectivamente. El rendimiento del equipo que dirige Antonio Calderón es el más regular de la categoría. Sin embargo, en los tres últimos partidos ha visto mermado sus resultados al solo sumar tres puntos ante el Guijuelo (1-0). Fuera de su feudo, perdió frente al Navalcarnero (1-0) y contra el Pontevedra la pasada jornada (3-1). En el mercado de enero sufrió cambios importantes como la marcha del centrocampista Luis Milla al Tenerife y ahora se encuentra en un proceso de reestructuración al incorporar a jugadores como Marcos Gullón, Carlos Caballero, Mikel Arruabarrena o Vicente Pérez. Además, para el duelo de hoy no podrán estar dos de sus integrantes más consolidados como el delantero Dioni, máximo artillero de la competición con 17 dianas, y el reconocido defensa central Cata Díaz.

En la rueda de prensa previa a este enfrentamiento, Calderón valoró la campaña que está firmando la Gimnástica: “Es un equipo recién ascendido. Tiene una plantilla joven, sobre todo de medio campo hacia delante y le está costando. Es un rival que nunca pierde la cara a los partidos, que compite muy bien y nos va a dar mucha guerra. Tiene que concentrarse mucho para conseguir esos puntos. Que nadie piense que va a ser un partido fácil”.

Por el otro bando, el plantel segoviano se encontró con dificultades para poder entrenarse esta semana a consecuencia de la nieve y tuvo que viajar hasta Nava de la Asunción para completar la sesión del miércoles y la del jueves. Tras el entrenamiento de ayer, García confirmó las ausencias de Álex Ayala, al seguir con molestias de las fibras del bíceps femoral, y Álex Alonso, tocado de la espalda. En el apartado de altas, regresan a la convocatoria los defensas Anel, recuperado de su proceso gripal, y Borja Plaza, después de mejorar del cuádriceps.

Con estos mimbres se presenta el conjunto azulgrana en Fuenlabrada con el firme objetivo de ir sumando de cara a salir del sótano de la clasificación. Con el empate del Real Valladolid B con la Ponferradina (0-0) y la victoria del Coruxo frente al Deportivo Fabril (1-0) de ayer, la Gimnástica dependería de sí misma y del resultado del Toledo, que juega contra el Adarve, para que al término del día de hoy saliera de la zona roja.

Por su parte, García analizó al contrincante ante los micrófonos: “Ha perdido algún futbolista importante en su concepto de juego y ahora está en un proceso de recomposición. Es un equipo que tiene una oportunidad única para meterse en Segunda y, por ello, ha echado el resto en el mercado de invierno. Tienen dinamita e incluso fueron capaces de jugarle de tú a tú al Real Madrid en la Copa del Rey”.

El árbitro, en números

El choque entre el líder y la Segoviana tendrá a Alexander González González como encargado de repartir justicia. El árbitro del partido pertenece al comité territorial tinerfeño, al igual que sus asistentes, Hernández Barrera y Clemente Manrique. El colegiado principal, de 29 años, empezó dirigiendo enfrentamientos en la categoría de bronce del fútbol español en la temporada 2015/16. Desde entonces acumula 32 duelos, en los que ha mostrado 175 cartulinas amarillas y 9 rojas. El promedio por encuentro es de 5,47 amarillas y de 0.28 expulsiones. El último asalto que arbitró fue el Recreativo de Huelva frente al CD Badajoz del Grupo 4 (2-0) en el que sacó siete tarjetas, cuatro por el bando local y tres por los visitantes.

Compartir