22 01
El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez (c). / Europa press
Publicidad

La Junta de Castilla y León convocará en los próximos días una línea de ayudas para el fomento de la constitución de Mancomunidades de Interés General, tanto urbanas como rurales que se hayan constituido o hayan iniciado de forma indubitada el proceso para su constitución, con el objeto de dar un nuevo impulso a la ordenación del territorio.

Así lo indicó ayer el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, que ha presidido la reunión del Consejo de Cooperación Local y ha estado acompañado por la viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales, María de Diego, y por el Director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago.

El vicepresidente informó que si bien esta figura ya es posible en el medio urbano, puesto que las Áreas Funcionales Estables ya se han aprobado, en el medio rural es necesaria la aprobación del mapa de unidades básicas de ordenación del territorio para que se creen.

Hasta la fecha, la Junta de Castilla y León no apoyó su constitución para no incrementar las desigualdades entre el medio urbano y el medio rural. Sin embargo, el consejero de la Presidencia ha trasladado al Consejo su decisión de avanzar en el desarrollo del modelo. Por este motivo, la convocatoria prevista para los próximos días estará dirigida tanto a las mancomunidades urbanas como a las rurales.

Además, dado el compromiso del Gobierno autonómico con el medio rural y su deseo y voluntad para que las nuevas medidas de cooperación económica vayan destinadas también a estas zonas, De Santiago-Juárez adelantó que si a la fecha de finalización del plazo de presentación de solicitudes no se ha aprobado el mapa de unidades básicas de ordenación del territorio, la cuantía prevista para las Mancomunidades de Interés General Rurales, irá destinada a aquellas mancomunidades cuyo ámbito territorial coincida sustancialmente con las Zonas Básicas de Salud y que realicen unos determinados fines, tal y como se recoge en la Disposición Final primera de la Ley de Ordenación del Territorio, que modifica el artículo 32 de la Ley de Régimen Local de Castilla y León.

Asimismo, con el ánimo de facilitar al máximo a los municipios el acceso a esta línea de financiación, la convocatoria prevé, tanto para las mancomunidades urbanas como para las rurales, que si no ha habido tiempo para constituirse como tal, serán los municipios los que puedan solicitar y recibir estas ayudas. Para ello, sólo se exigirá el Acuerdo favorable a la constitución de la mancomunidad de interés general del Pleno del Ayuntamiento y que se manifiesten en este sentido el porcentaje de Ayuntamientos contemplado en la Ley de Ordenación para ello.

Por otra parte, en coherencia con el contenido del Proyecto de Ley por el que se aprueba el mapa de unidades básicas de ordenación, en el cual la Junta de Castilla y León se compromete a un tratamiento similar para las mancomunidades ‘tradicionales’ que cumplan sus obligaciones legales y presupuestarias que el de las Mancomunidades de Interés General, esta convocatoria prevé una línea de apoyo económico para las primeras.

De esta forma, se configura un nuevo escenario de cooperación económica local general que hace necesaria la modificación de la orden normativa que la sustenta.

En la reunión de ayer también se ha informado al Consejo de las modificaciones introducidas en la Orden normativa reguladora de la cooperación económica local general, que marcará las condiciones de las próximas o futuras convocatorias de estas ayudas o subvenciones y que responden, por una parte, a la voluntad autonómica de incorporar elementos de flexibilización en la tramitación y gestión de las ayudas de la Cooperación económica local y, por otra, a flexibilizar el destino de las subvenciones, de tal forma que se ha añadido una nueva modalidad de concesión de ayudas para que puedan destinarse indistintamente a inversiones u operaciones corrientes.

FuenteEuropa Press
Compartir