12_1nerea-sara-baras
Baras, en un momento del espectáculo flamenco que ofreció ayer en el teatro./ NEREA LLORENTE
Publicidad

El Teatro Juan Bravo inició ayer de forma brillante la celebración de su primer centenario con la presencia en su remozado escenario de la bailaora Sara Baras, que ofreció la primera de las dos sesiones de su espectáculo ‘Sombras’ con el que abre la programación de esta efeméride.

El cumpleaños del teatro y una artista con el carisma de Sara Baras, que cada vez que ha venido a Segovia ha llevado al público castellano con soltura por los palos del flamenco, el baile y los ‘quejíos’, requería una función doble que pudiese congregar a la mayor parte de los espectadores segovianos aficionados al arte de la bailaora gaditana.

‘Sombras’, bajo la dirección musical de Keko Baldomero y las coreografías de la propia Sara Baras y de José Serrano, combina la esencia del flamenco con los recursos escénicos y técnicos más contemporáneos; esos que la bailaora no cesa de buscar en sus continuas investigaciones.

Y es que, como reconoce en una entrevista para el número 2 de Libreto, la revista del Teatro Juan Bravo no deja “nunca de seguir creando, aunque sea a través de pequeños detalles que hacen que el espectáculo crezca cada vez más”.

Después de su estreno el 28 de septiembre de 2017 en el Palacio de Congresos de Navarra, ‘Sombras’ no ha dejado de cosechar éxitos, registrando llenos en el Teatro Olympia de Valencia en las ocho funciones ofrecidas del 14 al 23 de diciembre

Ahora Sara Baras llega al Teatro Juan Bravo de Segovia con la intención de “que se quede clavada en el corazón la bonita energía que desprende el flamenco, con la entrega total de mi equipo”.

Como característica principal, ‘Sombras’ parte de una farruca, o lo que es lo mismo, un palo del flamenco que con anterioridad sólo bailaban los hombres. No obstante, para Sara Baras este tipo de baile íntimo, que destila seriedad y que requiere un gran dominio de la técnica, es muy importante, ya que le lleva acompañando durante años en sus espectáculos.

Compartir