Publicidad

El Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente abre la programación del veinte aniversario de su inauguración (abril de 1998) con una exposición que recorre la trayectoria artística y vital del artista nacido en Turégano que da nombre a este espacio cultural y que forma parte de la primera generación neoyorquina del Expresionismo abstracto. Fiel a los principios fundacionales del Museo, la dirección de la pinacoteca ha reforzado las acciones encaminadas a facilitar el conocimiento de la producción de Esteban Vicente, de quien guarda 154 obras, permitiendo el acceso gratuito a la primera exposición del año en Segovia y llevando parte de su colección a Alicante y Santiago de Compostela a lo largo de 2018.

Como muestra de la capacidad de sublimar la austeridad que tenía el que está reconocido como uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX, se presenta ‘Esteban Vicente. La pintura tiene que ser pobre’, una muestra

que reúne 52 obras de la colección permanente del museo y recorre la evolución del pintor en sus distintas etapas creativas entre 1925 y 1999, según han detallado en la presentación el presidente de la Diputación y del Museo, Francisco Vázquez, y la directora del centro de arte, Ana Doldán. La frase que da título a la exposición que puede visitarse hasta el 25 de febrero — “ La pintura tiene que ser pobre”— alude a un texto del pintor escrito en 1964 en el que pone en valor la austeridad de los materiales y recursos en la creación de una obra de arte, según ha explicado Ana Doldán.

Francisco Vázquez ha elogiado el trabajo de selección que han hecho la Dirección y el Departamento de Conservación del Museo en esta retrospectiva,  a la vez que ha agradecido a la Fundación Harriet y Esteban Vicente el patrocinio del catálogo diseñado por Juan Carlos Monroy,  maquetado por José Luis Sanz, con impresión Taller Imagen y textos de Vicente Todolí.

 

Retrospectiva

La selección de obras comienza con pinturas y dibujos realizados en los años 20 y 30 del siglo XX en clave figurativa. Son obras realizadas en Madrid, Barcelona, París, Murcia e Ibiza, que emparentan con la llamada Escuela de París. Ya en EE.UU., a partir de 1936, Esteban Vicente se deja seducir por la escena artística neoyorquina, aunque se mantiene latente su personalidad europea. A partir de los años 50,  se introduce con personalidad propia en la corriente del Expresionismo Abstracto Americano. De esta época se exhibe una serie de pinturas y collages relacionados con la pintura de acción, gestual, de contraste y entrelazamiento de formas.

Las obras de los años sesenta son composiciones ordenadas, de formas amplias y regulares, que flotan en el espacio en una atmósfera muy personal. Las piezas seleccionadas se caracterizan por la conquista del color y el cambio del pincel por el aerógrafo, que le permite al artista una mayor saturación y por tanto atrapar la luz a través del color. En estos años realiza los llamados “Paisajes interiores”.

Las dos últimas décadas del siglo XX traen grandes obras en formato y en calidad artística, que destacan por ser un trabajo libre, con la naturaleza como principal protagonista. Se introducen gran cantidad de formas orgánicas y la paleta de color es exuberante. La base de todas las obras es el dibujo.

Cerca de 40 obras de esta misma exposición en la que tienen cabida pintura, collages, dibujos y esculturas, viajarán al Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) donde se mostrará al público del 10 de abril al 1 de julio. Además, la exposición ‘Eugenio Granell y Esteban Vicente. Construcciones y toys’, que recientemente se ha podido ver en Segovia, se presentará el próximo verano en Santiago de Compostela.

Por el contrario, en las salas del el Museo de Arte Contemporáneo de Segovia se podrá disfrutar con la exposición ‘Sofía Madrigal: El Bosque de Ofelia’ de marzo a junio y durante el verano contemplar las esculturas de David Rodríguez Caballero. Para cerrar la programación del veinte aniversario de la inauguración del Museo, la dirección del centro anuncia una “magna exposición que relaciona  a Esteban Vicente con otro gran artista español de su generación”.

Compartir