Publicidad

Pocos serán los que no reconozcan esta imagen, viral en los últimos días a través de las redes sociales y recogida en muchos medios de comunicación. El Alcázar se alza sobre un paisaje nevado, majestuoso, impasible ante el paso del tiempo, imponente.

La fotografía —de la que muchos se atribuyen la autoría— ha sido asociada al último temporal, el del pasado fin de semana. Sin embargo, fue tomada en el año 2009 por Fernando de Antonio Jiménez, a quien este revuelo “ni me ha pillado de sorpresa ni tampoco lo contrario”, asegura, ya que no es la primera vez que esta imagen del Alcázar circula por internet.

“En 2009 salió como una felicitación de Navidad y saltó a las redes —recuerda— con una proyección tal que ahora está en todos los sitios, en la web de Walt Disney al lado del castillo de la princesa durmiente, están usándola en Escocia, Estados Unidos… porque me la pidieron las Oficinas de Turismo de las embajadas para usarla como felicitación; y también está en muchas publicaciones”.

Fernando de Antonio asegura que nunca ha buscado obtener rendimiento económico de sus fotografías

Lejos aprovechar esta fantástica imagen para lucrarse, De Antonio Jiménez asegura que nunca ha buscado obtener rendimiento económico, porque “no soy un fotógrafo profesional”, por ello la cede siempre que se la piden. Sin embargo, sí que le molesta que haya quien la use con fines lucrativos. “No es algo que me preocupe, sino cuando alguien intenta sacar un rendimiento económico de algo que no es suyo, por ejemplo he visto felicitaciones de Navidad que se venden en librerías o en las cartas de algún restaurante, eso sí que no lo consiento y en primer momento apercibo a quien lo haga. Yo siempre que me la pide alguien la he cedido sin interés económico, lo único que pido es que me manden algún ejemplar de la publicación que hacen con la fotografía”, dice.

Tiene que ser un orgullo ser el autor de una imagen así, convertida en señera de Segovia en medio mundo. De hecho, esta es una de las fotografías más vista en internet, a lo que ha ayudado también el revuelo de los últimos días y su repercusión en distintos medios de comunicación.

Es probable que no consiga otra igual, pero mientras tanto, sigue “observando la naturaleza y haciendo fotos”, una afición que comenzó hace ya unos cuarenta años y con la que seguirá mientras pueda.
“Esta mañana me decía un amigo que la nieve me va a hacer famoso, pero lo cierto es que no me conoce nadie”, afirma con esa sencillez que le caracteriza y que transmite en sus geniales composiciones que seguirá difundiendo entre sus amigos y conocidos. El resto, tendremos que esperar a que den el salto a la red para poder disfrutar de ellas.

Compartir