Juan Manuel Palomares y Fernando de la Fuente, en rueda de prensa
Juan Manuel Palomares y Fernando de la Fuente, en rueda de prensa
Publicidad

La Unión de Campesinos UCCL de Segovia confía en mantenerse como primera fuerza agraria con más representación de la provincia, en la que ahora ostenta el 55,56 por ciento de la representatividad, seguida de Asaja (31,41 por ciento) y la Alianza UPA-COAG (11,6 por ciento). El presidente de la organización agraria, Juan Manuel Palomares, acompañado del secretario de la comisión ejecutiva de UCCL Segovia, Javier Esteban, y el secretario de Agricultura Ecológica, Fernando de la Fuente, iniciaron ayer la campaña para las elecciones agrarias del 11 de febrero con una rueda de prensa, en la que subrayaron que su línea de trabajo seguirá apostando por la defensa del agricultor y ganadero a título principal.

Palomares explicó todo el proceso electoral, convocado por la Junta de Castilla y León el pasado 30 de noviembre, señalando que las únicas diferencias con las de hace cinco años, es que ya no son elecciones a cámaras agrarias, porque esos órganos ya no existen, y que ya no hay candidatos físicos, sino siglas de organizaciones. En este sentido, piden el voto de los agricultores para UCCL, en una campaña en la que prevén la realización de 60 asambleas, y donde también se informará a los profesionales del campo sobre cuestiones como la Política Agraria Común (PAC), que afectan al sector agrario.

El objetivo de UCCL en Segovia es mantener o superar los resultados de las últimas elecciones, donde fueron la organización más votada, y, en su opinión, “en la provincia no variarán muchos las cosas”. En cuanto a Castilla y León, donde son la tercera fuerza agraria, aspiran a convertirse en la segunda organización con más representatividad.

OPTIMISMO

Por su parte, el coordinador de la Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, ha asegurado, según informa Europa Press, que su organización agraria afronta las elecciones en el campo, las primeras sin cámaras agrarias, “con mucho optimismo” y “con mucha ilusión” tras el “buen susto” que supuso el posible aplazamiento de estos comicios que finalmente han sido convocados para el próximo 11 de febrero.

“Ahora estamos contentos porque ha imperado la legalidad, el sentido común y la democracia”, explicó el coordinador de UCCL, que recordó que su organización se presenta a estas elecciones en el campo con el único aval de los votos de agricultores y ganaderos ya que son una OPA “independiente”. “Que nuestro peso sea el que nos den los agricultores y los ganaderos en su derecho a elegir a sus representantes”, sentenció González Palacín.

Compartir