parada de urbanos con nieve
Los autobuses urbanos transitaron por la ciudad, aunque sin cumplir horarios, la tarde-noche del día 6. / EL ADELANTADO
Publicidad

La alcaldesa Clara Luquero considera oportuno estudiar la posibilidad de incorporar algunas medidas y revisar aspectos concretos del Plan municipal de Nevadas, un documento elaborado en los años noventa “que en lo esencial es correcto, está hecho desde el sentido común”, matiza.

Luquero añade que algunas se han llevado a cabo durante el pasado temporal de nieve pero sostiene que es conveniente que estén reflejadas por escrito en el Plan. Entre otras, comenta que la comunicación con el cementerio no está en el documento “y ha habido que despejar los accesos porque ha habido varios enterramientos”.

Otro aspecto a revisar que la alcaldesa avanza es prever que los conserjes de los colegios, que son operarios municipales, lleguen a los centros entre una hora y media o dos horas, lo que determinen los servicios técnicos, para limpiar aceras y accesos antes de que los alumnos lleguen a las clases.

Entre las decenas de incidencias registradas durante las 36 horas de temporal —entre el sábado y el domingo—, según su testimonio, y las jornadas posteriores en las que las heladas entorpecieron la movilidad de los segovianos, la alcaldesa cita la fractura en un brazo que sufrió un ciudadano en su domicilio, situado en una vía secundaria, por lo que aunque el Plan de Nevadas prioriza las vías principales “hay que romper el protocolo para acceder y que pueda ser trasladado al Hospital”.

Igualmente se despejaron de nieve calles en Torredondo para que la compañía Gas Natural Unión Fenosa pudiera reparar una avería que dejó sin energía eléctrica a este barrio incorporado.

La regidora informa de que todos los años hay una revisión o actualización del Plan de Nevadas, en base a los medios que se aplican y anuncia que los grupos políticos participarán en las modificaciones.

Sin improvisar

“Se ha hecho todo lo que se ha podido, no ha habido imprevisión y se ha aplicado el plan como se tenía que hacer”, mantiene Luquero, que niega que a los responsables municipales “les pillara el toro” en un primer momento debido a la intensidad de la nevada en un sábado.

Sí admite que el hecho de que la nieve no cesara durante horas “ha impedido que pudiéramos abordar las vías secundarias antes del mediodía del domingo”. Insiste, sin embargo, en que no se quedó ningún barrio aislado, “como ha ocurrido en la mitad de los pueblos de la provincia”.

Para subrayar la excepcionalidad y complejidad de la situación cuenta que en un momento dado “se dirimió esta cuestión: si liberábamos más aceras la gente va a caminar por ellas con el riesgo de cornisas con mucha nieve o carámbanos de hielo pero si no lo hacemos la gente sale a la calzada y el riesgo entonces van a ser los vehículos”.

A una pregunta de El Adelantado sobre si no es contradictorio el hecho de despejar las vías principales y las rutas de los urbanos mientras las aceras y paradas de autobuses presentan muchos problemas de acceso y en algunos casos están impracticables por placas de hielo, la alcaldesa responde que “la gente puede salir con calzado adecuado y con precaución”.

Nueva previsión de nevadas

Hay previsión de nevadas de cara al fin de semana y la alcaldesa asegura que se aplicará el Plan de Nevadas como se ha hecho ante el temporal pasado, empezando por priorizar las vías principales: Vía Roma, plaza de la Artillería, calle San Juan, avenidas de Padre Claret, Juan Carlos I, Juan de Borbón, Gerardo Diego y Vicente Aleixandre, calle Dámaso Alonso, paseos de Conde Sepúlveda y de Ezequiel González, accesos al Hospital, cuesta de los Hoyos, paseo de Santo Domingo de Guzmán —que tuvo que cortarse varias horas por el riesgo de caída de ramas— y las rutas de los autobuses urbanos, empezando por la Línea 4, la circular.

A lo largo de esta semana se ha hecho acopio de más sal. El martes había 250 toneladas y han llegado nuevas remesas, según informa Luquero, quien recalca que se intentará si es posible y necesario destinar más recursos aunque considera suficientes las catorce máquinas (diez de ellas quitanieves) que han trabajado en algunos momentos en las calles de la ciudad desde el domingo.

Mejor que Ávila

“No puedo evitar comparar, aunque no esté plenamente satisfecha porque ha sido un momento muy duro, de mucha preocupación, de disgusto sobre todo por las caídas, pero sí tengo que decir que si comparamos con lo que ha sucedido en otros lugares nosotros somos unos privilegiados; en Ávila no han tenido transporte público y aquí lo ha habido en todo momento, con peculiaridades, lógicamente, debido al temporal”. De esta forma resume la alcaldesa, Clara Luquero, cómo ha vivido los días de temporal de nieve y hielo en los que ha estado al frente de un dispositivo, acompañada por los concejales de Medio Ambiente, Jesús García Zamora y de Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, así como del intendente jefe de la Policía Local que lo ha dirigido a nivel técnico.

“Ha sido un momento duro de mucha preocupación y disgusto por las caídas”

A pesar de las decenas de incidencias: caídas de ramas, vehículos cruzados en la calle y dos accidentes con daños materiales, Luquero valora que “ha sido lo mínimo” e insiste en que lo más preocupante para ella han sido las caídas en la vía pública.“Al episodio de temporal que no habíamos conocido en más de treinta años en esta ciudad, se han sumado las bajísimas temperaturas y la formación de placas de hielo y contra eso es muy difícil luchar, aunque tengas toda la previsión del mundo y el día 5 estuviera todo preparado”, añade, al tiempo que dice que “se ha actuado pero se quitaban las placas de hielo y otra vez volvían, ha sido de impotencia”.

La regidora segoviana, que ha recorrido la ciudad en coche todos los días para comprobar que estaba transitable— admite que le hubiera gustado “llegar a cada rincón y lo antes posible” y comenta que, ante la previsión de nevada, “lo puede decir el concejal —por García— y los responsables de FCC —la concesionaria de la limpieza viaria—, la alcaldesa coge el teléfono y les dice que la previsión es en fin de semana y en Reyes, pero todos alerta. He sido extremadamente exigente y pesada, que es mi obligación”.

Compartir