Publicidad

El Gobierno fomentará la igualdad de género en el cine con el aumento de puntos para aquellas películas que tengan más mujeres en puestos de responsabilidad, según la Orden de Bases de Ayudas de la Ley del Cine publicada ayer viernes 12 de enero que se abre a información pública y que está previsto que se apruebe el próximo mes de marzo.

Según explicaron fuentes del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), el Gobierno quiere dar más visibilidad a la mujer en el cine puntuando no el total de mujeres que participan en el proyecto, sino su presencia en el equipo creativo y, además, con tres puntos más que hasta ahora.

De esta forma, se podrá optar a un máximo de siete puntos: tres por directora, dos por música, guion y fotografía y un punto por contar con una mujer como productora ejecutiva.

Por otro lado, otra de las novedades de esta orden es que el Gobierno exigirá a plataformas como HBO y Netflix invertir el cinco por ciento de sus beneficios en ficción europea para optar a puntos en las ayudas generales a la cinematografía en distribución e igualar así las condiciones de las televisiones.

En esta orden, que incluye modificaciones en la Ley de Cine, también se propone un mayor apoyo a la animación, una apuesta por mejorar la distribución española y el fomento de las coproducciones con iberoamericanas.

En cuanto a las coproducciones, hasta ahora, la ley exigía una inversión española mínima de 700.000 euros en las coproducciones latinoamericanas, una participación que en este proyecto desciende a 400.000 y que podría bajar hasta 300.000, con el objetivo de fomentar la coproducción con Iberoamérica y que las empresas españolas generen ingresos.

En cambio, el resto de coproducciones, la cantidad mínima aumenta hasta los 900.000 euros y se exige, por tanto, mayor presencia española en el apartado creativo para poder sumar puntos en las ayudas a largometraje.

En la Orden se exige acreditar en el momento de presentar la solicitud de la ayuda una financiación de al menos el 35 por ciento del presupuesto previsto para la producción del largometraje y de esta forma garantizar el pago y evitar que otro proyecto pueda quedarse sin hacer. Por otro lado, los contratos en distribución se deben formalizar con empresas con una recaudación mínima de un millón de euros, una cifra que se duplica con el fin de mejorar este paso.

Menos festivales

Otra de las novedades es la reducción del número de festivales y premios que se tienen en cuenta en la puntuación, de manera que solo contabilizará haber participado en la Belinale, Cannes, Venecia o el Festival de San Sebastián, así como haber optado a un Oscar o haber ganado un Goya.
Con el objetivo de evitar la compraventa de puntos entre producciones, el Gobierno propone destinar los puntos a la persona física y no jurídica.

Asimismo, según señalaron fuentes del ICAA, al margen de la Orden de Bases, el Gobierno estudiará establecer si se mantiene el máximo de 1,4 millones de euros en ayudas por película; así como limitar el número de películas que puede hacer una misma productora en un ejercicio, con el fin de garantizar la diversidad y evitar la concentración. Ambos asuntos aparecerán en la convocatoria a las ayudas.

En cuanto a los largometrajes con versión original en lenguas cooficiales distintas del castellano, la Orden establece que el estreno del largometraje ha de efectuarse en el plazo máximo de nueve meses desde la notificación del certificado de nacionalidad y debe tener lugar, como mínimo, en al menos 12 salas, ocho menos que hasta ahora, y en cinco en el caso de documentales, dos menos.

FuenteEuropa Press
Compartir