El comité de empresa de los urbanos defiende la actuación de los conductores

Afirma que “la mitad de la flota no debería salir” después de las denuncias presentada por un grupo de usuarios de los autobuses que comunican la ciudad con la estación del AVE

El comité de empresa de Urbanos de Segovia, la unión temporal de empresas concesionaria del servicio de transporte colectivo de viajeros municipal, ha salido al paso de las acusaciones de un grupo de usuarios de la Línea 11, una de las dos que comunica la ciudad con la estación del AVE, defendiendo la actuación de los conductores.

En una nota de prensa que titulan “hartos de acusaciones” responden a la información publicada por El Adelantado el pasado miércoles sobre la denuncia de los usuarios “por deficiencias en el servicio”.

En la nota, firmada por el presidente del comité de empresa, Juan Antonio Arlandis Gila, los trabajadores de Urbanos de Segovia manifiestan su malestar por las acusaciones de los usuarios, que han indicado, por ejemplo, la mala educación de algún conductor que, además, según los denunciantes, en ocasiones se demoran más de lo razonable en las paradas para no llegar a tiempo a la estación de ferrocarril.

Desde el citado comité afirman que “los conductores están para sacar el servicio adelante, en la medida de sus posibilidades, no para poner impedimentos para que los usuarios no lleguen a sus destinos”.

Además de exonerar de culpa a los conductores cuando los trenes no llegan a su hora, aunque las críticas de los usuarios no iban en ese sentido, sostiene que “los conductores empezamos a estar ya cansados de que nos digan que tenemos un mal trato hacia los usuarios —cuando la denuncia no era general sino referida a algún caso—, somos conscientes de que hacemos un servicio de cara al público pero también de que tiene que existir reciprocidad por parte del usuario y que el trato del usuario al conductor es pésimo e incluso nulo, tratándonos como una parte inmóvil del autobús”.

Sobre las averías, apuntan que “dada la situación actual de los autobuses no deberían salir a circular más de la mitad de la flota” aspecto que la alcaldesa, Clara Luquero, negó ayer en rueda de prensa ya que dijo que hay revisiones periódicas sujetas al contrato y no señalan lo que manifiestan desde el comité de empresa de la concesionaria.

Compartir