El jugador del Viveros Herol Nava Oleg Kisselev, con las muletas; junto al portero Yeray Lamariano. / A.MARUGÁN
Publicidad

El jugador del Viveros Herol Nava Oleg Kisselev continúa recuperándose satisfactoriamente de su lesión de los ligamentos del tobillo derecho, aunque tendrá que someterse a una resonancia -en fecha aún por determinar- para corroborar su mejoría. El cántabro pasó revisión médica en la tarde del miércoles en el complejo hospitalario de Campo Grande de Valladolid y se confirmó que la progresión es óptima. El componente navero no quiere prisas, y sereno y consciente de la situación que atraviesa explica su evolución: “Los médicos me han dicho que vaya dando pasos firmes. No me marco ningún plazo para regresar cuanto antes. Lo importante es que me cure bien para luego no sufrir recaídas”.

Para confirmar su proyección, el hijo del famoso jugador ruso de la década de los noventa ya comenzó a ejercitarse con sus compañeros. “Estos días ya entrené con la plantilla para ver qué sensaciones voy teniendo y la verdad es que son buenas. Tengo que ir probándome poco a poco para ir comunicándoselo a los doctores”, reconoce.

A pesar de caer lesionado en plena pretemporada, a mediados del mes de agosto en un amistoso contra el Villa de Aranda, Kisselev no ha perdido detalle del desarrollo del conjunto: “Veo al equipo muy bien y eso me gusta. Estamos siguiendo una línea ascendente y lo mejor de todo es la ambición que tenemos por mejorar y crecer cada día. Además, entrenar a las órdenes de Dani -Gordo- te hace progresar, siempre cuidando el aspecto táctico”.

“La idea es jugar en Nava”

Tras el parón de las vacaciones de Navidad, el Viveros Herol se encuentra inmerso en la preparación de cara al encuentro del sábado frente al Cisne Colegio Los Sauces, que está programado a las 18.30 horas en Nava de la Asunción si el problema de la condensación del pabellón no lo impide. “La idea es jugar en nuestro polideportivo, aunque tenemos otras alternativas gracias a las facilidades que nos dan desde Segovia”, apunta Gordo.

Para la ocasión, es duda Álvaro Rodrigues, que en el último partido de Copa del Rey ante el Puente Genil tuvo que retirarse al recibir un golpe en el cuádriceps, y Tomislav Brakocevic, por un proceso gripal. Por otra parte, Agustín Casado, que resultó lesionado con un edema en el ligamento interno de la rodilla, ha vuelto a los entrenamientos con aparente normalidad.

Compartir