El rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, posa ante los medios durante la entrevista.
El rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, posa ante los medios durante la entrevista. / europa press
Publicidad

El rector de la Universidad de Burgos (UBU), Manuel Pérez Mateos, apostó por un pacto de Estado que aborde “los grandes problemas” de la universidad española, como los relativos a su financiación, mayor aproximación a lo que la OCDE invierte en I+D+i y política social de becas. Pérez Mateos explicó, en declaraciones a los medios, que los actuales problemas de la universidad española pasan también por la uniformización de la tasas de matrícula y un mayor apoyo a los programas de movilidad, entre otras cuestiones.

A punto de finalizar su primer año completo como rector del campus burgalés, Manuel Pérez Mateos señaló que, en lo que a la UBU se refiere, los retos a los que se enfrenta la Institución académica son mejorar la calidad en todos sus ámbitos de actuación, lograr una mayor implicación en el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (Cenieh) y una mejor coordinación, tanto en materia de docencia como de investigación, con los responsables del Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

Empleabilidad

Entre los retos de la UBU, también figura aumentar la empleabilidad de los egresados, la oferta de titulaciones, bajo los criterios de demanda, empleabilidad y máxima calidad, y equilibrar aún más la plantilla docente, mejorando para ello la proporción de personal con vinculación permanente, así como mantener la competitividad investigadora, incrementar el número de estudiantes y aumentar la implicación social.

En materia de internacionalización, el rector de la Universidad de Burgos destacó el “trabajo intenso” realizado en esta materia y que, a su juicio, a contribuido a “un momento muy interesante”.

En este sentido, explicó que la UBU es la séptima universidad pública española en cuanto al porcentaje de alumnos salientes a través de un programa de movilidad internacional, ocupa la décimo segunda posición a nivel nacional en cuanto a extranjeros que la visitan y es la primera de Castilla y León, junto a Salamanca, en la zona de Asia y Oceanía, además de situarse en el segundo puesto en cuanto al número total de internacionales y la primera en la zona de América Latina y El Caribe en programas ‘Credit mobility’ y ‘Degree mobility’. “Creo que el campus burgalés está mucho más abierto a la movilidad que muchas otras universidades españolas”, ha añadido.

En cuanto al año 2017, el rector de la Universidad de Burgos señaló que ha sido una anualidad “fructífera” y “muy ilusionante”, de la que ha destacado la “altísima productividad” investigadora alcanzada. Al respecto, explicó que el campus burgalés posee en estos momentos 27 proyectos europeos vivos, lo que le sitúa en el liderazgo de la región, un 56 por ciento de las publicaciones científicas en el primer cuartil y un 63 por ciento de liderazgo a nivel internacional, según el ranking ‘Scimago Lab’.

Compartir