Un portero detiene el lanzamiento sin miedo a hacerse daño en la caída gracias a la colchoneta puesta al efecto. / MARTA HERRERO
Publicidad

La escuela de porteros StopGol llevó a cabo en el pabellón Pedro Delgado un clínic para guardametas en el que casi medio centenar de chicos y chicas de todas las edades tuvieron la oportunidad de disfrutar con los originales ejercicios que les propusieron los profesores de la escuela, bajo la coordinación de César Arcones y Marta García, con Alberto Sanz ‘Mordi, Jorge Cárdaba y Ángel Encinas enseñando a los participantes la mejor manera de realizar los ejercicios.

La cancha del Pedro Delgado se dividió en cuatro zonas de trabajo, donde los porteros llevaron a cabo una serie de acciones para mejorar sus capacidades bajo los palos. Redes reboteadoras, colchonetas, balones de playa, pelotas de tenis, balones de fútbol sala… todos estos elementos, más las ganas de mejorar que mostraron los deportistas, propiciaron que la mañana deportiva en el pabellón Pedro Delgado se viviera bajo un gran ambiente y que los jóvenes participantes, repartidos en grupos de edad y en tramos horarios para disponer de una atención más personalizada, disfrutaran de una jornada distinta, y comenzaran el año haciendo deporte, que es lo que más les gusta.

Compartir