Seúl acepta la oferta de diálogo de Kim Jong Un y propone una reunión

Corea del Sur propone a Corea del Norte celebrar conversaciones de alto nivel el 9 de enero

39
Soldados norcoreanos y soldados surcoreanos en la frontera entre ambos países. / efe
Soldados norcoreanos y soldados surcoreanos en la frontera entre ambos países. / efe
Publicidad

El Gobierno de Corea del Sur aceptó la propuesta de diálogo que ofreció el líder norcoreano, Kim Jong Un y planteó mantener conversaciones de alto nivel con Corea del Norte el 9 de enero sobre la participación de Pyongyang en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en PyeongChang.

La actitud de Seúl de aceptar el guante lanzado astutamente por Kim Jong Un podría abrir una brecha en la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos que se mantiene desde hace 70 años. La manera de encarar la escalada de tensión con Corea del Norte distanció a Washington y Seúl desde que el presidente estadounidense Donald Trump llegara a la Casa Blanca y su homólogo surcoreano, Moon Jae In, ganara las elecciones en Corea del Sur.

Moon es un liberal y desde el principio abogó por soluciones diplomáticas, mientras que Trump ha trabajado con dureza para incrementar las sanciones contra Pyongyang y estrangular económicamente al régimen comunista.

Hasta hace poco, Kim Jong Un despreció a Moon al que trató como un lacayo de EEUU pero en su alocución de Año Nuevo, Kim Jong Un cambió el tono y el contenido de su mensaje hacia su vecino del Sur, quizá como una manera de socavar la alianza entre Seúl y Washington y para abrir una nueva brecha entre Moon y Trump. Y es que Corea del Norte es consciente de que la estrategia de Washington necesita obligatoriamente del apoyo de Corea del Sur, además del de China.

Washington podría no tomarse de manera positiva que el gobierno surcoreano proponga sentarse a dialogar con Pyongyang después de que su líder amenazara directamente al país norteamericano en su discurso de Año Nuevo con utilizar su arsenal nuclear y dijera que “todo” el territorio estadounidense está “al alcance de nuestras armas nucleares”, añadiendo además que “siempre” tiene “un botón nuclear” en su escritorio.

Pese a las amenazas de Kim, el ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung Gyon, propuso que los encuentros entre ambas Coreas tengan lugar en la localidad de Panmunjom, ubicada en la Zona Desmilitarizada, según informó la agencia noticias Yonhap.

“Ya hemos expresado nuestra voluntad de entablar un diálogo con Corea del Norte en cualquier momento y en cualquier formato, siempre y cuando ambas partes puedan discutir la restauración de sus relaciones y la paz en la Península de Corea”, dijo el portavoz presidencial Park Soo-Hyun.

La propuesta fue formulada poco después de que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, pidiera “medidas rápidas” por parte del Gobierno para garantizar la participación de Corea del Norte en el evento deportivo.

“Espero que el Ministerio de Unificación y el Ministerio de Cultura y Deportes desvelen medidas de seguimientos para restaurar rápidamente el diálogo bilateral y permitir la participación de la delegación norcoreana en los Juegos Olímpicos de PyeongChang”, dijo.
Las palabras de Moon llegaron después de que el líder norcoreano, Kim Jong Un, expresara su voluntad de enviar una delegación y discutir con Seúl sobre su participación en los Juegos Olímpicos de PyeongChang.

El líder norcoreano sostuvo en su mensaje que los juegos de invierno serán una buena ocasión para su país y expresó su esperanza sincera en que la cita deportiva sea un éxito. En este sentido, aclaró que Pyongyang está preparada para dar diversos pasos, incluido el envío de una delegación.

FuenteEuropa Press
Compartir