Publicidad

La jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira, en funciones de guardia, decretó ayer prisión provisional incomunicada y sin fianza para José Enrique Abuín Gey, “sospechoso de haber acabado con la vida de Diana Quer” y de haber intentado raptar a otra joven el lunes en Boiro. El hombre, conocido como ‘el Chicle’, se acogió a su derecho a no declarar ante la magistrada.

Entre una gran expectación mediática, a su llegada a los juzgados, fue recibido entre insultos e increpado por un grupo de jóvenes que regresaban de celebrar la fiesta de fin de año. Tras el autor confeso de la muerte de Diana Quer, entraron en el edificio miembros de la Policía Judicial portando cajas de pruebas.

«A la altura a la que hemos llegado, intentar que las cosas se hagan lo mejor posible, para que este señor responda del delito y de la muerte de una persona que estaba en la flor de la vida, nos podría haber pasado a cualquiera. Gracias a Dios, nuestra sociedad tiene una respuesta» juan carlos quer

Con el hombre ya a disposición judicial, la jueza dedicó casi tres horas a revisar el “voluminoso” atestado relacionado con la detención antes de tomar declaración a ‘el Chicle’.

Finalmente, tras una maratoniana jornada de seis horas, la jueza emitió un auto en el que envía a prisión a ‘el Chicle’, que poco después de las 15.00 horas ha salido del edificio judicial en dirección a la cárcel de Teixeiro.

Investigación

Según recoge el auto, y a la espera de lo que “depare la instrucción”, Enrique Abuín es sospechoso de haber cometido los delitos de detención ilegal en grado de tentativa y de robo con violencia en relación al intento de secuestro de una joven hace una semana. La calificación se hace de forma provisional a la espera, que estima que se confirme, de que el detenido hubiese tratado de atentar contra la integridad sexual o la vida de la víctima.

Además, en relación al caso Diana Quer, se le investiga por un delito de detención ilegal y un homicidio doloso, “sin perjuicio de que el avance de la investigación pueda permitir otras calificaciones más graves, como la de asesinato”.

La jueza acordó su ingreso en prisión por entender que existe “riesgo de fuga y de reiteración delictiva”, así como para “evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas”. Al investigado le constan antecedentes judiciales contra la seguridad vial y contra la salud pública.

La incomunicación se adopta a petición del Ministerio fiscal debido al “elevado riesgo de destrucción de fuentes de prueba por parte del investigado”, y en particular, “de que este pretenda influenciar en la declaración de los testigos de los hechos, lo que podría frustrar el buen fin de la investigación”.

Casi 500 después de su desaparición el 22 de agosto de 2016 en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal, la Guardia Civil halló este domingo el cuerpo de la joven madrileña Diana Quer en una nave abandonada de la parroquia de Asados, en el también municipio coruñés de Rianxo.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir