grua-municipal
La grúa municipal retira un vehículo mal aparcado. / KAMARERO
Publicidad

El último pleno del año aprobó la liquidación del año 4 del contrato del servicio de inmovilización, retirada y traslado de vehículos de la vía pública, conocido popularmente como la grúa municipal, que opera cuando los conductores cometen alguna infracción u obstaculizan el paso en una situación de emergencias. Este servicio supone un coste anual de 127.367 euros al Ayuntamiento de Segovia, según informó el portavoz del equipo de Gobierno, Alfonso Reguera, quien puntualizó que la recaudación por la correspondiente tasa de retirada de vehículos fue de 43.011 euros entre julio de 2016 y el mismo mes de este año.

Para el Grupo Municipal Popular, estas cifras demuestran que “el servicio está sobredimensionado”, en palabras del concejal Juan Antonio Miranda, y se trata de “un servicio más que el Ayuntamiento tiene que hacer reequilibrio económico en favor de la empresa adjudicataria”. Por ello, Miranda planteó varias cuestiones al equipo de Gobierno, como si el servicio es igual un día laborable que un puente festivo o si a la concesionaria le da igual el número de vehículos que retira.

Ante estas cuestiones, el concejal de Tráfico, Ramón Muñoz Torrero, recordó que el contrato con la empresa adjudicataria se realizó en el año 2013 y entonces se hacían muchos más servicios que ahora. Esta bajada la achacó el edil a que los segovianos son ahora más cívicos y conocen mejor la normativa de Tráfico de la ciudad, por lo que la grúa tiene menos ‘trabajo’, algo que “es motivo de felicitación”, según Muñoz Torrero.

Aún así, apuntó que cuando termine la actual contrata el Ayuntamiento estudiará la manera adecuada de plantear el servicio y, seguramente, se redactarán unas bases distintas.

Como réplica, Miranda propuso al equipo de Gobierno que se municipalice el servicio, de modo que esté controlado de manera directa por el Ayuntamiento y se ajuste, así, a las necesidades reales que tiene Segovia. Esta propuesta proveniente de la bancada popular sorprendió en el Grupo Socialista, y su portavoz, Alfonso Reguera, aprovechó su primera intervención —ya hablando de otro asunto del orden del día— para asegurar que “lo que me faltaba por ver es que el PP pida la municipalización de servicios”.

Compartir