Publicidad

Dicen los médicos veteranos y los directivos del Hospital General que en Segovia hay tres nacimientos al día, pero esta media ha empezado a quebrarse en los últimos ejercicios y ayer se incumplió. Mientras otras ciudades celebraban la llegada del primer niño de 2018, Segovia seguía sin abrir su registro anual de nacimientos y se convertía en la única provincia de Castilla y León sin alumbramientos en el día de Año Nuevo. Desde el año 2000 no se había producido una ausencia similar en el hospital segoviano.
Los paritorios del Hospital General estuvieron vacíos durante toda la noche de Fin de Año y así permanecían ayer al cierre de esta edición. El último parto de 2017 tuvo lugar a las siete de la tarde, cuando nació Aitor, un bebé de 3,350 kilogramos, según han informado fuentes del Complejo Asistencial de Segovia.

En el registro nacional triunfa una niña catalana llamada Raisa. Su alumbramiento ha tenido lugar cuando pasaban apenas unos segundos de la medianoche en el Hospital del Mar de Barcelona y ha pesado 2 kilos y 790 gramos, según informa Europa Press.

Pocos segundos después de las campanadas, en Extremadura, llegaba al mundo el segundo bebé español del año, Dylan, que ha nacido a las 00.01 horas en el hospital Virgen del Puerto de Plasencia (Cáceres) y ha pesado 3 kilos y 300 gramos. Los padres del pequeño viven en la localidad cacereña de La Pesga. El tercero ha sido el madrileño Derek Manuel, de madre nicaragüense y padre español, que ha nacido 18 minutos después del cambio de año en el Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón y con un peso de 3 kilos y 680 gramos, según ha informado la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Castilla y León

En Castilla y León, a las 01.24 horas veía la luz por primera vez una niña llamada Aura en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Aura, hija de Angélica y Óscar, ha pesado al nacer 3,070 kilos.
Poco después ha nacido un niño llamado Uriel, primer bebé alumbrado en la provincia de León, que ha llegado al mundo a las 1.30 horas con un peso de 2,930 kilos y 49 centímetros.
Por su parte, una niña ha sido el primer bebé nacido en Salamanca este recién iniciado año 2018. Hija primogénita de una mujer de 40 años, ha nacido en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca a las 2.27 horas con un peso de 2,880 kilos.

Manuel, hijo del soriano David y de la palentina Lorena, es el primer niño del 2018 del registro de Soria. El parto ha culminado a las 3.10 de la madrugada de este 1 de enero, el bebé ha pesado 3.225 gramos y ha medido 49,5 centímetros. En 2017 hubo que esperar hasta el 3 de enero para conocer al primer soriano en un año en el que hubo 559 nacidos en 548 partos, doce gemelares. De esos 559, 280 fueron niñas y 279 niños.

En el caso de Zamora, el primer bebé del año se llama Alan y ha nacido a las 9.40 horas de este 1 de enero con un peso de 2,920 kilos y 48 centímetros de largo. Su madre, Eva, residente en la capital zamorana, ha podido dar la luz por parto natural.

Gemelos en Ávila

El primer bebé del año en llegar en Ávila ha sido una niña, Daniela, que ha nacido acompañada de su hermano Santiago. Han nacido a las 11.00 horas del día de Año Nuevo en el Complejo Hospitalario de Ávila en un parto gemelar, ha informado el centro sanitario. La niña ha pesado al nacer 2,270 kilos y su hermano 2,930 en un parto con cesárea.

En el caso de Burgos, una niña llamada Tamara ha sido el primer bebé del año en la provincia. Ha nacido a las 11.12 horas en el Hospital Universitario de Burgos.
En Palencia, el primer bebé en llegar ha sido una niña llamada Emma, hija de Carmen y Pablo, que ha nacido en el Hospital Río Carrión a las 11.58 horas de este día 1 con un peso de casi 3,8 kilos y 51 centímetros de estatura.

Compartir