Galindo-IU
Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida, durante el pleno del pasado viernes, defendiendo su moción. / MARTA HERRERO
Publicidad

A vueltas con el acuerdo de Bankia y la Fundación Caja Segovia siguen Izquierda Unida y UPyD – Centrados en Segovia, que buscan que se conozcan los detalles de dicho acuerdo por el que el banco condonaba la hipoteca que pesaba sobre el Torreón de Lozoya y otros inmuebles de la ciudad.

Por ello, Ángel Galindo, portavoz de IU, elevó al pleno una moción en la que pedía a la corporación su apoyo para que el Ayuntamiento instara a la Fundación Caja Segovia a hacer público el acuerdo y que Andrés Torquemada, patrono en la Fundación, solicitara en el Patronato esto mismo.

Según argumentó Galindo “la firma de dicho acuerdo, tras el cual la Fundación retiró su acusación en el proceso, ha provocado un grave daño patrimonial a la sociedad segoviana en su conjunto, y ha evitado que se juzguen posibles delitos de administración desleal tras el sobreseimiento del caso ante la ausencia de acusación particular”.

Desde UPyD, su portavoz, Cosme Aranguren, reiteró la necesidad de que publiquen los detalles de dicho acuerdo porque “eso ha conllevado la retirada de la Fundación como acusación particular”; mientras que para al Grupo Municipal Popular, la necesidad de que se haga público el acuerdo radica “en la transparencia”, según su concejal Darío Reques.

Sin embargo, para el equipo de Gobierno, “Bankia y la Fundación Caja Segovia son entidades privadas y el Ayuntamiento no tiene derecho a exigirles nada”, dijo su portavoz, Alfonso Reguera, quien añadió que “podemos hacer que la burra vuelva al trigo y volver a preguntar las competencias al Protectorado de Fundaciones”.

Para Reguera, está claro que “el Ayuntamiento de Segovia no puede ser tutelador de acuerdos entre terceros, eso es forzar mucho”. Sin embargo, Galindo insistió en que no se trata de tutelar ni de forzar nada, sino de solicitar una información a una entidad, y que luego sea ella la que decide si lo hace público o no.

“Una moción es una declaración de intenciones y no nos metemos en nada, es solo una solicitud, porque hay una indignación social”, arguyó el portavoz de IU.

Además, dijo en respuesta a Reguera, que “los primeros en
traer la Fundación al pleno del Ayuntamiento fueron ustedes, con la propuesta de Andrés Torquemada como patrono (…) Es una cuestión de transparencia (…) La gente quiere que se haga justicia y conocer la verdad, no es una cuestión política de Izquierda Unida”.

Finalmente, Galindo contó con los votos a favor de PP y UPyD, pero la abstención de Ciudadanos y los votos en contra del PSOE impidieron que la moción prosperara.

Compartir