Publicidad

Rodeada por pinares y a 46 Km de Segovia, nos encontramos con la localidad de Navas de Oro. El origen del nombre de esta localidad es, en principio, desconocido pero, el historiador local Lorenzo García Echevarría, profesor e historiador que sin ser natural de Navas de Oro (pero sí su mujer), ha escrito dos libros : “Historia de Navas de Oro” y “Navas de Oro en imágenes del siglo XX”, con los que ha conseguido agrupar la historia del pueblo evitando que permaneciera desperdigada. En sus obras propone, entre otras cosas, que la palabra celta “Nava”, que significa “lugar bajo y húmedo” y “Oro” como una derivación fonética del nombre “Ataulfo”, que podría ser el propietario de esas tierras, dieran su nombre a la localidad.

El nombre de la aldea de “Navas Dolfo”, aparece por primera vez en el año 1210 en un documento que refleja las disputas territoriales entre las Villas de Cuéllar y Aguilafuente, en tiempos del rey Alfonso VIII aunque las disputas territoriales no terminan allí pues, en el año 1258, las Villas de Coca y Cuéllar protagonizarían otras tantas disputas que, en este caso, darían como resultado una circunstancia que ha influido de manera muy importante en la historia del pueblo hasta el siglo XIX: La división en dos barrios de la aldea por mandato del rey Alfonso X El Sabio y, la calle de la Raya, que por eso recibe este nombre, fue la encargada de mostrar el límite entre uno y otro.

Navas de Oro quedó entonces dividido en dos barrios con “dos concejos, dos justicias y dos parroquias”, lo que planteó no pocos problemas a los vecinos hasta que en 1720 se firmó una Concordia que suponía la unión de los dos barrios pero, esta no se ejecutó hasta 1842 de forma efectiva cuando, a través de un Oficio del Regente Espartero ejecutado por la Diputación Provincial, se ordenó la unificación de ambos barrios en uno solo, con una justicia y un Ayuntamiento, bajo el nombre de Navas de Oro.

El casco urbano de Navas de Oro se encuentra en una zona más baja que su entorno y está rodeado por pinares. De las más de 6100 Hectáreas que tiene su término municipal, casi 4000 hectáreas son superficie forestal. Su suelo está formado por arenas silíceas del Cuaternario que se encuentran a 3-5 metros de profundidad y, su principal mineral es el feldespato. En su término se encuentran con frecuencia lagunas o navas (de ahí el nombre) y, entre ellas destacan La Laguna del Rincón de la Vega, de Pero Rubio, de La Magdalena y de Pellejos.

La fauna del entorno de Navas de Oro está formada por corzos, conejos, zorros, perdiz, águilas, grullas… y, la flora está formada, principalmente, por pinos pero, también por sabinas y chopos y, en algunas épocas del año, se encuentran hongos como el níscalo o las setas de cardo en sus montes y pinares.

Desde el punto de vista económico, la localidad de Navas de Oro vive de la agricultura, la ganadería, la resina y de los servicios porque en el apartado “industria”, hay pocos ejemplos aunque hace algún tiempo se ha puesto en marcha una industria de resinas que está dando sus primeros pasos.

La localidad está viendo cómo su población ha disminuido paulatinamente siendo actualmente unos 1360 vecinos (2016) mientras, en 1960 llegaban a los 2100 y, a 1655 en 1990. Lo bueno que los jóvenes no han perdido el interés por permanecer en el pueblo y, siempre que el acceso a un empleo se lo permite, lo hacen, aunque Navas de Oro tenga, como todos los pueblo de la provincia en general, una población envejecida.

Un pueblo con dos barrios Es una de las principales diferencias que Navas de Oro tiene frente al resto de los municipios de España y posiblemente del mundo pues, Navas de oro es la suma de dos pueblos diferentes: Navas de Oro de Cuéllar y Navas de Oro de Coca, pertenecientes, hasta el día 1 de enero de 1842, a dos comunidades de Villa y Tierra diferentes, la de Coca y la de Cuéllar.

Patrimonio Para repasar todos los rincones de interés que guarda Navas de Oro, comenzamos la visita, en la Iglesia de Santiago, un edificio de estilo barroco, realizado con ladrillo, que cuenta con una espadaña en su exterior y varios retablos en el interior. Además, este templo tiene otras grandes joyas como una Cruz Procesional realizada en plata, en la Segovia del siglo XVI por el platero Antonio Oquendo, uno de los mejores artesanos de la plata de todos los tiempos.

Esta visita puede extenderse a la torre con el reloj que perteneció a la antigua Iglesia de Santa María y es de estilo gótico-mudéjar (Siglo XV), cuyo reloj original está en el Ayuntamiento y aún funciona (El reloj que se ubica en la torre es más moderno). Este reloj tiene cuatro esferas que se dirigen a los cuatro puntos cardinales.

Siguiendo con el repaso a los lugares de interés, lo primero que se ve de Navas de Oro cuando nos acercamos al municipio son las Chimeneas de las Antiguas Fábricas de Resinas que se ubicaron en el pueblo alcanzando los 40 metros y que hoy son los restos de una esplendorosa industria y están en vías de ser declaradas Bien de Interés Cultural Etnológico. Y no podemos olvidar la visita a la ermita del Santo Cristo del Humilladero.

Destaca también su Museo de la Resina, ubicado en los antiguos lavaderos para mostrar a los visitantes la gestión del monte para su resinación, los oficios integrados en este gremio como el de “peguero”(que obtenía la pez de tocones, teas y sarro) y una maqueta de una fábrica de resina. El museo muestra, además, herramientas de este oficio, fotografías de Mariano Cáceres, fotógrafo de la localidad y, curiosidades de este negocio entre las que se encuentra la competencia que este producto tiene con otros de origen sintético y con la competencia de China.

Sobre las pegueras (construcción de ladrillo circular u ovalada, cubierta por falsas cúpulas y recubierta por barro, en la que se quema resina o restos de miera, para obtener la pez), en estos momentos solo quedan algunas, de propiedad particular en algunos “corrales” de la localidad. Hubo una peguera en un lugar conocido como “La Cañada” que fue la última que funcionó, propiedad del último peguero de toda España, el Sr Priscilo (que aún vive), pero se hundió. Después se construyó una nueva en la zona del “Sumidero” que ha funcionado solo una vez y que el Ayuntamiento de Navas de Oro quiere poner en marcha como demostración de un pasado que debe ser recordado.

Fiestas Entre las fiestas más importantes que esta localidad celebra a lo largo del año encontramos la de Santa Águeda, que organiza la Cofradía de Santa Águeda en febrero; San Antonio de Padua como fiesta patronal, el 13 de junio; San Isidro Labrador como fiesta de los agricultores y ganaderos en la que se saca al Santo en procesión para bendecir los campos, en mayo; Santiago Apóstol, patrón de la parroquia, en julio; y, San Cristóbal, el segundo fin de semana de julio.

Navas de Oro hoy Ladislao González García (IU), alcalde de Navas de Oro desde 2007 a 2011 y, con posterioridad, desde 2015 hasta ahora, se ha propuesto alargar el carril bici como uno de los principales propósitos del año que empieza ahora. Si “los dineros” llegan para ello, su intención es alargar esta vía destinada al ocio, 1 kilómetro más. Este carril es paralelo a la carretera de Coca.

El alcalde comenta también que están a punto de “pedir la subvención” que les permitirá cambiar las 426 farolas que les quedan con el antiguo sistema, a led. En este momento tienen el proyecto en la mano y, de hecho, a finales del año 2015 cambiaron más de 200, ahora su intención es cambiar “de golpe” todas las restantes.

Como proyecto y urgente, Ladislao González nos cuenta que tienen que hacer algunas mejoras en la piscina municipal como hacer un vaso perimetral alrededor de la misma porque “si no nos cierran”.

Para terminar, el alcalde comenta que entre los proyectos a realizar durante 2018, si el presupuesto lo permite, está “arreglar” dos casas, que están en el mismo edificio del Ayuntamiento y que antiguamente eran las casas de los maestros, para realizar dos viviendas destinadas al alquiler social.

Dónde Comer y dormir Entre los lugares donde podemos disfrutar de productos de máxima calidad, tenemos el Restaurante “La Chuleta”, creado por Amalio “Zurraspas” en los años sesenta, con piñones, asados en horno de leña y carnes a la parrilla, acompañadas por sus famosas “patatas al ajillo”, como los que hoy se pueden degustar. Pero también el Restaurante “La Esquina”, Restaurante San-Bar Discoteca, Bar Banquetes T´MOTES, Restaurante Merendero Terencio (Especialidad en patos asados).

Para dormir, Navas de Oro ofrece diferentes posibilidades como El Caserón del Abuelo, al que la Junta de Castilla y León ha otorgado la categoría de cuatro estrellas. Es ideal para familias y grupos, tiene capacidad para 12-16 personas.

En ella encontramos accesibilidad para discapacitados, chimenea, bicicletas al servicio de los huéspedes. En el exterior destaca la piscina y la barbacoa que conseguirán que las vacaciones sean únicas.

Otra posibilidad es La Gaviota y la Caseta del Peguero, son cuatro casas, tres de ellas están juntas, su capacidad alcanza desde 2 hasta 26 personas, según si se alquila una o varias a la vez. Esta casa era un edificio de una antigua fábrica de resinas que ha sido rehabilitado utilizando materiales nobles. Dispone de piscina, pista de pádel y barbacoa.

Y, además, El Caserón de Navas de Oro, un caserón medieval de mediados del siglo pasado. La capacidad es de 31 personas y, entre otros servicios ofrece piscina y pista de pádel.

Receta
Se llama Josefina y es de Navas de Oro, donde aún hoy sigue residiendo. Cuando le pedimos una receta que nos permita conocer más de nuestras tradiciones nos contestó que como hay muchos platos que “los conoce todo el mundo, ya no se hacen matanzas y estamos perdiendo la costumbre… Yo, como sigo haciendo matanza, he pensado que una opción interesante eran las morcillas de calducho” y, añade que “me salen muy bien”.

Josefina nos contó que la temporada de matanzas comienza en el puente de la Constitución, cuando la gente “aprovecha y hace la matanza”. Las matanzas, que son una gran fiesta familiar y de vecinos (pues, todos se ayudan entre ellos para que sea más fácil), es todo un acontecimiento social. De hecho, Josefina reconoce que “pese a que hoy se puede comprar todo lo que se obtiene de la matanza, lo sigo haciendo porque ese día vienen todos mis hijos” En el caso de Josefina, ella tiene “cuatro hijos mayores que echan una mano” pero antes, sus tías o sus familiares, ayudaban.

Si nunca pensó hacer morcillas pero no se asusta con los retos, tomen nota, merece la pena:

Morcillas de Calducho. Josefina, Navas de Oro Josefina utiliza las tripas del cerdo de la zona cular, que son más estrechas. Las limpia bien y las corta en trozos de 25 centímetros. Para la realización de la masa de la morcilla se utiliza el entresijo del cerdo (pliegue que une el estómago y el intestino con las paredes abdominales de algunos animales).

Los entresijos de un cerdo son para un kilo de arroz, dos kilos de cebolla, ajo, sal, cominos, pimienta, clavo, pimentón, la sangre del cerdo (se utiliza la primera sangre que sale cuando se pincha al animal mientras se le da vueltas para que no se coagule) y, si así se prefiere, se puede dar un toque de canela.

Todo lo anterior se corta en trozos muy pequeños y se mezcla con la sangre. Se mete en los trozos de tripa, se atan los extremos con hilo de matanzas y, se van echando a un “perolo” o cazuela grande a cocer lentamente durante un tiempo que estará determinado por varias variables como el grosor de las tripas. Se van pinchando las morcillas con una aguja de hacer punto, que sea fina y, “cuando pinchas y ves que no sale color rojo, como si fuera sangre, ya estarán hechas”.

El calducho es un manjar aparte. Para hacerlo solo se tiene que elaborar más el caldo de cocer las morcillas. Se rehoga cebolla, ajo y pimentón, se echa laurel y las mismas especias que a la morcilla (menos la canela) y se va ajustando la cantidad de todo hasta que se da el “toque” final porque todo es “un poco a ojo” y…. ¡Ya está!

NAVAS DE ORO EN POCAS PALABRAS

Distancia: 46 Km a Segovia.

Población: 1.360 hab (2016).

Alcalde: Ladislao González (IU).

Patrimonio:
— Iglesia de Santiago, estilo
barroco.
— Torre del reloj, iglesia de Santa María, gótico-mudéjar (siglo XV).
— Chimeneas de las antiguas fábricas de resinas.
— Ermita del Santo Cristo del Humilladero.
— Museo de la Resina .
— Pinares.
— Lagunas.

Fiestas:
— Santa Águeda, febrero. Organizada por la Cofradía de Santa Águeda.
— San Antonio de Padua, 13 de junio, fiesta patronal.
— San Isidro Labrador, mayo.
— Santiago Apóstol, julio. Patrón de la parroquia.
— San Cristóbal, segundo fin de semana de julio.

Dónde comer:
— Restaurante La Chuleta.
— Restaurante San-Bar.
— Bar Banquetes T´MOTES.
— Restaurante Merendero
Terencio.

Dónde dormir:
Casas Rurales:
— El Caserón del Abuelo.
— La Gaviota y la Caseta
del Peguero.
— El Caserón de Navas de Oro
www.toprural.com

Compartir