Publicidad

La sucesión de días festivos, con los centros de salud cerrados, unido a la proliferación de infecciones víricas dispara la actividad de las consultas de Urgencias de Atención Primaria de la capital y de los pueblos de la zona de salud ‘Segovia Rural’, concentradas en el edificio del ‘Segovia III’ de Vía Roma. La sala de espera está llena continuamente y las asistencias a domicilio y residencias de ancianos se suceden sin parar hasta el punto de que los profesionales sanitarios aseguran que el servicio de urgencias de atención primaria estos días está “desbordado”. Durante el pasado fin de semana, unido al lunes festivo de Navidad, se dobló el número de asistencias atendidas y los equipos sanitarios temen que la situación se repita este final de año.

Los registros de la Gerencia del Área Integrada de Atención Primaria y Especializada muestran que el pasado sábado, día 23, en las consultas del SUAP del barrio de San Lorenzo se atendieron 230 urgencias, el día 24 la cifra subió a 266, y el día 25 bajó a 198. Para ayudar a interpretar estos registros, la coordinadora del ‘Segovia Rural’, Dolores Piñuela de la Calle, recuerda que la actividad media del servicio de Urgencias se sitúa en torno al centenar de pacientes por día.

Aunque no se ha llegado a los récords de más de 300 enfermos vistos en un día que algunos de los actuales profesionales soportaron en 2015 y 2016, los mismos médicos aseguran que estas navidades están “sobrecargados” y el servicio “saturado”. “No paramos ni de noche ni de día —comenta una doctora—y la sala de espera no se despeja más que de doce de la noche a la una de la madrugada, en los festivos”.

Guardias

Los servicios de urgencias de Atención Primaria de la capital y del Segovia Rural, cubren las guardias cuando los centros de salud cierran. En estos dos últimos fines de semana del año, desde las tres de la tarde del viernes hasta las ocho de la mañana del martes, ya que los lunes son festivos. “Cuando abrimos ya hay pacientes esperando y en la primera hora puedes ves a diez” indica una facultativa que está haciendo las guardias esta semana.

A la presión que hay en consulta, hay que añadir los avisos que hacen salir a médicos y personal de enfermería a domicilios de la ciudad y de los pueblos. Hay que tener en cuenta que la zona de salud ‘Segovia Rural’, que incluye 39 municipios, se extiende por pueblos como Torreiglesias, Ortigosa del Monte, Valverde del Majano o Palazuelos de Eresma. Los equipos que hacen guardias en el centro de Vía Roma también deben acudir a las llamadas que reciben desde 13 residencias de ancianos de la capital y de la zona rural.

Dolores Piñuela destaca la alta capacidad resolutiva de los servicios de urgencias de Atención Primaria (SUAP), que alcanza al 90 por ciento de los casos. También indica que más del 60 de los pacientes que en estas fechas atienden durante las guardias son niños.

Patologías

En cuanto a las enfermedades más frecuentes con las que se están encontrando en la navidades de 2017 los médicos y las enfermeras que dan atención continuada desde el centro de Vía Roma, destacan, por encima de todas, las gripes y los resfriados. “Hay una gran coincidencia de infecciones víricas; también hemos tenido conjuntivitis y gastroenteritis y en los niños ‘anginas’ y alguna contusión leve”, dice la doctora Piñuela.

Compartir