Sanidad mantiene abierta la posibilidad de vacunarse frente a la gripe aunque la campaña terminara el día 15. / KAMARERO
Publicidad

La epidemia gripal ha hecho su aparición en los hogares y centros de trabajo segovianos con la entrada del invierno y en los primeros días de circulación se está moviendo con suavidad pero concentrado su ataque en la población menor de 15 años.

La presencia del virus de la influenza (como se conoce también a la enfermedad de la gripe) ya ha superado el umbral epidémico en Castilla y León al rebasar la tasa, establecida en 50 casos por cada 100.000 habitantes. La barrera se superó en la semana 50 del año con 82,38 casos por cada 100.000 habitantes y se ha mantenido en la 51 que va del 18 al 24 de diciembre con 81,21 casos por cada 100.000 habitantes; una actividad que todavía se considera baja y aún no marca la habitual línea ascendente, según ha comentado el jefe Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social, César Montarelo Almarza.

La explicación en parte es debida a que los virus detectados en la Red Centinela son mayoritariamente del tipo ‘B’ y en menor medida del tipo ‘A’ que “es el que va a traer la epidemia más explosiva”, según advierte Montarelo. El virus ‘A’, que se el que se asocia a la fuerte invasión gripal sufrida en Australia y que los epidemiólogos temen viaje de uno a otro hemisferio, ha aparecido por primera vez esta temporada en la semana de Navidad en Segovia. En sus primeros movimientos la gripe está concentrando su acción en los niños y adolescente y respetando a las personas mayores de 65 años.

Una vez terminada la campaña de vacunación antigripal el día 15 de diciembre, el Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social está recogiendo las dosis que han sobrado en centros de salud y otros puntos de administración para mantener centralizado un arsenal a disposición de las necesidades que se vayan generando.

Resfriados El descenso de las temperaturas y las frecuentes reuniones de personas en sitios cerrados, propias de las fiestas navideñas, facilitan la propagación de otras enfermedades que con frecuencia se confunden con la gripe y que están afectando a los segovianos, como son el resfriado (virus respiratorio sincitial) o las causadas por virus gastroentéricos que provocan diarrea, náuseas, vómitos, dolor abdominal.

Compartir