Publicidad

Jordi Pujol Ferrusola ha abandonado antes de la 19 horas de ayer miércoles la prisión madrileña de Soto del Real, en la que ha permanecido ocho meses, tras abonar la fianza de 500.000 euros y se ha dirigido directamente hacia la Audiencia Nacional, donde el juez José de la Mata ha requerido su presencia.

El primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha salido a pie la cárcel, ataviado con una cazadora, un gorro de lana y portando unas bolsas, por lo que ha pasado desapercibido para muchos de los medios de comunicación que esperaban en la puerta. Después se ha subido a un vehículo todoterreno que le ha llevado hasta la sede judicial, situada en Madrid capital.

Una media hora después, Pujol Ferrusola se ha bajado del coche, ya sin el gorro de lana, y ha entrado rápidamente en el edificio principal de la Audiencia Nacional, donde se encuentra la sede de los juzgados centrales de instrucción. Allí, ha permanecido unos 10 minutos en los que el juez José de la Mata le ha trasladado el requerimiento de que tiene prohibido realizar cualquier gestión con respecto a su patrimonio.

Además, procedieron a comunicarle las medidas cautelares que desde ahora pesan contra él, como son la obligación de comparecencias semanales en un juzgado, la prohibición de abandonar el país y la retirada del pasaporte.

A las 19.40 horas, el hijo mayor de Jordi Pujol y Marta Ferrusola abandonaba la Audiencia Nacional y, al percatarse de ello, los medios gráficos le han seguido para tratar de captar la imagen. Sin embargo, Pujol Ferrusola ha echado a correr por la calle Génova de Madrid, dirección a la Plaza de Colón para tratar de darles esquinazo, ya que el coche que le ha traído desde la cárcel no estaba esperándole en la salida del tribunal.

Rebaja en la fianza

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que investiga el presunto origen ilícito de la fortuna de la familia del expresidente catalán, rebajó la semana pasada la fianza de Pujol Ferrusola de tres millones a 500.000 euros debido a los avances en la investigación.

El hijo mayor de Jordi Pujol y Marta Ferrusola, que tiene embargados la mayoría de sus bienes y cuentas bancarias, ha tardado casi una semana en reunir la nueva cantidad.
El juez José de la Mata envió a prisión incondicional y sin fianza a Jordi Pujol Ferrusola cinco años después de que se destapara un escándalo que constataba que había evadido al extranjero 30 millones de euros en plena investigación judicial.
El instructor del caso Pujol basó su decisión en los últimos informes policiales que alertaban de que el primogénito del clan catalán había aprovechado que había estado cuatro años sin medidas cautelares para poner gran parte del patrimonio familiar fuera del alcance de la Justicia y para seguir en contacto con sus testaferros en todo el mundo.

El juez José de la Mata considera en el auto de prisión de Jordi Pujol Ferrusola que han quedado acreditados “patrones de comportamiento, pautas de actuación, instrumentos y herramientas empleados para generar, ocultar y blanquear activos”.

FuenteEuropa Press
Compartir