El presidente estadounidense, Donald Trump, en la firma de la ley. / EFE
El presidente estadounidense, Donald Trump, en la firma de la ley. / EFE
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó ayer la ley de reforma fiscal que incluye una masiva bajada de impuestos en el país en los últimos 30 años, con un recorte de 1,5 billones de dólares, lo que supone la primera gran victoria de la Casa Blanca, que también ha firmado la legislación para la extensión del umbral de gasto y evitar el cierre del Gobierno.

“Se trata de algo muy importante. La mayor bajada de impuestos en nuestra historia”, aseguró Trump tras estampar su firma en el documento, cumpliendo así su promesa de sacar adelante la reforma antes de Navidades. “¿Mantener mi promesa? Podéis verlo. He mantenido mi promesa”, afirmó.

La normativa, cuyo cambio más relevante quizás sea el recorte del impuesto sobre sociedades del 35% al 21%, así como la exención de la mayor parte de los impuestos sobre beneficios recaudados en el extranjero, representa la mayor reforma fiscal en EEUU desde 1980.

Por otro lado, la reforma garantiza ahora deducciones inmobiliarias, a nivel estatal y local de hasta 10.000 dólares, mientras Trump también consigue modificar parcialmente la reforma sanitaria de su predecesor, Barack Obama, eliminando una tarifa que pagaban algunos estadounidenses sin seguro médico.

Por otro lado, la cámara baja de Estados Unidos pidió a Steve Bannon y Corey Lewandowski, ex estratega jefe del presidente, Donald Trump, y antiguo jefe de campaña del mandatario, respectivamente, que testifiquen voluntariamente en el marco de la investigación que está realizando sobre una supuesta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses.

FuenteEuropa Press
Compartir