Publicidad

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga el presunto origen ilícito de la fortuna de la familia Pujol, ha acordado rebajar de tres millones a medio millón de euros la fianza impuesta a Jordi Pujol Ferrusola para que pueda salir de prisión, en la que lleva desde el pasado 25 de abril.

En caso de que deposite la fianza, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 le impone la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado, retirada de pasaporte y prohibición de abandonar el país.

De la Mata atendió así la petición que había hecho la defensa del investigado, pese al criterio de la Anticorrupción, que había vuelto a oponerse a su excarcelación.
El magistrado investiga al expresidente catalán Jordi Pujol, a su mujer, Marta Ferrusola, y sus siete hijos por el presunto origen ilícito de su fortuna y, en el marco de esta instrucción, ordenó en abril el ingreso en prisión del hijo mayor por los delitos de blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental.

En concreto, el juez le acusa de ocultar al fisco más de 30 millones de euros como resultado de una estrategia con la que se puso en marcha una estructura societaria para evadir el capital al extranjero y de controlar las cuentas de los demás miembros de la familia.

El hijo mayor del expresidente catalán trabajó con distintos testaferros y/o fiduciarios que le permitieron disponer de cuentas corrientes en otras jurisdicciones como México, Andorra, Estados Unidos, Paraguay, Argentina y Panamá, así como realizar inversiones utilizando diversas compañías instrumentales.

En su auto, De la Mata explica que desde que Pujol Ferrusola ingresó en la cárcel de Soto del Real “se ha podido recabar nueva documentación sobre las operaciones realizadas en otras jurisdicciones, ampliar la información disponible sobre las mismas y profundizar el conocimiento y naturaleza de algunas de estas operaciones mediante la emisión de nuevos informes”.

FuenteEuropa Press
Compartir