colegio de medicos
Actuación del mago Héctor Sansegundo en la gala navideña del Colegio de Médicos del pasado año. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Colegio de Médicos de Segovia rendirá mañana martes homenaje a los primeros médicos que trabajaron en el Hospital General, inaugurado en noviembre de 1974, como Residencia Sanitaria de la Seguridad Social Licinio de la Fuente, y fueron los impulsores de la revolución asistencial que introdujo en la provincia de Segovia su apertura.

Desde hace cuatro años, el Colegio de Médicos de Segovia da la bienvenida a estas fechas, al tiempo que despide el año, con una Tarde de Confraternización Navideña en la que la junta directiva del organismo prepara con minuciosidad un programa de entretenimiento que implica al mayor número de facultativos posible. Por este motivo, si el año pasado era el mago Héctor Sansegundo quien contribuía, con sus trucos y su humor, a que la tarde tuviese magia, en este 2017 serán los propios médicos quienes se encarguen de hacer único el evento.

Y es que, mañana martes día 19 de diciembre a partir de las seis de la tarde, momento en que dará comienzo el acto presentado por el periodista Javier de Andrés, por primera vez desde su creación hace unos meses, el Coro del Colegio de Médicos, integrado por cerca de una veintena de colegiados, debutará cantando una serie de melodías propias de la Navidad y otros temas conocidos, y siempre recurrentes en este tipo de ocasiones.

No obstante, esto será después de que el Colegio haya rendido un cálido homenaje a aquellos que hace cuarenta años pusieron en marcha la Residencia Licinio de la Fuente, actual Complejo Hospitalario de Segovia. “Estos profesionales, que en su día fueron pioneros en la atención hospitalaria con unos medios mucho más precarios, ejercieron una gran labor de asistencia sanitaria y fueron referencia para muchos de los que trabajamos en Atención Primaria”, explica Enrique Guilabert, presidente del Colegio de Médicos, quien recuerda que “cuando teníamos alguna duda, hacían de consultores y nos ayudaban a mantener la labor asistencial”.

Entre estos fundadores pioneros estaba el urólogo Pedro Useros, el colegiado más antiguo en Segovia quien estará el martes en la Tarde de Confraternización para recibir un reconocimiento en nombre del resto de sus compañeros, algunos de los cuales no escaparán a un turno de anécdotas sobre aquellos primeros años de atención hospitalaria.

Destrezas artísticas

El acto se completará, como en anteriores ediciones, con algunos de los médicos asistentes dando a conocer sus destrezas artísticas. Habrá quien toque el piano, la guitarra o cualquier otro instrumento, y también quien recite poemas, ya que como afirma el doctor Guilabert, “el objetivo fundamental es pasar un rato de encuentro, de alegría y amistad, y valorar las habilidades artísticas de algunos compañeros de todas las ramas”.

Además, durante la pequeña gala navideña, se dará a conocer a los ganadores del concurso fotográfico convocado por el Colegio de Médicos; un certamen que cada año va calando más y mejor entre los facultativos, que han presentado varias imágenes de mucha calidad.

Alta carga asistencial

Para Enrique Guilabert, el martes se dirá adiós a un año “similar a los precedentes, con una alta carga asistencial que hace que los profesionales estén desmotivados”. El presidente del Colegio de Médicos considera que no se aprecian las mejoras que los médicos llevan reivindicando desde hace tiempo, y reconoce que “lo único que hemos acogido con agrado es la dotación tecnológica en el Hospital”; una tecnología que, por otra parte, apunta, “llevábamos varios años reclamando, porque había una obsolescencia manifiesta que impedía que nuestro Hospital estuviera al nivel que le corresponde”.

Además, Guilabert recuerda que, por la asignación de formación, Segovia ha perdido 4 MIR de Familia, con lo que ello implica; una reducción importante en el número de guardias que hacían, y que tiene una repercusión negativa, tanto para su propia formación como para la carga asistencial. “Cuantos más médicos trabajen, se solventará mejor la capacidad de respuesta ante las sobrecargas asistenciales”.

Compartir