Los bienes están desde hace varios días en el aragonés Monasterio de Sijena por orden directa del ministro de Cultura
Los bienes están desde hace varios días en el aragonés Monasterio de Sijena por orden directa del ministro de Cultura. / EFE
Publicidad

El presiente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, criticó ayer sábado las actuaciones adoptadas por el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en el conflicto de los bienes de Sijena. “El ministro o es tonto o nos toma por tontos”, aseguró.

En declaraciones a los medios de comunicación este sábado en Huesca, Lambán lamentó los recursos interpuestos en el conflicto de las obras por la Generalitat. Desde el 27 de octubre, el Gobierno de España ostenta las competencias de la Generalitat, en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

“El ministro o es tonto o nos toma por tontos, me inclino por la segunda versión, nos toma a los aragoneses por tontos”. De esta forma, ha recordado que Méndez de Vigo dijo en su momento que estaba “para cumplir las sentencias”. No obstante, “los bienes podrían haber llegado al Monasterio de Sijena por orden directa del ministro, sin necesidad de recurrir a las fuerzas de orden público”, algo que finalmente se hizo el lunes, 11 de diciembre, día en el que el Gobierno de Aragón trasladó las piezas del Museo de Lleida a la localidad oscense, en cumplimiento de mandato judicial.

Lambán apuntó que, pocos días antes de la vuelta de las piezas a Sijena, la Generalitat presentó un recurso para impedir su regreso. Además, “hace tres días nos enteramos de que el ministro ha vuelto a presentar otro recurso y ayer nos dice que se había presentado sin que él se hubiera enterado, algo absolutamente inaudito, no es admisible que un responsable político se escude en los funcionarios para tratar de enmascarar sus propias decisiones”.

Aunque para el presidente de Aragón “lo más preocupante” es que este viernes se haya conocido que el ministro tiene “la intención de presentar un recurso de casación ante el Supremo para anular la sentencia de los bienes y que estos vuelvan a Lleida”. Calificó de “muy grave” este paso porque es “volver otra vez a intentar que los bienes vuelvan al Museo de Lleida”. Ha advertido que es algo que el Gobierno de Aragón no estará dispuesto a admitir.

También incidió en que esta situación es “francamente sorprendente” y pone de manifiesto que el Partido Popular está actuando “de parte” y no “como el gobierno de todos los españoles”. Además, sostuvo que el Ejecutivo central está “mucho más próximo” a la defensa de los intereses “absolutamente ilegales e injustos de la Generalitat de Catalunya” que a favor de la defensa de “los intereses legales y justos del Gobierno de Aragón”. También aclaró que esta situación hace que el Gobierno aragonés esté “en permanente estado de alerta” y “absolutamente vigilantes”.

Red de intereses

Respecto a las relaciones de Aragón y Catalunya, Lambán sostuvo que son comunidades autónomas “hermanas” con una red de intereses económicos, sociales, familiares, culturales y de toda índole “absolutamente irrompible”. Agregó que es normal que haya conflictos entre “vecinos”.

“Una cosa es que tratemos de tener una excelente relación con Catalunya, y en general entiendo que la tenemos, y otra que renunciemos a defender nuestros legítimos intereses cuando se plantean conflictos, bien sea en el asunto de los bienes o bien en otro asunto que a veces es objeto de polémica cómo es la política hidráulica”, incidió el presidente.

De esta forma, afirmó que, en el conflicto de los bienes de Sijena, el Gobierno de Aragón no va a ceder “ni un centímetro” en sus “legítimas pretensiones” y en la política hidráulica tampoco. “En lo demás tenderemos permanentemente la mano para tener una buena relación con Catalunya, creo que la entendemos mejor que nadie y la queremos más que nadie, hasta el punto de que siempre he dicho que Aragón tiene que ser puente de relaciones entre Catalunya y el resto de España”.

Lambán también hizo referencia a que el director de los Servicios Territoriales de Cultura de la Generalitat en Lleida, Josep Borrell, advirtiese este lunes de que la operación policial para trasladar 44 obras de Sijena desde el Museo de Lleida puede perjudicar a los aragoneses que viven en la franja y reciben asistencia sanitaria en la capital del Segrià.

“Creo que se está incurriendo en una insensatez absolutamente insoportable”, expresó.

FuenteEuropa Press
Compartir